Noticia

Comparte

16 abril, 2019

Messi se mantiene vivo en la Champions; Cristiano queda eliminado

ESPN. El argentino Lionel Messi volvió a ser decisivo como goleador en una eliminatoria de cuartos de final de la Liga de Campeones y, en la vuelta contra el Manchester United (3-0), puso punto y final a una racha de seis años sin ver portería en esta eliminatoria y a tres temporadas de su equipo sin acceder a las semifinales. Mientras que Cristiano, quien metió un gol ante el Ajax, no pudo ayudar más a la Juventus, que terminó eliminada por un equipo que aplicó la escuela holandesa de gran manera.

El delantero rosarino, autor de un doblete, acabó con la maldición que arrastraba en los últimos años. La estadística cambió este martes.

El capitán azulgrana, máximo goleador de la presente edición de la ‘Champions’ con diez dianas, respondió en el tapete del Camp Nou al técnico ‘red’ Ole Gunnar Solskjaer, que en la previa del partido de ida aceptó que “Messi es uno de los mejores de la historia”, si bien matizó que “no es imparable”.

Cuando su equipo parecía estar pasando un momento delicado en la eliminatoria, con el Manchester United dominando y generando ocasiones, el internacional dio un volantazo al partido en el minuto 16.

Ivan Rakitic robó un balón en la zona de tres cuartos, el ’10’ lo cazó en la frontal, se lo colocó en la zurda y se inventó un disparo ajustado al palo derecho de la portería defendida por David de Gea.

El guardameta español sería protagonista cuatro minutos después. Messi disparó esta vez con la diestra. Parecía un balón franco para el exarquero del Atlético de Madrid, pero fue incapaz de capturar el balón.

Cuatro minutos de furia del rosarino que acabaron con las esperanzas del Manchester United en la eliminatoria. Cuarto gol de Messi al Manchester United, después de los dos conseguidos en las finales del 2009 y del 2011; sexto que recibe David de Gea a disparo del rosarino, al que ya le endosó un ‘hat-trick’ en la temporada 2010-11, cuando el arquero vestía de rojiblanco.

Dos goles liberadores para al argentino, que volvía a aparecer en una eliminatoria de los cuartos de final de la ‘Champions’. Su último tanto en esta fase se remontaba en el partido de ida ante el Paris Saint-Germain de la temporada 2012-13. El Barcelona pasó a semifinales, pero cayó ante el Bayern de Múnich por un global de 7-0.

Desde esa temporada, el argentino se había quedado sin marcar en los cuartos de final y solo había visto portería en las semifinales de la temporada 2014-15 contra el Bayern de Múnich, año en el que el Barcelona levantó su última Liga de Campeones.

Una sequía goleadora que, asimismo, ha coincidido con tres años consecutivos en los que el equipo catalán se ha encontrado con un muro en la eliminatoria de los cuartos de final.

En la temporada 2015-16, Luis Suárez se erigió en el protagonista en el partido de ida contra el Atlético de Madrid (2-1), pero en el Vicente Calderón el Atlético imponía su ley (2-0) y apeaba al entonces vigente campeón de las semifinales.

En la siguiente temporada, el Barça se topó con el poderío del Juventus en el partido de ida (3-0), una desventaja que no remontaría en el encuentro de vuelta disputado en el Camp Nou (0-0).

El año pasado, Messi tampoco vio portería en la ida de los cuartos de final contra el Roma en el Camp Nou (4-1). La eliminatoria parecía resuelta, pero el equipo italiano respondió con un sorprendente 3-0 en el Olímpico.

Tres temporadas sin estar presente en el cuadro de semifinales, tres cursos en los que Messi no goleaba en la ‘Champions’, esa copa que, a principios de curso, calificó de “linda y deseada”. Palabra de Messi, que acabó con la maldición de los cuartos de final.

Cristiano se despide de la “Champions” cuatro años después

El portugués Cristiano Ronaldo, cuyo equipo, el Juventus Turín, fue eliminado este martes por el Ajax en los cuartos de final de la Liga de Campeones, se despidió de la Copa de Europa cuatro años después de la última vez, que se remontaba a 2015.

Una obra maestra de fútbol, organización y técnica, permitió al Ajax repetir la proeza lograda en los octavos contra el Real Madrid y hundió al Juventus pese a un gol de Cristiano, que adelantó a los turineses y que nada pudo hacer ante la reacción del cuadro holandés, que terminó triunfando 1-2.

Era el 13 de mayo de 2015 cuando Cristiano había vivido por última vez el disgusto de ser eliminado de la Copa de Europa, cuando su entonces Real Madrid, vigente campeón de la competición, no pasó del 1-1 en el Bernabéu contra el Juventus tras perder 2-1 en Turín.

También ese día, como este martes, CR7 había puesto su firma en el partido. Fue desde el punto de penalti y supuso el momentáneo 1-0, antes de que el español Álvaro Morata anotara el empate final y le diera el pase a la final al cuadro turinés.

El equipo del técnico Massimiliano Allegri selló el billete para la final de Berlín, donde se rindió 1-3 ante el Barcelona del técnico español Luis Enrique Martínez.

De allí, Cristiano había abierto un ciclo glorioso con la camiseta blanca del Real Madrid, al coronarse tres veces consecutivamente como indiscutible rey de Europa, al ser además el máximo artillero de todas esas competiciones.

Ganó la primera de esta tremenda racha en Milán, tras imponerse contra el Atlético Madrid en la tanda de penaltis; prolongó su dominio en Cardiff, cuando el Madrid goleó 4-1 al Juventus para levantar su duodécima Copa de Europa.

En ese cruce, Cristiano fue protagonista con un gran doblete, que le dio el empuje final para hacerse además con el Balón de Oro.

Culminó su ciclo en Kiev el año pasado, cuando el Real Madrid doblegó 3-1 al Liverpool con un gol del francés Karin Benzema y un doblete del galésGareth Bale.

CR7 llevaba además ocho semifinales de Liga de Campeones consecutivas, antes de estrellarse contra un Ajax que sigue sorprendiendo y que hundió este martes a otro coloso, tras sorprender al mundo con un 1-4 al Madrid en el Santiago Bernabéu.

Noticias más leídas