Noticia

Comparte

2 enero, 2016

Jugadoras dominicanas familiarizadas con Baja California

TIJUANA, México. Es invierno en el norte de México. Un poco frío en la Península de Baja California, aunque de nos ser por ello, parecería que se vive un ambiente caribeño en los últimos días de diciembre en las instalaciones del Gimnasio de Usos Múltiples del Centro de Alto Rendimiento.

Los ritmos de “reggaetón” y “bachata” contagian el ambiente de los entrenamientos que se desarrollan en este recinto, tras la llegada de las “Reinas del Caribe”.

La selección femenil de voleibol de República Dominicana, que busca su pase a los Juegos Olímpicos, realizó durante la mañana una sesión de prácticas en la cancha de voleibol, luego de su arribo a Tijuana apenas el pasado domingo.

El lunes iniciaron las prácticas y durante se han programado topes contra la escuadra de Colombia, la cual se “estrena” como huésped en el CAR, escenario que de nueva cuenta se convierte en anfitrión en las diferentes fases del ciclo olímpico.

Dominicana viene completa. Sus dos líberos: la estelar Brenda Castillo y la juvenil Winnifer Fernández compartieron cancha y jugadas espectaculares.

También se encuentran otras experimentadas jugadoras como Gina Mambrú, Prisilla Rivera, Annerys Vargas o Marianne Fersola, por ejemplo.

La buena noticia en el campamento dominicano invernal es la presencia de Lisbel Eve Mejía, la famosa “China”, quien luego de que hace algunos años sufriera una fractura expuesta de tibia y peroné durante una temporada en la liga peruana, ha mostrado una recuperación favorable.

El regreso de la “China” quedó por sentado luego de que en la pasada edición de la Copa de Campeonas de la Norceca que se celebró en Cuba, fuera reconocida como la Más Valiosa de dicho torneo.