Noticia

Comparte

16 marzo, 2019

Mejia y Hedges, un dúo envidiable detrás del plato en San Diego

PEORIA, Arizona — Los Padres creen que no hay quienes no estén usando la forma correcta para describir la situación a largo plazo en la receptoría en el equipo.

No es Austin Hedges, ni el dominicano Francisco Mejía.

Se trata de Austin Hedges y Francisco Mejía.

Los dos jóvenes receptores de San Diego han montado una batalla épica por tiempo de juego esta primavera. Mejía ha sido posiblemente el mejor bateador de la novena en la Liga del Cactus, dejando 1.314 de OPS y siete extrabases hasta el final de la jornada del jueves. Hedges, mientras tanto, ha brillado como a la defensa y tenía OPS de 1.159.

Para el mundo exterior, pareciera una clásica competencia de primavera. Hedges, el veterano de cuatro años y presumible receptor titular, está siendo motivado y presionado por Mejía, el novato y estelar prospecto. Pero así no es como lo ven los dos caretas.

“Estamos tratando de ganar”, dijo Hedges. “Quiero jugar, porque siento que aporto mucho en el curso de los 162 juegos. Pero al fin y al cabo, se trata de ganar juegos. Esa es la única meta”.

Mejía piensa lo mismo.

“Para mí, realmente no es una competencia”, comentó el quisqueyano. “Todos estamos enfocados en ganar juegos. Eso es lo importante y para mí eso significa ver cómo puedo ayudar a mis pitchers. Estoy aprendiendo mucho de Hedges.”

Cuando San Diego consiguió a Mejía en verano pasado, gran parte de la especulación se centró en su posición. Hedges ya estaba asentado como receptor en San Diego y Mejía había pasado tiempo en Cleveland en la tercera base y el jardín izquierdo.

Los Padres han dejado en claro que no tienen planes para usar a Mejía en ninguna otra parte que no sea la receptoría. Manny Machado está fijo en la tercera base y los Padres también tienen los jardines copados. Eso deja el único camino de Mejía para jugar con frecuencia bloqueado por Hedges.

Pero la dinámica del receptor moderno ha cambiado. Es raro que un jugador reciba incluso tres cuartos de los partidos de su equipo en esta época. Los Padres tienen dos buenos receptores. Quizás lo mejor sea mantenerlos lo más frescos posible.

Sí, Hedges quiere jugar como si fuera el regular. Sí, Mejía quiere estar en las Grandes Ligas y no lo van a subir sólo para ser utilizado una vez a la semana.

Los Padres no tienen problema con esa dinámica.

“Quiero que Austin, y Mejía, de la misma manera, reciba 130, 140 juegos”, dijo el manager Andy Green. “Quieres que tus muchachos piensen así. Al mismo tiempo, quieres encontrar la forma de que tu equipo tenga la mejor temporada posible. Es perfectamente factible que eso signifique que ninguno de ellos juegue esa cantidad de encuentros. Pero eso no lo hemos determinado todavía”.

Green apuntó rápidamente que Mejía no ha asegurado su puesto en el roster. A los 23 años, todavía tiene que mejorar, especialmente aspectos como reconocimiento de pitcheos a la ofensiva y enmarcar lanzamientos a la defensa. Los Padres creen que poner a Mejía como un suplente tradicional de Hedges atentaría contra su desarrollo. Por eso, Chris Stewart todavía podría ganarse el puesto de segundo cátcher.

Pero Mejía es claramente parte de la visión de los Padres a largo plazo. Después de todo, cedieron a Brad Hand por él. Y ahora mismo, esa visión incluye tanto a Mejía como a Hedges.

En lo ideal, ambos podrían brillar aprovechando los enfrentamientos adecuados. El cuerpo de pitcheo podría favorecerse con dos receptores frescos y quizás hasta caretas personales. Y para los Padres, Mejía no podría tener un mejor maestro que Hedges.

“Estoy tratando de imitarlo en todo lo que puedo”, reconoció Mejía. “Cuando está en el juego, trato de ver todo lo que hace, la forma en la que recibe, cómo ayuda a sus pitchers. Me fijo en todo”.

Técnicamente, es una competencia. Sólo uno de los dos puede abrir en la receptoría cada noche, y no hay una solución obvia basada en enfrentamientos.

Pero incluso Hedges, quien ha expresado en público sus ganas de jugar regularmente, afirma que entiende cuando ve el nombre de Mejía en la alineación.

“Lo ha demostrado en las menores y hasta ahora en estos entrenamientos”, dijo Hedges. “Estoy de acuerdo con lo que sea que nos ayude a ganar juegos”.

Lo mismo piensa Mejía. Y también los Padres.