Noticia

Comparte

7 septiembre, 2017

Huracanes han azotado instalaciones deportivas en RD

SANTO DOMINGO.-El deporte ha sido severamente golpeado por los fenómenos atmosféricos que cada cierto tiempo azotan a la República Dominicana.

Los daños de mayor consideración fueron ocasionados en 1979 por el huracán David, que con vientos que alcanzaron los 240 kilómetros por hora, dejó parcialmente destruidos los pabellones de voleibol y gimnasia del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, afectando notablemente el desarrollo de esas disciplinas.

Los tentáculos del Ciclón David se extendieron hasta muchas de las instalaciones deportivas levantadas hasta ese momento en una buena parte del territorio nacional.

El 22 de septiembre del 1998, el huracán Georges, que como David alcanzó categoría 5 con vientos de hasta 200 kilómetros, se adueñó del escenario, destruyendo un Palacio de los Deportes profesor Virgil Travieso Soto que acababa de ser reparado por el Gobierno.

Georges también se ensañó con los estadios Tetelo Vargas y Francisco Micheli, a los que les derribó torres del alumbrado, paredes y el alucing del “grand stand”.

Las secuelas fueron de tal consideración que ambos equipos se vieron obligados a recesar y el Campeonato Otoño-Invernal de Béisbol Profesional de República Dominicana se realizó nuevamente con cuatro equipos, como ocurría antes de que la Ley de Expansión entrara en vigencia en el 1983 y con ella las nuevas novenas de los Azucareros del Este y los Caimanes del Sur.

Conciente de ello, el Ministerio de Deportes ha tomado una serie de medidas a los fines de mitigar las negativas consecuencias que pudiera tener el huracán Irma, proyectado para “visitar” el país en las próximas horas con vientos aún superiores a los alcanzados por David y Georges.

El ministro Danilo Díaz anunció que los departamentos de Ingeniería Deportiva, de Seguridad y Mantenimiento, principalmente, están en “sesión permanente” para salvaguardar el Centro Olímpico, el Complejo Parque del Este y otros ubicados en las regiones que están en la posible trayectoria de Irma.

Redactores de LISTÍN DIARIO pudieron observar ayer a una brigada de obreros podando árboles que en caso de ser derribados por los implacables vientos pudieran afectar el cableado eléctrico e instalaciones deportivas y la propia sede de Miderec.

Asimismo, trabajaban incesantemente trasladando equipos eléctricos como computadoras, copiadoras y demás hacia zonas más seguras y altas. También estaban enfocados en limpiar el sistema pluvial y sanitario para que haya un adecuado desague en el llamado “principal pulmón de la ciudad”.

“En las provincias que están en Alerta Roja hemos suspendido todas las actividades deportivas y recreativas”, manifestó.

Asimismo, puso a disposición del Comité de Emergencia (COE) al personal de la cartera que está de servicio, incluidos directores provinciales y administrativos.

Díaz dijo que, como de costumbre, el COE también tendrá a su disposición los techados o polideportivos que considere pertinentes para utilizarlos como refugios de damnificados.

Resaltó que todas estas medidas se inscriben en la línea trazada por el presidente Danilo Medina de preservar la vida de los ciudadanos.

“Se han tomado medidas para preservar las instalaciones, que son la segunda pata clave del deporte, después de los recursos humanos”, puntualizó Heriberto Morrison, jefe del Gabinete Ministerial y director general de los Juegos Nacionales.