Noticia

Noticias de las Federaciones Nacionales - República Dominicana

Comparte

29 septiembre, 2018

Neymar y CR7 brindan sonrisas al PSG y al Juventus

(EFE) – El brasileño Neymar Jr., con un doblete, lideró el octavo triunfo liguero de París Saint Germain, esta vez en el feudo de Niza, donde reapareció, cumplida su sanción, Kylian Mbappe.

El exbarcelonista encarriló la victoria en el Allianz Riviera con un preciso disparo desde fuera del área que alojó junto al palo izquierdo del meta local, el argentino Walter Benítez. Es su sexto tanto de la campaña en Liga.

El joven Christopher Nkunku, al aprovechar un rechazo del portero, amplió la cuenta a los 46 ante un Niza que no pudo reaccionar y que incluso se quedó con un hombre menos a los 59 minutos al ver la segunda amarilla Wylan Cyprien por una falta a Neymar.

Con el cuadro mediterráneo volcado, en la prolongación un contragolpe conducido por Adrien Rabiot y Mbappe acabó con un gol casi a puerta vacía de Neymar, que puso la guinda a su buena actuación.

En esta ocasión, en las rotaciones de Thomas Tuchel entró el uruguayo Edinson Cavani y el italiano Marco Verratti, mientras que el español Juan Bernat relevó en el minuto 57 a Nkunku.

PSG sigue, por lo tanto, firme al frente de la tabla, con 24 puntos, nueve más que Saint Etienne, que venció el viernes a Mónaco (2-0) y Niza de Patrick Vieira continúa en la mitad de la tabla, lejos de los puestos a los que aspira.

—————-

Cristiano participa en dos goles del Juventus

ESPN.—El Juventus dio un golpe en la mesa este sábado al remontar al Nápoles y al doblegarle 3-1 en el Allianz Stadium para reforzar su liderato en la Serie A italiana (Primera División) con un margen de seis puntos sobre los napolitanos, segundos.

Un doblete del croata Mario Mandzukic y un gol de Bonucci, con dos asistencias del portugués Cristiano Ronaldo permitieron a los turineses remontar un tanto inicial del belga Dries Mertens y seguir con el pleno de puntos tras siete jornadas.

Sigue volando el conjunto del técnico Massimiliano Allegri, rival del Valencia en la Liga de Campeones, que ganó todos los partidos disputados este año; ya son ocho los triunfos consecutivos (entre Europa y Serie A) para un equipo que no arrancaba de forma tan brillante desde el curso 1930-1931.

El Nápoles empezó el encuentro con coraje y presionó mucho a los turineses para dificultar su salida de balón, lo que le permitió recuperar muchos balones en zona ofensiva y crear grandes peligros a la portería del polaco Wojciech Szczesny.

Tras un zurdazo del polaco Piotr Zielinski desde los 25 metros repelido por el poste, el equipo del técnico Carlo Ancelotti se adelantó gracias a una gran triangulación entre el brasileño Allan Marques, el español José Callejón y Mertens (m.10).

Allan cortó un pase defensivo de Bonucci para Dybala y apoyó a Callejón para que el exmadridista ofreciera a Mertens el balón del 1-0.

Durante algunos minutos los napolitanos fueron claramente superiores al Juventus, pero los turineses supieron gestionar el momento complicado y, empujados por un Cristiano en gran forma, cambiaron poco a poco la inercia del encuentro.

El portugués dio un primer aviso con un derechazo desde fuera del área detenido por el meta colombiano David Ospina y, en el 26, ofreció a Mandzukic un perfecto centro para que anotara de cabeza la diana del 1-1.

De allí, el Juventus cogió confianza y rozó la ventaja antes del descanso con una falta directa de Cristiano, cuyo disparo fue parado por Ospina y con un zurdazo desde el límite del área de Dybala, que terminó fuera.

La presión de los turineses terminó siendo premiada al comienzo de la reanudación, cuando Dybala lideró una gran acción ofensiva y entregó el balón a Cristiano, cuyo disparo, repelido por el poste, fue controlado por Mandzukic y transformado en el 2-1.

La remontada completada por el Juventus subió el nerviosismo de un Nápoles que hasta se quedó con diez hombres por la expulsión por doble amonestación al portugués Mario Rui (m.58).

Sin embargo, el conjunto de Ancelotti demostró carácter y, ayudado también por un ligero bajón de tensión del Juventus, logró mantener el control de la posesión y hasta acercarse de forma peligrosa a la portería.

La mejor oportunidad para los “azzurri” llegó en el 70, cuando Callejón perdonó Szczesny con un remate desde la frontal del área y ese error fue castigado, cinco minutos después, por Bonucci.

 

El zaguero italiano metió en la red un balón cabeceado por Cristiano (m.76) y acabó con el Nápoles para lanzar al Juventus al mando de la clasificación, con 6 puntos de ventaja sobre el Nápoles.

Aún sin expresar al máximo su enorme potencial, los turineses siguen sumando victorias tras victorias y ya pueden pensar en el cruce de la Liga de Campeones contra el Young Boys, en programa el próximo martes.

Por su parte, el Nápoles salió derrotado del Allianz Stadium aunque dio buenas señales, al lograr imponer su juego durante varios tramos del encuentro ante el gran coloso del fútbol italiano.

 

Noticias relacionadas