Noticia

Noticias de las Federaciones Nacionales - República Dominicana

Comparte

29 septiembre, 2018

Messi no puede devolver al Barça a la victoria y logra empate ante el Athletic

EFE.–El Barcelona se sabe en crisis. Puede decirse sin caer en la exageración después de sumar su tercera jornada de Liga sin ganar y salvando un empate (1-1) en la recta final, gracias a Munir y Messi, contra un Athletic que había perdido en sus últimas 14 visitas al Camp Nou.

Ni sin Messi ni con él es capaz el Barça, mareado en un laberinto de mediocridad futbolística y cada vez más dependiente de la magnificencia del argentino, a quien Valverde quiso dar descanso y a quien tuvo que acudir con alarma en la segunda mitad. Nada nuevo en los últimos partidos, presididos por las rotaciones y acabados con los intocables, llamados con urgencia por el entrenador para evitar el desastre.

El marcador ya tiene contra las cuerdas al proyecto de Valverde y este sábado estalló en toda su crudeza real. Si el Girona le puso contra el espejo y el Leganés derrumbó a un equipo sin alma, el Athletic, incapaz de puntuar en el Camp Nou desde 2004, dejó claro que este Barça está navegando hacia el desastre.

Valverde agitó otra vez el once sentando a Messi y a Busquets, colocando a Sergi Roberto de mediocentro y a Semedo de lateral, cambiando de lado a Dembélé y colocando a Arturo Vidal en el interior. No pocos cambios que lejos de dar impulso al Barça lo convirtió en un manojo de nervios, que tras iniciar el partido con buena prestancia fue perdiendo consistencia ante el atrevimiento del Athletic.

Williams avisó en dos ocasiones consecutivas para provocar los nervios en el graderío antes de que Unai Simón, por dos veces, evitase el gol de Luis Suárez con sendas atajadas magníficas… Hasta que cerca del descanso un centro largo de Susaeta pilló descolocada a la defensa local, a Jordi Alba perdido y a Sergi Roberto desesperado. E incapaz de llegar al balón que remató de forma acrobática De Marcos a la red.

MUCHO Y NADA

Comenzó la segunda parte con Busquets y Messi calentando en la banda, señal inequívoca de que los de siempre tenían la misión de evitar el desastre. Entró rápido Sergio por la lesión de Sergi Roberto y lo hizo un poco más tarde Leo, para ir, poco a poco, encerrando a un Athletic ordenado, pero evidentemente nervioso a medida que pasaba el tiempo.

Pero los nervios del Athletic eran también los del Barça, estrellado contra el palo en sendos remates de Coutinho y Messi y apenas salvado del desastre absoluto por el oportunismo de Munir, último recurso y que desvió con presteza un centro del argentino para igualar en la recta final.

De ahí a la conclusión se volcó para nada el campeón, buscando una remontada que ocultase la realidad pero no consiguiéndolo. Dos puntos de nueve. Algo pasa en el Barça.

 

Noticias relacionadas