Noticia

Comparte

25 septiembre, 2012

Nuevos inmortales en ceremonial provincia SD

SANTO DOMINGO ESTE. Emociones, anécdotas, abrazos y la satisfacción del deber cumplido matizaron el domingo la celebración del IV Altar de la Inmortalidad de la Provincia Santo Domingo donde fueron exaltados los deportistas Domingo Batista, (atletismo), José Moscoso (arbitraje de basket), José A. Pasos Dòcil (propulsor) y Marino Mercedes, (Clubista), en un acto celebrado en el Hotel Aurora del Sol.

Tras la instalación de los símbolos patrios, el maestro de ceremonia, Juan Nova Ramírez, comenzó a leer la semblanza del primer exaltado: Domingo Batista, de quien valoró la gran trayectoria que tuvo en los maratones durante más de una década en el país. El evento tuvo el apoyo del Ministerio de Deportes.

El periodista José Cáceres y el presidente de la Asociación de Baloncesto de la Provincia Santo Domingo (ABASADO), José Esteban Borromé, tuvieron a su cargo el ritual de la exaltación y luego al final la entrega de placa que lo acredita desde ya como Inmortales del Deporte de la Provincia Santo Domingo.

En el acto del ceremonial estaban presentes el Viceministro de Deportes, Soterio Ramírez, los inmortales del Deporte, Mario Alvarez Soto y Marisela Peralta. También el profesor Rolando Miranda, Andrés Liberato, John Carmona, Miguel Rodríguez, entre otros. También dirigentes de ligas y clubes.

Cuando concluyó el acto de exaltación, los inmortales del deporte de la Provincia Santo Doming, Tolben Jaquez, José- Maíta- Mercedes, doña Norma Díaz y Arturo Diaz (Canita) subieron al podium para entregarle las placas a los nuevos inmortales.

El nomemento culminante llegó cuando los nuevos inmortales del Deporte dieron las palabras de agradecimiento. Domingo Batista tuvo palabras de elogios para los miembros del Comité Gestor, así como para todos los que tuvieron que ver con sus logros en el atletismo.

“Por fin se hizo justicia al galardonar a un atleta de la modalidad de fondo”, dijo.

José Pasos Dócil, propulsor del Deporte, explicó que le agradaría que la Alcaldía del Municipio Santo Domingo le otorgue una pensión a los inmortales para que puedan seguir trabajando en favor de la juventud y el deporte.

El arbitro José Moscoso declaró que estaba feliz porque lo reconocían en vida y no en muerte.

Marino Mercedes dijo que lo asumía con humildad y como un reto para seguir trabajando en el deporte y en el baloncesto en el club Los Mina.