Noticia

Comparte

9 julio, 2015

Inauguración de Panamericanos accesible para todos

TORONTO. En una ciudad de contrastes, donde se combina lo moderno con lugares en las afueras que parecen haberse detenido en el tiempo, Toronto ya tiene en el tintero una oferta deportiva muy amplia.

Para el ciudadano de a pie en esta localidad de Ontario, encontrar obras de teatro, importantes museos y galerías, sitios de interés para los turistas, conciertos y demás, está a la orden del día las 365 fechas del año. Sin embargo, en el ámbito deportivo, cuando todos hablan de Josh Donaldson y los Azulejos, la cita panamericana va más allá, simboliza el abrir las puertas a la competencia de naciones y el orgullo que representa salir airoso en ella.

Dentro de la amplia diversidad multicultural y las diferencias marcadas que existen entre un sistema financiero conservador y los grandes centros comerciales que pueden tentar al más precavido, Toronto abre el abanico de opciones para todos los bolsillos.

Si el habitante promedio de Toronto no está dispuesto a desembolsar los cien dólares canadienses que cuesta el boleto más económico en el Rogers Centre para la ceremonia inaugural, no tiene de que preocuparse, ya que el comité organizador tendrá varios lugares para que el público pueda ver el evento en pantallas gigantes, y además disfrute de conciertos en vivo durante la velada.

Quienes tengan la idea de disfrutar el acto y explorar las bondades de la ciudad en la activa vida nocturna, podrán reunirse con los que compartan sus gustos, y deleitarse en Nathan Phillips Square, donde además de ver el espectáculo de forma gratuita, tendrán la oportunidad de observar los fuegos artificiales como nunca se han visto en esta ciudad canadiense. Y porqué no, hasta podrían cerrar la jornada degustando lo que está de moda en materia gastronómica, la torta de queso japonesa (Japanese cheesecake), un postre por el que cientos de personas hacen largas colas diariamente, desde las 6 de la mañana hasta la hora de cierre, y que está a la venta a escasa media milla de la plaza donde se vivirá la fiesta en la jornada inaugural.

Eso si, los ciudadanos de Toronto ya se están armando de paciencia porque en la fecha de la inauguración se implementarán varias medidas de tránsito que incluyen el cierre de algunas de las principales vías en el marco de un evento que en Canadá ya etiquetan como inigualable.

En esta ceremonia participarán más de 6,000 atletas de 41 países y territorios, 625 artistas y 600 voluntarios para entretener a un público de más de 40,000 personas in situ, y con la expectativa de que será visto por televisión en más de 380 millones de hogares en el continente americano.

Ya comenzó la acción de los Panamericanos en el Water Polo, sin embargo la expectativa del público canadiense está centrada en la fiesta de apertura, la posibilidad de presenciar una cita deportiva única, y en ver como sus atletas pueden defender en casa el título de campeón que ostentan en treinta eventos.

Noticias más leídas