Noticia

Comparte

8 mayo, 2019

El presidente de la AIBA desmiente una acción judicial contra el COI

AFP. El presidente interino de la Federación Internacional de Boxeo (AIBA), el marroquí Mohamed Moustahsane, calmó las aguas este miércoles y desmintió que su federación contemple una acción en la justicia contra el COI si es descartada de la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020.

En una información transmitida a la AFP en Gold Coast, donde los dirigentes de las federaciones mundiales se reúnen en la convención SportAccord, la AIBA anunció el martes que su comité ejecutivo se reunirá el 18 de mayo en Lausana “para examinar todas las opciones, incluyendo las judiciales, debido a que el COI ha violado la carta olímpica”.

“No habrá una acción en la justicia porque somos una organización deportiva, por lo que seguiremos al nivel deportivo”, explicó Moustahsane este miércoles.

La comisión ejecutiva del COI decidirá el 22 de mayo si excluye o no a la AIBA de la organización del torneo de boxeo de los Juegos. Si fuera descartada, el COI organizará por sí mismo la competición.

“Como presidente de la AIBA sigo teniendo confianza en que encontremos un medio de arreglar los problemas y que la AIBA seguirá siendo una federación que participe en los Juegos”, añadió Moustahsane, también presidente de la Confederación Africana de Boxeo.

La comisión de investigación del COI convocó a los responsables de la AIBA a responder, el 20 de mayo en Lausana, a varias cuestiones, a solo dos días de la decisión que tomará la comisión ejecutiva del COI.

“Estaré allí, acompañado de personas clave que podrán responder a cuestiones para defender la posición de la AIBA y decir que estamos preparados para organizar el torneo olímpico y la clasificación”, subrayó el marroquí.

Si la AIBA es excluida de los Juegos de Tokio, no se beneficiará de la ayuda económica sustancial que paga el COI a las federaciones de los deportes olímpicos.

Frente a las preocupaciones sobre la gobernanza, las finanzas y el arbitraje, y después de la llegada a la presidencia del controvertido hombre de negocios uzbeco Gafur Rakhimov, el COI había anunciado en diciembre pasado que congelaba la organización del torneo olímpico de boxeo y abría una investigación sobre esta federación, en crisis desde hace años.

A finales de marzo, Rakhimov anunciaba su dimisión y Moustahsane se convertía en presidente interino.

Noticias más leídas