Noticia

Comparte

9 septiembre, 2012

Ocho nuevos deportistas a la inmortalidad SPM

SAN PEDRO DE MACORIS. El deporte de esta ciudad vivió este domingo otro momento cumbre con la instalación en el nicho de la inmortalidad de ocho nuevos deportistas que vienen a engrosar el listado de 31 exaltados con anterioridad en las tres versiones anteriores.

Los exaltados fueron los ex peloteros profesionales Joaquín Andújar, dos veces ganador de 20 partidos en las ligas Mayores; Elvio Jiménez, uno de los más notables jugadores del béisbol profesional dominicano de su época; y Julio -Sijo- Linares, dueño de una importante carrera de 14 años en ligas menores y después un exitoso en el béisbol como ejecutivo, dirigente y escucha.

También, la otrora estrella del atletismo Iris Saunders Phillips; Miguel Peña, el padre del karate en el país; Marcelo Richiez, destacado entrenador de voleibol y connotado profesor de educación física; Rafael Antún Abud, en cuya presidencia las Estrellas Orientales ganaron sus dos únicas coronas en la historia del equipo; y Pedro Justo Carrión, uno de los empresarios que más impulso le dio al deporte provincial y regional.

Seis de ellos recibieron orgullosos su instalación en el templo de la inmortalidad y los dos restantes, Antún Abud y Pedro Justo (fallecidos), fueron representados por sus hijos Mary Frances Antún y Pedro Justo Carrión Guerra. Andújar también envió a un representante, Quintino Vizcaíno.

El Ceremonial tuvo lugar en el Salón San Pedro del Hotel Macoríx, en un solemne acto que encabezaron las autoridades de esta provincia como el senador José María Sosa, el diputado Franklin Peña y el gobernador Félix de los Santos Lebrón, los miembros del Comité Permanente del Salón de la Fama que preside el ingeniero Juan Eric Yermenos, el viceministro de Deportes Soterio Ramirez, en representación del ministro Jaime David Fernández Mirabal; el presidente del Comité Olímpico Dominicano, Luisin Mejía; presidente de federaciones deportivas nacionales como Edwin Rodríguez, de Gimnasia, y la gimnasta Yamilet Peña.

El acto inició a las 10:00 de la mañana con la verificación del registro de actuantes y comprobación de la asistencia de los invitados, y de manera formal a las 11:00 con la instalación del Comité Permanente.

Siguió con el ceremonial de las banderas y los símbolos del Salón de la Fama, a cargo del Juan Ramón -Moncho- Bernhardt, portador de la Bandera Nacional y Víctor Fernández la del Salón de la Fama, acompañados por Augusto Guerra y Juan Virgilio Alarcón, respectivamente. Los atletas de tiro Andrés Alfonseca y Bianka Ramos fuero el porta machete y porta laurel, respectivamente. Joaquín Albizo hizo el ritual de los símbolos del Salón de la Fama.

Acto seguido fueron interpretadas las notas del Himno Nacional, a cargo del Cuarteto de Cuerdas de la Orquesta Sinfónica Juvenil Julio de Wint de San Pedro de Macorís. Luego, Vicente Feliú pronunció las palabras de bienvenida, el doctor Miguel Morales siguió con la lectura de la dedicatoria del Ceremonial a la religiosa Sor Leonor Gibb, para dar paso a la instalación del empresario Ignacio Zaglul como Presidente de Honor del Ceremonial, quien de inmediato inició la exaltación de los nuevos inmortales.

Luego de la exaltación, Daniel Javier tuvo a su cargo las congratulaciones a los inmortales y Luis Rafael De Peña leyó el mensaje de la prensa deportiva. Domingo Septiembre de la Cruz hizo el brindis de honor, mientras que Feliú entregó el reconocimiento a la notable educadora Sor Leonor Gibb, a quien se dedicó el Ceremonial.

Finalmente, Carlos Juan Musa entregó una placa de reconocimiento al Presidente de Honor Ignacio Zaglul, en tanto que el propio Musa y Yermenos hicieron homenajes a las familias Antún Abud y Víctor Canto (Toñito), que fueron recibidos por Rafael, Tete, Manuel Antun y Cachy Batlle de Antún; así como por Olga María y Rosa Celia Canto (hijas). Rodolfo Espinal, moderador; y Anthony Richardson fueron los conductores del Ceremonial.

El doctor y diputado Franklin Peña fue designado Presidente de Honor del V Ceremonial a celebrarse el segundo domingo de septiembre del 2013
Breve reseña de los nuevos inmortales

Joaquín Andújar:

Permaneció en Liga Mayor por espacio de 13 temporadas, ganando 127 y perdió 118, con una efectividad de 3,58. Salvo nueve partidos, completó 68 juegos y tiró 19 blanqueadas. Durante su carrera los bateadores contrario le promediaron 224.

Consiguió su consagración con lanzador al ganar 20 partidos en 1984 para los Cardenales de San Luis, y en 1985 Andújar terminó con marca de 21-12, participó por cuarta ocasión en el Juego de Estrellas y condujo a su equipo hasta la serie mundial contra los Reales de Kansas City.

Participó en el Juego de Estrellas representando a la Liga Nacional en cuatro ocasiones (1977, 1979, 1984 y 1985).Lanzó 2153 entradas, toleró 2016 imparables, admitió 955 carreras, 857 limpias, transfirió 731 y ponchó 1032. Fue líder en victorias de la Liga Nacional el 1984 con 20 victorias, líder de la liga con 261.1 entradas lanzadas, líder en blanqueadas con cuatro y en bateadores enfrentados, terminando con efectividad de 3.34.

Participó en el Juego de Estrellas ese año, pero el equipo no avanzó a la postemporada.También ganó el Guante de Oro como lanzador y fue votado como el “Regreso del Año” del viejo Circuito.

En 1985 Andújar terminó con marca de 21-12 y participó por cuarta ocasión en el Juego de Estrellas y conduo a su equipo hasta la serie mundial contra los Reales de Kansas City. Participó en el Juego de Estrellas representando a la Liga Nacional en cuatro ocasiones (1977, 1979, 1984 y 1985).
Sijo Linares:

Como jugador, Linares actuó por espacio de 14 temporadas en los circuitos minoritarios de los Estados Unidos, y en la pelota profesional dominicana jugó con las Estrellas Orientales, Aguilas Cibaeñas y Leones del Escogido. Ha desempeñado roles de preponderancia en la organización de los Astros de Houstos, entre ellos el cargo actual de asistente especial del gerente general Jeff Luhnow.

En 1960 se convirtió en uno de los primeros jugadores dominicanos en obtener el títulode bateo, al promediar .324. En 1971 es el primer pelotero dominicano en jugar en Japón.

Luego empieza su carrera como manager de las Ligas Menores, siendo el primer dominicano en ser designado para esta labor, en la cual se mantuvo por 16 años, logrando en 1979 el campeonato de la Rookie Gulf Coast League. También ha sido coach de los Astros en Grandes Ligas.
Marcelo Richiez:

Se le considera uno de los más notables profesores de educación física de todos los tiempos. También fue un destacado entrenador de voleibol, por cuyas manos pasaron grandes atletas que representaron al país en eventos internacionales de todas las categorías.

Richiez forma parte de la vieja guardia de educadores físicos, entre los que además se encuentran Rafael -Papo- Germes, César Padrón (Panpanini). Marcelo es considerado como el profesor de educación física más versátil y entre los más completo que ha tenido el país.

Nacido en esta ciudad un 13 de febrero de 1940, Marcelo Eugenio Richiez Alburquerque se tituló de profesor de educación física a los 17 años, el 1957 en Santo Domingo.

En el voleibol nacional dirigido a clubes Mauricio Báez, Simón Bolívar, San Lázaro y Bameso. Fuera del país ha brindado sus grandes conocimientos en Honduras, El Salvador. También llegó a ser dirigente de la selección nacional. Ha sido asistente de varios entrenadores internacionales como Joswinsh-Polaco, Vicente Arias, de México; Decio Violle, Brasil; y de Se Young-Song, de Corea.
Miguel Peña:

Está considerado el padre del karate en la República Dominicana y su combinación de dirigente federado, entrenador y propulsor le dieron el visado a la inmortalidad.

Peña fue durante tres períodos, todos seguidos, presidente de la Federación Dominicana de Karate, cargó que desempeñó por espacio de 12 años y desde el cual se preocupó por masificar y desarrollar este deporte a su máxima expresión.

Nativo de esta ciuda ciudad, en la que llegó al mundo el 29 de septiembre de 1948, Miguel inicia su travesía por las artes marciales en la disciplina de taekwondo el 1966, bajo las enseñanzas del profesor José Ramón Reyes (Cuqui).
Pasa a practicar el okinawa kenpo karate-do el 1967, bajo las enseñanzas del profesor Felton Messina, y a finales del 68 se convierte en el primer dominicano que recibe el grado de cinta negra, examinado y promovido en este país por el sensei boricua Edwin Rodríguez, cinta negra segundo dan, y a su vez tutor en Mayagüez de Messina.
Iris Saunders:

Iris Dolores, una de las mejores exponentes de las pruebas de velocidad del país desde finales de los 70’s y la década del 80.

Saunders comenzó a descollar en el atletismo en los Juegos Deportivos Nacionales de 1977, ganando la medalla de plata como integrante de los relevos 4×100 y 4×400 de la Región Este.

Dos años después y siendo aún una atleta de categoría juvenil, obtuvo medalla de bronce como parte del relevo 4×400 en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Guadalajara, México.

Al final del 79 fue galardonada “Atleta Juvenil del Año” del país y de San Pedro de Macorís, por su gran actuación en eventos nacionales e internacionales tanto en juvenil como en superior.

El 1980 ganó plata y bronce con los relevos 4×100 y 4×400 durante los Juegos Panamericanos Juveniles celebrados en Ontario, Canadá, lo que le sirvió de aval para ser electa “Atleta del Año” de San Pedro de Macorís.
Elvio Jiménez:

Fue uno de los pocos bateadores de más de 500 imparables en la pelota profesional dominicana.
donde jugó por espacio de 15 temporadas, ocho de ellas desempeñándose en el bosque izquierdo con los Tigres del Licey.

Considerado como un sólido bateador de líneas, Elvio fue un jugador que se crecía en los momentos de presión. En el país debutó en la campaña 1958-59, pero fue a partir del siguiente año y hasta el 1970-71 que estuvo como regular en los jardines del equipo felino.

Al finalizar su carrera acumuló 527 incogibles, uno de los mayores totales en historia del juego. Terminó con un respetable .270 de promedio. Anotnó 168 carreras y entre sus imparables pegó 77 dobletes, 15 triples y 12 jonrones. Sumó además una respetable cifra de 207 carreras remolcadas.

En el momento del retiro sus 527 hits era una de las cifras más altas en el cuadro de todos los tiempos. En dos temporadas remolcó más de 10 carreras, siendo su cifra tope 32 en 1964-65 y 30 en 1968-69.
Su despegue comenzó en 1959-60 y hasta 1970-71 fue uno de los bateadores más respetables con el uniforme de los Tigres.

Rafael Antún:

El fallecido tienen el honor que de conducir, como presidente, a las Estrellas Orientales a la conquista de las únicas dos coronas que ha logrado esa franquicia en su historia.

Antún se involucró en el béisbol nacional de verano en 1950 y cinco años después se convirtió en uno de los principales propulsores de la pelota profesional cuando la Liga Dominicana estableció acuerdo de trabajo con las Ligas Mayores.

Ese año de 1955 Rafael inició relaciones con ejecutivos de las Grandes Ligas, específicamente con los entonces Bravos de Milwaukee y su Gerente General, el señor John Mullen, a quien por años le unió una gran amistad de trabajo y personal.

Como máximo directivo de las Estrellas Orientales, Antún forjó también relaciones con Atlanta (ex Bravos), Astros de Houston y Gigantes de San Francisco.
Pedro Justo Carrión:

Pedro Justo Carrión es reconocido como uno de los empresarios y deportistas que más ayudó al crecimiento y masificación de las actividades del músculo y la mente en esta provincia. Había nacido el 29 de enero de 1912 y falleció el 4 de noviembre de 1990, a los 78 años.
Durante la celebración de los Juegos Petromacorisanos en 1980 y 1981 fue patrocinador de zonas completas.