Noticia

Comparte

11 diciembre, 2020

Juan Martín Del Potro y su anhelo por la cancha

TOKYO 2020.- Dos años de lesión suele suponer perder medio ciclo Olímpico, y esto puede llevar a la pérdida total de opciones de participar en los siguientes Juegos.

Sin embargo, el destino le ha dado a muchos deportistas que se encuentran en una situación así un año más de margen y, en definitiva, más opciones de poder llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Es el caso del tenista argentino Juan Martín del Potro.

En octubre de 2018, Del Potro sufrió una fractura en la rótula de la rodilla derecha por la que tuvo que pasar por quirófano. Después de esta operación, el argentino se ha tenido que someter a otras dos al persistir las molestias. La última, en agosto de este año 2020.

Aunque todo esto pase factura, el tenista, de 32 años, no baja los brazos y sigue soñando con una retirada dentro de las pistas.

“Voy a ser sincero. La verdad es que me está costando mucho volver. Se me está haciendo muy difícil pero no me voy a rendir. Mi sueño es poder estar en los Juegos Olímpicos. Amo el tenis y me niego a terminar fuera de la cancha”, confesó Juan Martín del Potro para el programa ESPN F90 de ESPN.

“Es una realidad que me gustaría tapar pero es lo que me pasa. Todavía me mantengo de pie por las ganas de jugar que tengo. Yo estoy obviamente estos días un poco más caído, pero la verdad que vengo peleándola con mi rodilla. Hace bastante tiempo que estoy con muchos altibajos, por momentos bien, por momentos mal”, prosiguió.

Del Potro y sus dos medallas Olímpicas
Una gran ocasión para acabar con el anhelo de Del Potro son los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La competición de tenis individual masculino comenzará el 24 de julio de 2021 en el Parque de Tenis de Ariake, y, por lo tanto, el argentino cuenta con siete meses para ultimar su recuperación.

Si lo hiciera, se reencontraría con una de sus competiciones predilectas. En los Juegos, Del Potro se ha alzado con dos medallas en individuales: la de Londres 2012, tras batir en el partido por la medalla de bronce a Novak Djokovic, y la de plata en Río 2016, cuando cayó en la final ante el británico Andy Murray, pero dejando por el camino a jugadores de la talla de Rafa Nadal o, de nuevo, Djokovic.

Tenis masculino, Río 2016

Y precisamente estas medallas las logró Del Potro después de sufrir lesiones graves.

En mayo de 2010, tuvo que pasar por quirófano para operarse de su muñeca derecha. Ese año acabó la temporada con solo tres torneos disputados y como número 258 del ránking ATP. Con solo dos años a margen hasta los Juegos Olímpicos de Londres, consiguió recuperarse con rapidez no solo para clasificar, sino también para alzarse con el bronce.

Después llegó el duro camino hasta Río 2016, marcado por las lesiones en su muñeca izquierda.

Cuando Del Potro había logrado volver a estar entre los mejores tenistas del mundo, tuvo que detenerse de nuevo.

En marzo de 2014 se vio obligado a operarse de su muñeca izquierda, y cerró el curso, en el que había estado en el top 5, como 137º del ranking ATP.

El tiempo de nuevo parecía ir en su contra, y más cuando en enero de 2015 tuvo que replicar la operación. E incluso peor: en junio del mismo año volvió a pasar por quirófano por causa, de nuevo, de su muñeca izquierda.

“No quiero pelearme con el tenis, no quiero llegar a odiar este deporte y prefiero tomarme el tiempo que sea y empezar a recuperarme como persona y dejar de lado al tenista y al jugador. (…) Si algo no puedo dejar de hacer es luchar por lo que más quiero, que es jugar al tenis”, dijo entonces el tenista, según recoge La Nación.

Volvió a las pistas en marzo de 2016, con solo cinco meses para recuperarse de las tres operaciones que había sufrido en su muñeca izquierda en este ciclo Olímpico y ponerse a punto para los Juegos de Río.

Y lo hizo con creces. Tanto como para llevarse la medalla de plata.

Su sueño con Tokio 2020
Y ahora se vuelve a encontrar en esa lucha contra el reloj.

Del Potro no quiere retirarse del tenis fuera de las pistas y sueña con pisar la de Tokio 2020, para los que está más motivado que nunca.

“Que se hayan postergado los Juegos Olímpicos para mitad del año que viene por esta maldita pandemia hace que no quiera bajar los brazos. Mi ilusión es representar a Argentina una vez más, por eso la sigo peleando”, confesó para ESPN.

“Eso es lo que me mantiene todavía ilusionado y buscando tratamientos, viendo médicos, haciendo una cosa u otra, pero la verdad es que es difícil, mientras tenga ese feeling bien adentro de que mi etapa no está cerrada, la voy a pelear. Sea el tiempo que sea. Creo que también a mí hubo algo que me marcó mucho en mi carrera que fueron los Juegos Olímpicos y una sensación única que tuve en Río”, reconoció el tenista, que de hecho ahora mismo se encuentra en Brasil sometiéndose a un nuevo tratamiento, con células madre, para acelerar su recuperación.

Y esos Juegos que le marcaron regresan, dos operaciones de rodilla después de su plata en Río, dentro de siete meses. Si estará o no allí de momento es una incógnita, pero Juan Martín del Potro sigue soñando con Tokio, y Argentina sueña con él.