Noticia

Comparte

18 octubre, 2012

Presentan deportistas que serán inmortalizados

SANTO DOMINGO. El Comité Permanente del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano hizo este miércoles la presentación oficial a la prensa a los siete deportistas que serán inmortalizados en el XLVI Ceremonial del próximo domingo, al tiempo que anunció que el evento será dedicado al campeón olímpico de Londres-2012 en 400 metros con vallas, Félix Sánchez.

 

De igual modo, el Pabellón reveló que hará reconocimientos a Milagros Cabral, al reverendo padre César Hilario, al Orfeón de Santiago y rendirá un tributo de recordación a los caídos en la Tragedia de Río Verde.

Los detalles del ceremonial y la revelación de las personalidades a ser homenajeadas fueron ofrecidos en una conferencia de prensa celebrada en la Sala de Conferencias del Edificio Corporativo Claro, por directivos del Comité Permanente del Pabellón de la Fama y ejecutivos de Claro, empresa patrocinadora del XLVICeremonial que tendrá lugar en el nuevo Anfiteatro del Pabellón de la Fama situado en la parte oeste del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, a partir de las 11:00 del mediodía.

En el tradicional encuentro de presentación de los exaltados que el Pabellón y Claro celebran cada año en la víspera del Ceremonial, los próximos inmortales hablaron del orgullo que sienten al ver que sus trayectorias dentro del deporte recibirán la merecida recompensa.

La empresa patrocinadora Claro-Codetel estuvo representada por el representante de Promociones, Sharif Quiñonez, mientras que el pabellón estuvo asistido por su presidente, el doctor Luis Scheker Ortiz Ortiz, y los miembros Carlos Lamarche Rey, Dionisio Guzmán, Rafael Damirón, Joselín Rodríguez Conde, Rubén Luis Andújar y el general (r) Marcos Jiménez, quien será el Presidente de Honor del Ceremonial de la Fama.

El domingo serán elevados al templo del deporte dominicano Dulce María Piña, Aquiles Peña, Felicia Candelario, Juan Guzmán, José Mercedes (Maíta) y Ricardo Gioriber Arias, quienes ofrecieron sus testimonios sobre la elección de cada uno de ellos. Hanns Hieronimus (fallecido) será el séptimo inmortal.

Los próximos inmortales coincidieron en afirmar el compromiso que les espera con la sociedad desde el domingo cuando sean exaltados al Pabellón de la Fama. Guzmán dijo que es un motivo para redoblar el esfuerzo que hace para ayudar a la niñez y la juventud. Gioriber insistió en que el “deporte nada me noble y asumo esta elección con
La entereza de seguir ayudando a esta noble causa.”

Julia Lora de Hieronimus manifestó que la familia será un honor al ver que la labor de su difunto esposo ha sido recompensada. Maíta indicó que detrás de su exaltación están los entrenadores, el club Los Mina, su familia y los grandes jugadores con los cuales jugó y le ayudaron en su crecimiento.

Mientras que Felicia Candelario manifestó que su deseo es ver que los niños dominicanos sean recogidos de las calles y concentrados en el quehacer deportivo para aprovechar sus talentos.

Piña representó al país por espacio de 13 años y ganó tres medallas de plata en Juegos Centroamericanos y del Caribe, así como un bronce en Juegos Panamericanos y múltiples preseas de oro, plata y bronce en certámenes internacionales propios de ese deporte.

Candelario fue una de las principales atletas de campo y pista del país desde finales de la década del 70 hasta finales de los 80’s, llegando a representar dignamente al país y ganando varias medallas en Juegos Centroamericanos, Panamericanos, en justas nacionales y Centroamericanos Universitarios.

Guzmán sobresalió como uno de los lanzadores más dominantes de las ligas mayores entre mediados de los 80’s hasta los 90’s, llegando a ganar un liderado de efectividad y ayudó a los Azulejos de Toronto a ganar las Series Mundiales en 1992 y 1993. Fue uno de los pitcher más ganadores de las mayores en la primera parte de la década de los 90’s, con récord de 52-22 entre 1991 y 1994.Se retiró con un balance positivo de 91 victorias y 79 derrotas.

Maíta Mercedes es considerado uno de los grandes armadores dominicanos de todos los tiempos y es de los pocos que ha sido campeón a nivel del torneo superior distrital como jugador y dirigente.

Mercedes, ganador del liderato de anotación en unos Juegos Centroamericanos y del Caribe, fue campeón en 1991 y 1992 como armador titular del Club San Lázaro, y en el 1993 con Los Mina.

Después como dirigente condujo a los equipos de Los Mina del 2004 y 2007 a la conquista de los campeonatos capitalinos en finales contra Villa Duarte y San Lázaro, al igual que al Club Bameso el 2011 sobre San Carlos.

Fue galardonado dos veces con el premio de “Atleta del Año” ( 1991 y 92) en la premiación de la Asociación de Cronistas Deportivos de Santo Domingo, Maíta es uno de los grandes armadores de todos tiempos del baloncesto dominicano.

 

Aquiles Peña es uno de los mejores jugadores ameteurs del béisbol dominicano, a nivel nacional e internacional. Peña coronará una gloriosa carrera, sobre todo, como ex selección nacional de béisbol. Participó en 44 eventos nacional ( 29 a nivel del país) o internacional (15), en los cuales ayudó a ganar 32 medallas (11 en justas internacionales), 17 de ellas de oro, 8 plata y 7 bronce.

 

Gioriber Arias ha dedicado 57 de sus 72 años al fomento del deporte nacional, en particular el voleibol y como profesor de educación física. Todavía se mantiene activo como director del Proyecto Nacional de Selecciones Infantiles. Ha recorrido todos los estamentos del deporte, desde atleta, entrenador, profesor, dirigente federado y asociado.

 

Hanns Hieronimus nació en Alemania, pero desde su llegada al país a los 21 años se involucró en las actividades deportivas, llegando a ser uno de más grandes propulsores del tenis de mesa.

Félix Sánchez

Sánchez ganó la medalla de oro en la prueba de los 400 metros con vallas, registrando un cronometro de 47.63. Ese día se convirtió, a los 35 años, en el atleta de mayor edad que conquistaba un oro olímpico en una prueba de velocidad.
Super Sánchez nació en la ciudad de Nueva York el 30 de agosto de 1977, hijo de padres dominicanos. Su historia se inicia con su participación en los Juegos Panamericanos de 1999 disputados en la ciudad canadiense de Winnipeg, donde arribó cuarto en la final. Un año más tarde participaría en los Juegos Olímpicos de Sydney, Australia.
Sin embargo, a partir del 2001 comenzó a ejercer un dominio tal en la prueba que se prolongó hasta finales del 2004 cuando ganó su primera medalla de oro y la primera para la República Dominicana en una cita olímpica.
Antes de la conquista de su presea dorada en las Olimpíadas de Atenas-2004, en Grecia, se consagró como el más dominante vallista del presente siglo al ganar en versiones consecutivas la medalla de oro en los Mundiales del 2001 (Edmonton, Canadá) y 2003 (en Alemania).
Fue así como a partir del 2001 hilvanó una racha de victorias consecutivas que llegó a ser de 43 cuando se coronó campeón olímpico en Sydney. Su invicto comenzó en julio de 2001, hasta que una lesión en la penúltima competencia de la Liga Dorada del 2004, en Bruselas, le hizo perder su buena racha.
Después de esa lesión, realizó varios intentos por retornar a la pista y obtener nuevos lauros, pero sin éxito. No obstante, se mantuvo como el mejor representante dominicano en las justas internacionales, hasta que en agosto pasado se alzó nuevamente con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres, alcanzando la honrosa distinción de ser el único atleta dominicano en ganar dos oros olímpicos.
Por sus hazañas, al poner bien el alto el nombre de la República Dominicana con su soberbia actuación como atleta, orgullosamente dominicano, el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano dedicará el Cuadragésimo Sexto Ceremonial del Pabellón de la Fama al Súper Sánchez.