Noticia

Comparte

25 marzo, 2019

LeBron James sobre su labor en cancha: “Jamás mancharé este deporte”

Pese a estar ya matemáticamente fuera de los playoffs, Los Angeles Lakers derrotaron a los Sacramento Kings por 111-106 gracias a una gran actuación de LeBron James. El alero firmó su octavo triple-doble del curso tras terminar con 29 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias, y fue el gran artífice del triunfo angelino tras un espectacular último cuarto.

Esto no termina de ser beneficioso para los de Walton, a los que ganar ya no les aporta nada, más bien todo lo contrario. De cara al próximo draft, una peor posición en la tabla se traduciría en más opciones de lograr un buen pick, por lo que, al menos desde esta perspectiva, el gran partido de LeBron podría considerarse contraproducente. No obstante, el de Akron apeló al orgullo y a la profesionalidad en sus declaraciones.

“Sé que no tenemos opciones de playoffs, pero si estoy en la pista voy a salir a jugar como siempre lo hago, y yo siempre juego para ganar” afirmó. “Jamás mancharé este deporte”.

“Cuando estoy en la pista tengo que salir a jugar sin importar las circunstancias por respeto a los dioses del baloncesto, ellos siempre están mirando” continuó. “Si estoy jugando, voy a tratar de rendir lo mejor posible para aportar cosas al equipo y no manchar la competición. No digo que vaya a anotar todos los tiros ni a asumir todas las jugadas, pero sí voy a intentar tener un impacto que haga ganar al equipo” concluyó.

Fin a la mala racha

El triunfo de los Lakers cortó una racha de cinco partidos perdidos de forma consecutiva, y deja a los angelinos con un balance de 32-41. Esto les sitúa en el 21º puesto, lo que les daría un 13,9% de posibilidades de recibir una elección en el Top-4del próximo draft.

Al margen de Lebron, destacaron Kyle Kuzma con 29 puntos —21 de ellos en el tercer cuarto— y JaVale McGee con un doble-doble de 17 tantos y 14 rebotes.

Por parte de los Kings, Marving Bagley III fue el mejor tras terminar con 25 puntos y 11 rebotes, seguido por los 18 tantos de Buddy Hield y los 17 de Bogdan Bogdanovic. Los de Sacramento, que llegaron a ir perdiendo por 17 puntos en el tercer cuarto, lograron a apretar el choque en los últimos minutos, pero no fueron capaces de culminar la remontada y volvieron a ver otro triunfo escaparse por los pelos.

Noticias más leídas