Noticia

Comparte

31 diciembre, 2018

Nueve cosas que no sabías de LeBron James

ESPN.– Ya conoces a LeBron James.

Él ha participado en comerciales con artistas como el difundo Bernie Mac desde que tenía 18 años. Él ha estado compitiendo en el evento de baloncesto más visto del año -las Finales de la NBA- durante los últimos ocho años.

Todavía no ha publicado su autobiografía pero incluso con la cobertura nacional que comenzó cuando James tenía 16 años y un ciclo insaciable de noticias 24-7, siempre hay más que aprender. Para conmemorar el cumpleaños 34 de James el 30 de diciembre, aquí algunos datos menos conocidos que podrías haber pasado por alto a través de los años:

La conexión Denver Nuggets

Parte de las vacaciones de James en el verano del 2016, luego de la remontada en la final de los Cleveland Cavaliers ante los Golden State Warriors, le implicaron relajarse en un yate frente a las costas de Italia. Eso no parece nada fuera de lo común para ricos y famosos -hasta que consideras que el yate de 290 pies pertenecía al dueño de los Denver Nuggets, Stan Kroenke, y que, junto con James de vacaciones, estaba el presidente y gerente de los Nuggets, Josh Kroenke-.

Pasaron dos años y los Nuggets se apoyaron en esa relación para intentar agregar a Denver a la breve lista de equipos que James estaba considerando seriamente en la agencia libre: los Cavs, Los Angeles Lakers, Philadelphia 76ersy los Houston Rockets.

“(Él) es un amigo muy querido”, dijo James sobre Josh Kroenke. “Él discutió un par de veces conmigo”.

Parte del lanzamiento de Kroenke fue enviar una maqueta de los uniformes renovados de los Nuggets con el horizonte de Denver con un arcoíris con el nombre y número de James.

“(Él) dijo que te verías bien con uno de estos”, dijo James. “Tenemos una gran amistad. Pero no lo pensé mucho”.

Lance Stephenson comparte un número

Desde que James dejó al Miami Heat y regresó a usar el número 23, él mantuvo su número 6 que adornaba su camiseta con los dos campeonatos y dos medallas de oro olímpicas a través de su uniforme de práctica.

Él tomó la idea de la carrera futbolística de Deion Sanders.

“Cuando fue a los profesionales, usó 2 en la práctica pero usó el 21 en el campo de juego”, dijo James de Sanders. “Es así”.

Así que ahora, en el Centro de Entrenamiento de Salud de la UCLA, a menudo puedes encontrar al número 6 cubriendo al número al número 6 cuando James y Lance Stephenson entrenan en las sesiones de práctica de los Lakers. James se sintió cautivado por los medios de comunicación de Los Ángeles que le preguntaron sobre su camiseta de práctica durante el campo de entrenamiento, como si se tratara de un fenómeno nuevo.

“He usado el número 6 en las prácticas por mucho tiempo”, dijo James antes de ser sarcástico. “Estoy empezando a entender a muchos de ustedes que simplemente no reconocen quién soy, ¿eh?”.

La diadema regresó… brevemente

Al igual que “Hoodie Melo” y “Untucked Kyrie”, la personalidad de la “Headband Bron” ha sido atribuida a la estrella de los Lakers basado en una prenda de vestir. James usó regularmente una banda en la cabeza desde su temporada de novato hasta marzo del 2015, cuando, de repente, la dejó.

“Lo hice porque simplemente quería parecerme a mis compañeros de equipo”, dijo James en ese momento. “Solo quería ser uno. Nada más que eso”.

Esta temporada, él sacó la banda de su jubilación el 7 de noviembre ante los Minnesota Timberwolves, y también en un par de prácticas. James actualmente encajaría bien con los Lakers si decidiera hacerlo de nuevo de manera permanente ya que JaVale McGee, Rajon Rondo, Kentavious Caldwell-Pope, Brandon Ingram, Michel Beasley y Kyle Kuzma, han estado usando banda para la cabeza en los juegos.

Josh Hart incluso hizo un cameo con la diadema en un juego, como James.

Un club de lectura, una biblioteca ambulante

La tradición de James durante varias postemporadas ha sido cerrar sus redes sociales y ocupar sus días libres leyendo un buen libro.

Hace un par de años, era “West by West”, la historia de Jerry West. La primavera pasada fue “The Alchemist”, que es uno de los favoritos del gerente general de los Lakers, Rob Pelinka.

James no esperó hasta los playoffs para romper un par de espinas en LA. Después de que Pelinka le recomendó “Leadership: in Turbulent Times” de Doris Kearns Goodwin, James pasó a las páginas de la colección de historias de las presidencias de Abraham Lincoln, Theodore Roosevelt, Franklin D. Roosevelt y Lyndon B. Johnson, esperando extraer lesiones de los grandes líderes del pasado.

Esta temporada también ha leído “Havana Nocturne” de T.J. English, que cuenta la expansión de la mafia a Cuba.

“Veo películas de la mafia, soy un gran fan de las películas de la mafia, ya sea ficción o no”, dijo James. “Meyer Lansky, Lucky Luciano. Todos esos muchachos. Es quien soy. ‘The Godfather’ es uno de mis favoritos”.

A instancias de Pelinka, los Lakers tienen una biblioteca itinerante proporcionada por el gerente general que está disponible para los jugadores en los viajes, en caso de que otros quieran retomar los hábitos de lectura de James.

Calambres en las Finales convertidos en oportunidad de negocio

James entrena durante todo el año con la idea de que si nunca te pones fuera de forma, es más fácil mantenerte en forma. Esa dedicación lo hizo especialmente desalentador cuando su cuerpo se rindió en el Juego 1 de las Finales de la NBA entre su Miami Heat y los San Antonio Spurs, ya que un calambre severo en la pierna lo limitó a cinco minutos en el último cuarto cuando San Antonio se escapó con la victoria.

“Probamos diferentes suplementos, siempre buscando esa ventaja”, dijo Mike Mancias, el entrenador atlético y amigo de James, a ESPN.

“‘¿Qué podemos hacer? ¿Qué podemos hacer?’ Después de todo el incidente de calambres en San Antonio, comenzamos a trabajar con una compañía farmacéutica elaborando diferentes recetas, diferentes ingredientes, al mismo tiempo que mantenemos todo seguro, limpio, certificado por la NSF”.

James y Mancias trataron implacablemente con la proporción. Y en la temporada 2017-2018, James jugó los 82 partidos, más los pesados minutos en los playoffs, y logró 48 minutos en una victoria en el Juego 7 ante los Boston Celtics en las finales de la Conferencia Este.

“Finalmente, encontramos una buena receta que realmente funcionó -no solo para los calambres, para la suplementación en general”, dijo Mancias.

Ahora, ellos están llevando la receta a las masas, combinándose con Arnold Schwarzenegger, Lindsey Vonn y Cindy Crawford para lanzar Ladder, una compañía de salud y bienestar que vende el mismo suero alimentado con proteínas vegetales y polvos energéticos que James usa.

Las velas son para los viajes

Los vestuarios tienen la reputación de estar apretados y sudorosos, pero James ha aportado un poco de ambiente en las arenas rivales esta temporada. En varias ocasiones, ha encendido una vela en su casillero antes del juego.

Había una vela de madera de teca de caoba de White Barn que se usaba en Portland y una vela de bambú moso más elegante de Voluspa encendida en San Antonio. El acompañante de viaje con aroma quizás esté alineado con la reciente dedicación de James a la meditación, una práctica por la que intenta dedicar de 15 a 20 minutos al día, a menudo durante la ventana previa al juego de su equipo.

“Al principio te sientes un poco raro porque es algo nuevo, algo que me parece extraño”, dijo James. “Pero me siento cada vez más cómodo con mi ser interior, los espíritus internos, la energía interna y cosas de esa naturaleza, supongo. Así que funciona para mí”.

Documentando cada movimiento

Aparte de la gran cantidad de cobertura que James ha recibido en su campaña inaugural con los Lakers, casi en cada paso del camino -prácticas, tiros, juegos tanto en casa como de visita- James ha sido seguido por camarógrafos provenientes de una empresa conjunta entre Spring Hill Productions y NBA Entertainment, dijeron las fuentes a ESPN.

El propósito de los grupos no está claro -¿un documental como “Más que un atleta” o quizás un documental completo como “Más que un juego”?- pero las imágenes se están recogiendo y las cintas se están almacenando.

El irónico tiro de tiza es una reliquia

Al igual que su banda en la cabeza, el distintivo lanzamiento de tiza de James ha desaparecido de su ritual de la noche de juego. Era tan rutinario que en su primer juego con los Cleveland Cavaliers en 2014, los fans recibieron bolsas de confeti en papel de miniatura para lanzar al aire, imitando a James mientras realizaba su lanzamiento de tiza justo antes del inicio.

James abandonó la costumbre un par de meses después de la temporada 2014-2015, pero aún puedes verlo preparando sus manos con talco antes de que comience el día. Simplemente termina la acción con una palmada, seguido de un golpe rápido en cada uno de su puños en forma de bola para dispersar el exceso de polvo, en lugar de crear una nube de tiza.

Mantener una buena relación con el dueño

Desde su juventud, los entrenadores se han maravillado con la madurez y la confianza que James mostró en el nivel de contacto visual que mantuvo durante la interacción. Ese rasgo se traslada a los juegos en el Staples Center, donde, incluso con una multitud de 18,997 fans, James a menudo se abalanza con la dueña de los Lakers, Jeanie Buss, un simple guiño cuando la acción del juego lo lleva dentro del alcance en sus asientos en la primera fila de la Sección 112.

Buss dijo que el reconocimiento no es exclusivo de su relación con James, sino un reflejo del tipo de vínculo que quiere que todos sus jugadores sientan cuando juegan para los Lakers.

“Es como si todos miraran por encima; yo soy como la madre”, le dijo a ESPN. “Incluso cuando vienen jugadores que solían jugar para los Lakers, como Dwight Howard, siempre dice ‘hola’”.

Noticias más leídas