Noticia

Comparte

20 noviembre, 2019

Manfred será severo con Houston en caso de ser encontrado culpable

ESPN, ARLINGTON, Texas. – El comisionado de las Grandes Ligas de Béisbol, Rob Manfred, dijo que cree que el escándalo de robo de señas que ha envuelto al deporte involucra solo a los Houston Astros y que puede impartir disciplina más allá de la multa estándar y las penalizaciones con selecciones de draft si es necesario.

Hablando en el marco de las reuniones de propietarios que comenzaron el martes, Manfred calificó las acusaciones de robo de señales impulsado por parte de los Astros gracias a la tecnología como “el asunto más serio”. Dijo que eso “se relaciona con la integridad del deporte” y prometió “una investigación muy, muy exhaustiva”.

“En este momento, estamos enfocados en la información que tenemos con respecto a los Astros”, indicó Manfred después de una gira por Globe Life Field, el nuevo estadio de los Texas Rangers que abrirá en 2020. “No voy a especular sobre si otras personas van a estar involucradas. Nos ocuparemos de eso si sucede, pero no voy a especular sobre eso. No tengo ninguna razón para creer que se extiende más allá de los Astros en este momento”.

Las acusaciones de trampas son comúnmente referidas por los equipos contra otros equipos en discusiones con funcionarios en la oficina del comisionado, aunque ninguna se había sostenido hasta que el exlanzador de los Astros Mike Fiers alegó que los campeones de la Serie Mundial 2017 usaron una cámara cerca del dugout para robar las señales de los receptores y las transmitió a los bateadores golpeando un bote de basura.

Las acusaciones de Fiers llevaron a la liga a abrir una investigación, que hasta ahora se ha centrado en los Astros de 2017, pero ha incluido preguntas sobre equipos de Astros más recientes, dijeron las fuentes a ESPN.

Las sanciones máximas que Manfred ha decretado incluyen una multa de $2 millones y la perdida de dos reclutas de primera ronda luego de que un empleado de los St. Louis Cardinals accediera ilícitamente a la base de datos propiedad de los Astros y la prohibición de los fichajes internacionales después de una investigación sobre las prácticas de los Atlanta Braves en Latinoamérica.

MLB instituyó nuevas reglas antes de la temporada 2019 con la esperanza de limitar el robo de señales a través de la tecnología, y el alcance de la medida disciplinaria de Manfred podría depender del momento de cualquier presunta irregularidad.

“No voy a especular sobre cuál es la medida disciplinaria apropiada”, indicó Manfred. “Eso depende de cómo se establezcan los hechos al final de la investigación. La advertencia general que emití a los clubes, la mantengo. Ciertamente podrían ser todas esas [acciones disciplinarias pasadas], pero mi autoridad bajo la constitución de las Grandes Ligas sería más amplia que esas cosas también”.

Manfred dijo que no tiene un cronograma para la investigación, pero “ciertamente espero que terminemos antes de comenzar a jugar béisbol nuevamente”.

Se espera que la discusión sobre los Astros, según dijeron fuentes a ESPN, sea un tema común en las reuniones de propietarios, que se realizarán hasta el jueves.

El temor entre una serie de altos ejecutivos, dijeron las fuentes, es que la práctica del robo de señales impulsada por la tecnología se ha convertido en algo común en el juego y que el caso de los Astros servirá como una prueba de fuego para la capacidad de Manfred de responder.

“Cualquier acusación relacionada con una violación de las reglas que pueda afectar el resultado de un juego o juegos es el asunto más serio”, subrayó Manfred. “Se relaciona con la integridad del deporte. En términos de dónde estamos, tenemos una actividad muy activa: lo que será una investigación muy, muy exhaustiva en curso. Pero más allá de eso, no puedo decir cuán cerca estamos de terminar”.

Noticias más leídas