Noticia

Noticias de las Federaciones Nacionales - República Dominicana

Comparte

16 septiembre, 2018

Lewis Hamilton gana el Gran Premio de Singapur F-1, Alonso séptimo

Lewis Hamilton, de Mercedes, se impuso en el Gran Premio de Singapur este domingo, donde Max Verstappen, de Red Bull, y Sebastian Vettel, de Ferrari, fueron segundo y tercero respectivamente.

Con esta victoria, el inglés aumenta su ventaja en el Mundial de Fórmula 1. Fernando Alonso entró en los puntos al ser séptimo, lo mismo que Carlos Sainz, que cruzó la meta en octavo lugar.

Este último, ve alejarse al líder del Mundial en 40 puntos (281 frente a 241). Hamilton suma otros 25 puntos por 15 del alemán; es la séptima victoria de la temporada del británico.

Es la vuelta 46 y Fernando Alonso, neumático blando, con un McLaren que es uno de los coches más pobres de la parrilla logra la vuelta rápida de carrera.

En ese momento el asturiano, que salía undécimo, era séptimo, el mejor de la F1B, la otra división, diferente a los seis coches delanteros que están en otra clase, en ese instante de repente volvimos a otra época, la que nunca debió acabar, en la que el mejor piloto del mundo ganaba, subía a los podios, hacía vueltas rápidas con un coche de verdad.

Porque esta se la quitó después Daniel Ricciardo, con un monoplaza casi dos segundos más rápido en ritmo. Y Magnussen con el hiperblando en las últimas vueltas. Lógico.

Más allá del detalle mágico de Alonso, quizá se saltó varias curvas decía alguien, la carrera la ganó el que salía primero, el piloto que va camino de su quinto título mundial, el que tiene la estrella dentro de su alma y brilla siempre pase lo que pase.

Es de justicia decir que en este trazado la superioridad del Ferrari no era la que se esperaba y además la estrategia del equipo italiano esta vez no fue ni mucho menos perfecta, pero Hamilton está en un estado de forma espectacular. Otra victoria, más líder, séptimo triunfo, segundo consecutivo para el inglés. Y con Vettel, en el podio, pero tercero. Ya se está vistiendo de Fangio el inglés, el quinto título espera.

Se metió tal y como esperábamos un Red Bull segundo, el de Max Verstappen que ayudó al británico de Mercedes a aumentar su ventaja en el Mundial. Cuarenta puntos.

La carrera empezó con un Vettel agresivo que salió muy bien y adelantó a Verstappen en la primera vuelta, Hamilton conservó la primera plaza y salió el coche de seguridad, al menos uno cada año en Singapur, después de un choque entre Estaban Ocon y Checo Pérez que esquivó Alonso de milagro o manos milagrosas.

De ahí a la primera parada todo tranquilo con Alonso noveno y Sainz, décimo. Entra Vettel tratando de hacer undercut a Hamilton, pero sale detrás de Checo Pérez y con ultrablandos, un par de vueltas detrás del mexicano de Force India provocan que por detrás Verstappen, que viene volando y con una parada de 2,5 segundos de Red Bull,salga rueda con rueda con el alemán y se situé por delante. El holandés en esas vuelta va más rápido que el de Ferrari y se distancia casi tres segundos del tetracampeón.

Mientras, Hamilton sigue líder, había parado justo a la vuelta siguiente de Vettel para cubrirse y desde ahí, cuidando gomas, ritmo de crucero hasta la victoria final con Verstappen a unos cuatro segundos. El de Red Bull muy por delante de Vettel que tampoco veía peligrar el podio con Valtteri Bottas lejos del Ferrari. Y además con una bonita lucha por el cuarto puesto, tras el finlandés de Mercedes su compatriota Raikkonen a un segundo y Ricciardo que volaba con el coche energético a otro segundo. A falta de seis vueltas los tres pegados.

Por detrás Alonso era el siguiente, séptimo saliendo undécimo después de correr como un diablo hasta su primera parada con los ultrablandos tras quitarse a Grosjean de delante y aprovechando como por detrás el Williams de Sirotkin hacía tapón a sus rivales y manteniendo a Sainz detrás. El madrileño terminó octavo siguiendo la estela de su maestro y por dos puestos por delante de Hulkenberg, al final salió bien el plan.

Quedan seis grandes premios, esperemos que estos no hayan sido los últimos destellos de Alonso, esperemos que Ferrari despierte para seguir viendo espectáculo porque Hamilton ya empieza a tener acento argentine.

Noticias relacionadas