Noticia

Comparte

31 julio, 2020

Llegada al podio del 3×3 cambió la historia del baloncesto dominicano

Richard Bazil, SANTO DOMINGO.- El baloncesto dominicano masculino ha brindado muchos momentos agradables a los amantes de este deporte, sobre todo en Juegos Centroamericanos y del Caribe, el antiguo Centrobasket, entre otros eventos organizados por la Federación Internacional de Baloncesto Asociado (FIBA).

En 2018 una nueva historia comenzaba a escribirse con el debut de la modalidad 3×3 en ambas ramas, donde los varones arrancaron su ciclo olímpico con una medalla de plata en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, Barranquilla, Colombia.

En esta ocasión la escuadra del 3×3 continuó la racha de mantener a República Dominicana en el podio de baloncesto, luego de que en la versión del 2014, celebrada en Veracruz, México, el equipo nacional tradicional (5×5), conquistara el oro.

Sin embargo, en eventos Panamericanos, “la sufrida y querida selección” solo había subido al podium, en los XIV Juegos celebrados en la capital dominicana, al quedarse con la medalla de plata. Hasta ese instante, Quisqueya quedó fuera de los primeros tres lugares en tres eventos anteriores: 1979; 1983 y 1999. También fallaron en las ediciones del 2011 en Guadalajara y en 2015 en Toronto, así como en el 2019 en Lima.

El 3×3 cambió toda la percepción del baloncesto dominicano, al colocarlos en lugar de los máximos honores en el Coliseo Eduardo Dibós de Lima, el año pasado, cuando el lunes 29 de julio, superaron 19 por 17 a Brasil, en el partido por la medalla de bronce.

Y una vez más, ¡el 3×3 responde al país!

Los muchachos habían llegado cuatro días antes de la justa inaugural, junto con la delegación completa de esta disciplina, para adaptarse al clima y tener varios encuentros de preparación, porque el evento exigía el máximo de cada integrante.

Antes de obtener la gloria, el equipo nacional masculino de baloncesto 3×3, tuvo inicios difíciles, perdiendo en su encuentro debut por 13-22 ante Brasil, el sábado 27 de julio del 2019. Ese mismo día, en su segundo partido, también cayeron 12-21 de Puerto Rico.

Pero, las cosas cambiaron. La delegación dominicana se reunió esa misma noche, la del sábado 27 de julio, para discutir el plan, en especial de los varones, y cambiar las ejecuciones para obtener la clasificación a semifinales del torneo. La respuesta llegó. Las chicas le mostraron a sus compañeros los errores que cometían en el juego y al día siguiente, se notó en cancha. ¡Motivados por sus compañeras históricas!

Ese domingo 28 de julio, los muchachos del 3×3 salieron a ganar dos de los tres compromisos en su calendario, teniendo en cuenta que el último de la regular era contra los Estados Unidos.

Balancearon su registro a dos victorias en cuatro partidos, al superar a Argentina y Venezuela respectivamente, pero cayeron ante Estados Unidos, para finalizar con marca de 2-3 y un diferencial de puntos en menos 17, en la cuarta plaza de la primera etapa del torneo. Venezuela, que terminó con la misma cantidad de victorias en cinco encuentros, finalizó con un diferencial de menos 19 tantos, fuera de opción por medallas.

El lunes 29 de julio de 2019, la primera misión del equipo dominicano en el Coliseo Eduardo Dibós, era superar al dificil Puerto Rico. No se pudo.

Henry Valdez, al ver a sus compañeros llorosos y desmotivados, les recordó que aun quedaba pelea .

Minutos antes, la selección femenina de baloncesto 3×3 había hecho historia al vencer a Brasil por la medalla de bronce, siendo la primera presea para el deporte femenino de la República Dominicana en Juegos Panamericanos; quizás esto sirvió de motivación extra para ellos.

Al momento de entrar en juego, se veía un equipo totalmente diferente, se les había olvidado la derrota ante Puerto Rico y solo tenían la vista puesta en el balón, segundo a segundo.

¡Sonó el pitazo final! Victoria para la República Dominicana y medalla Panamericana para el baloncesto masculino en el 3×3, en el debut del deporte en este evento, la segunda del día, junto a sus compañeras… También le ganaron a Brasil, tal si fuese un guión de película.

Este metálico representa la tercera para el baloncesto dominicano en Juegos Panamericanos y el segundo para el masculino. La primera para el 3×3 de varones.

Tras la victoria, los sentimientos a flor de piel de cada integrante del 3×3 se hizo notar, por lo que cada uno de ellos recuerda cómo lo sintió, hablando en exclusiva para COLIMDO.

Rafael Uribe, presidente de la Federación Dominicana de Baloncesto (FEDOMBAL), dijo que tanto la medalla de los varones como el de las muchachas, aceleró a la disciplina en el país, donde muchos ahora quieren jugar el 3×3 y eso es bueno para el país y la Comisión Nacional que dirige Elka Jiménez.

Henry Valdez, el más veterano pero nuevo en la modalidad, dijo “es muy diferente desde que llegas a un escenario de ese nivel, los entrenamientos, la convivencia. Cada uno es parte de ti”.

“Cuando jugamos contra Brasil, le dije a los muchachos vamos, estamos aquí de nuevo, mejoremos lo que hicimos mal en el inicio”, continuó diciendo Valdez, para motivar a sus compañeros en el partido por el bronce.

“El General” como le llaman en los pasillos del baloncesto dominicano, finalizó diciendo que siente orgulloso de haber sido parte de la histórica medalla, teniendo en cuenta que todo el país estaba pendiente a ellos.

Reyson Beato, uno de los dos integrantes de este equipo que ganó medalla de plata en los pasados XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, Barranquilla 2018, dijo que la experiencia de Lima fue inolvidable.

“En ese momento había mucha alegría, felicidad. Es algo muy lindo porque ir a unos Juegos Panamericanos y ganar una medalla es muy importante para nuestra carrera y el país”, siguió diciendo el vegano. “No lo olvidaré nunca”, sentenció el jugador.

El comportamiento de Adonis Núñez, quien ostentó medalla en Barranquilla 2018 y los Juegos Panamericanos de Lima 2019, será inolvidable, sobre todo cuando estaba en el podio.

“Celebramos lo que queríamos, subir al podio. Lograr una medalla para el país, es un honor y orgullo para mí”, expresó el también jugador nativo de La Vega.

Bryant Piantini, quien debutaba con el equipo nacional de baloncesto 3×3, venía desde Italia, siendo reclutado por Rafael Faneyte como parte del equipo de la Comisión Nacional de FEDOMBAL, y su experiencia internacional fue importante en el juego.

“Ganar una medalla Panamericana contra equipos mundialistas, es extraordinario”, comentó el dominico italiano.

Define como indescribible a un año de logrado la medalla en Lima, porque “nadie creía en nosotros, nadie pensaba que podíamos llegar tan lejos, y ahora estamos en un Pre-Olímpico”, siguió diciendo el talentoso jugador.

“Cada vez que pienso en los últimos segundos, me digo ¡wow, qué hazaña hicimos!”, concluyó Piantini.

Para Elka Jiménez, Coordinadora de la Comisión Nacional 3×3 de FEDOMBAL, recalcó que tener el inicio como lo ha tenido en este ciclo olímpico, obteniendo medallas en Barranquilla y Lima, además de participar en tres mundiales, y estar entre los mejores cinco del continente en el ranking FIBA3x3, es resultado de la perseverancia y la creencia en Dios.

“Estamos haciendo historia”, con estas palabras, Jiménez define lo que está logrando con esta modalidad del 3×3, y con un compromiso más el próximo año, con el torneo Clasificatorio Olímpico masculino.

El sueño de ver a un equipo dominicano en unos Juegos Olímpicos se mantiene vivo, y los integrantes de la Comisión 3×3 lo saben. ¿Lo harán de nuevo? ¿Será el primer equipo de baloncesto dominicano en una olimpiada? Todo puede pasar.

El 3×3 puede lograr cosas inimaginables. República Dominicana lo ha visto y lo ha vivido.