Noticia

Comparte

20 diciembre, 2018

La intriga de Machado y los Yankees recuerda cómo llegó Alex al Bronx

MLB.com.– En enero del 2004, un poco más de tres meses después de que bateara uno de los jonrones más famosos en la historia de viejo Yankee Stadium — cierre del inning 11 del Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana-Aaron Boone estaba jugando baloncesto con unos amigos cuando se lesionó la rodilla izquierda al chocar con un compañero.

Cuando recordó la historia en primavera pasada, Boone dijo que aquel que chocó con él era uno de esos personajes que vivía corriendo y jugando al 100% todo el tiempo.

Eso es lo que Manny Machado dijo que no era él durante la postemporada del 2018, cuando todavía jugaba por los Dodgers. Es el mismo Machado, ahora agente libre, que tenía pautado reunirse con los Yankees el miércoles. Los Yankees que dirige, precisamente, Aaron Boone.

Pero no nos adelantemos a los hechos.

La lesión de Boone terminaría requiriendo de una cirugía para reconstruir los ligamentos dañados. En un santiamén, unos Yankees que venían de llegar a la Serie Mundial, en la que perdieron sorpresivamente ante los Marlins, se quedaban sin un tercera base.

Ustedes saben lo que pasó después. Los Yankees consiguieron en un cambio a Alex Rodríguez, quien después se convertiría en un mentor del joven Machado en Miami. En el proceso, absorbieron los Bombarderos los últimos siete años del contrato de US$252 millones que Rodríguez había firmado en un principio con los Rangers.

Fue el contrato más grande en el deporte norteamericano en equipo en aquel momento. Luego, antes de que A-Rod se viese envuelto en el escándalo de los esteroides, los Yankees le dieron uno todavía más grande, por US$275 millones y 10 años.

Mientras Rodríguez y los Yankees se acercaban al final de ese segundo acuerdo, escuchamos muchas cosas en Nueva York sobre cómo los Yankees no veían la hora de que se acabara aquel contrato larguísimo y ridículamente caro, a pesar de que nadie los obligó a otorgarlo.

Entonces, aquí estamos ahora. Machado anda buscando un nuevo equipo y su propio pacto bien extenso y costoso. Los Yankees necesitan un torpedero porque Didi Gregorius se lesionó el codo derecho a finales del 2018 y tuvo que someterse a una cirugía Tommy John, así como Boone, su manager, tuvo que operarse la rodilla en el 2004.

Una de las cosas que los Yankees le van a preguntar a Machado es por aquellos comentarios ya famosos que hizo sobre sí mismo en octubre, unos que desde entonces viene tratando de explicar.

“Obviamente yo no voy a cambiar, no soy el tipo de jugador que vaya a ser un Johnny Hustle (ese jugador que se esfuerce al 100% todo el tiempo), correr hasta el final y tirarme de cabeza en primera… saben, cualquier cosa puede pasar”, dijo Machado durante los playoffs. “Esa no es mi personalidad, eso no es lo mío. No soy así”.

¿Quién sabe? Es posible que tras unas respuestas buenísimas de Machado los Yankees le den un contrato así como el que tenía A-Rod cuando llegó en el 2004, el mismo que felizmente le dieron otra vez tres años después.

¿Y saben quién ha dicho que el nuevo número 13 podría encajar bien en los Yankees? El viejo número 13, el mismísimo Alex Rodríguez, quien le dijo lo siguiente al New York Post no hace mucho:

“No he tenido la oportunidad de hablar con Hal [Steinbrenner] ni [Brian] Cashman, pero sé que los propietarios están bien deseosos de poner un gran producto y un ganador en el terreno. Y él es tremendo pelotero”.

También lo era Rodríguez. En el 2004, los Yankees sumaron a una estrella como él a su cuadro interior y lucían destinados a ganar un montón de Series Mundiales y jugar en otras tantas. Jugaron una sola, la que ganaron en el 2009.

Eso no significa que Machado no sea un gran jugador. Encaja en los Yankees. Y ustedes saben que todo cambia en los Yankees cuando tienen una carencia y hay una estrella disponible.

Por cierto. Los comentarios de Machado sobre “Johnny Hustle” salieron publicados en un artículo de Ken Rosenthal el 16 de octubre. Fue 15 años después, exactamente, de que Aaron Boone pegara su cuadrangular contra los Medias Rojas. Ahora hay una oportunidad de que el nuevo “Johnny Hustle” venga a jugar con los Yankees. Todo está conectado, quizás más que nunca, con estos Yankees de Nueva York.

Noticias más leídas