Noticia

Comparte

21 noviembre, 2018

La odisea de una atleta lesbiana: desheredada por sus padres

Emily Scheck sólo tenía 20 dólares en su cuenta bancaria cuando lo perdió todo. La atleta NCAA de ‘cross-country’ recibió un ultimátum de su madre cuando esta se enteró de que era gay y tenía novia: o se inscribía en la muy polémica práctica de terapia de conversión sexual o sería desheredada por la familia.

Emily se negó a ceder a las demandas de su madre y, desde entonces, ha tenido muchísimas dificultades en mantenerse a flote. Las universidades en Estados Unidos son muy caras y, en muchos casos, imposibles de financiar con un empleo. Incluso Emily, con dos trabajos, no lograba salir de su desesperada situación.

En respuesta a la precaria situación de Emily, sus compañeros de estudio crearon una campaña en GoFundMe en el que el objetivo de recaudación era 5,000 dólares. La idea, con estos fondos, era que Emily pudiese comprar sus cuadernos de clase y otros gastos. Poco después, lo recaudado se convirtió en 25,000 dólares.

En este momento, alguien de la universidad o NCAA (Asociación Nacional Deportiva Universitaria) se enteró de la campaña de recaudación y obligó a la atleta a decidir entre el dinero o competir en el equipo de atletismo. Alegando que esta campaña infringía las normas de la NCAA. Durante varias semanas, Emily tuvo que renunciar a su pasión deportiva.

Ahora, la asociación deportiva ha dado una grata noticia para Emily Scheck: podrá quedarse con el dinero y también seguir compitiendo en el equipo de ‘cross-country‘.

Tras esta grata victoria, Emily ya piensa en la emancipación y, de esta manera, oficialmente romper los lazos con sus padres.