Noticia

Comparte

6 diciembre, 2020

Joe Dunand: “fui a buscar un hit o un elevado”

SANTO DOMINGO.-  Antes de iniciar esta temporada, Joe Dunand, no había pegado cuadrangular en el beisbol invernal dominicano, pero en tres semanas ya ha conectado dos que han sido muy importantes para que los Leones del Escogido consiguieran dos victorias, en especial el de este sábado contra el Licey.

Luego de que los Tigres empataron el partido del sábado 2-2 en el octavo episodio, un triple de Joseph Rosa al jardín central en el noveno abrió las posibilidades para que los escarlatas definieran el encuentro sin necesidad de ir a entradas extras.

 

El escenario estaba preparado para Dunand, luego de que el relevista de los Tigres Fernando Cruz otorgó bases por bolas intencionales a Wilkin Castillo y Gregory Polanco. En un batallado turno, que llegó al conteo máximo, el antesalista de los melenudos aprovechó un cutter en la esquina de adentro para enviar la pelota a 343 pies de distancia sobre la pared del jardín izquierdo, y así darle el triunfo a los Leones 6-2.

 

“Cuando vi que le dieron las bases por bolas intencionales a Wilkin (Castillo) y a Polanco (Gregory) sabía que iba a tener la oportunidad de dar un hit o un elevado y con eso el trabajo iba a estar hecho”, respondió Dunand a la pregunta de si fue a buscar un batazo de larga distancia cuando tomó ese último turno.

 

La victoria devuelve a los capitaleños a la ruta del triunfo, tras perder dos encuentros en línea.

 

“Estuvimos luchando hace unos días para volver a la normalidad y siempre es un gran sentimiento de felicidad poder producir un batazo para ayudar al equipo a ganar”, reveló durante la videoconferencia pospartido.

 

El pasado 22 de noviembre, un cuadrangular solitario de Dunand, también por el bosque  izquierdo del Quisqueya. pero esta vez contra las Águilas Cibaeñas rompió un empate a tres vueltas que terminó dando el triunfo a los rojos.

 

Dunand indicó que durante la temporada muerta estuvo trabajando para mejorar su defensa y su swing, lo que se ha podido comprobar en el terreno, puesto que ha jugado una defensa exquisita en lo que va de torneo, y su promedio de bateo se sitúa en .326, producto de 14 imparables, cinco dobles y dos jonrones.