Noticia

Comparte

1 enero, 2013

Remo y Canotaje se aferra al trabajo continuo

BONAO. Para lograr el espacio que ha conquistado en los últimos años, la Federación Dominicana de Remo y Canotaje (Fedoreca) ha tenido que sobrellevar diversos obstáculos.

Aún con las limitaciones y precariedades, los directivos de la Fedoreca se aferran al trabajo continuo de un deporte que es considerado costoso y lo practican atletas con serias limitaciones económicas.

“Estamos en desventaja con relación a los demás competidores de otros países. Nosotros vamos de los entrenamientos a las competencias, diferente a otras naciones”, comentó Samuel Melo, presidente de la Fedoreca.

Este deporte llega a la República Dominicana a raíz de la celebración de los Juegos Panamericanos Santo Domingo 2003. Casi 10 años después de la cita deportiva, esta disciplina se desarrolla con las mismas embarcaciones que se adquirieron para la fecha.

Con su sede en la Presa Rincón, en Bonao, la Fedoreca se ha visto imposibilitada en crecer en cuanto a la formación de asociaciones en diferentes puntos del país, y aunque las solicitudes se mantienen, los directivos tienen que quedarse de brazos cruzados porque no cuentan con los equipos necesarios para expandir la disciplina.

“No hemos podido desarrollarnos más por las limitaciones de embarcaciones. Hay muchas provincias que quieren este deporte, pero sin embarcaciones no es posible”, señaló Melo, quien dijo que por esa razón solo hay cinco asociaciones afiliadas a la Fedoreca, las cuales están cercana a la Presa, donde realizan las prácticas.

La selección nacional de remo y canotaje está conformada por 15 atletas, los cuales están concentrados en la edificación que se construyó en la Presa Rincón con motivo de los Juegos Panamericanos de 2003. Once de esos deportistas son de Bonao, uno de San Pedro de Macorís, otro de Dajabón y dos de Cotuí.

Junto a los atletas concentrados, también habitan en el lugar los entrenadores cubanos Javier de Jesús Calderón (canotaje) y Arsenio Sariol Rey (remo).

“Se ha dado un salto inesperado, aún con las limitaciones. Lo que tenemos es que esforzarnos para lograr buenos resultados”, sostuvo Sariol, quien señaló que la antigüedad de las embarcaciones perjudica el desarrollo de los atletas y de la disciplina.

Después de varios meses en el trabajo sistemático de las técnicas y la fuerza, el entrenador de la modalidad de canotaje, Javier Jesús Calderón, señala que para el próximo año se concentrarán en el desarrollo de la velocidad y la resistencia en el agua.

“Tenemos un equipo joven y con deseos de trabajar”, indicó el cubano Calderón, quien adelantó que el objetivo para los próximos Juegos Centroamericanos y del Caribe que tendrán lugar en Veracruz, México en el 2014 es cambiar el color de las tres medallas de bronce obtenidas en Mayagüez 2010.

En canotaje la Fedoreca tiene las siguientes embarcaciones: siete K1, e igual cantidad en k2 y seis K4, las cuales están deterioradas. También figuran cuatro de C1 y tres de C2. En remo cuatro botes sencillos par, cuatro doble par e igual cantidad en cuatro par, así como tres de ocho par (el número establece la cantidad de tripulantes).

 

De peloteros al remo y el canotaje

Antes de pasar a la práctica del remo y el canotaje, Carlos Rodríguez, Juan Luis Esquea y Fernando de Jesús Solís tenían el sueño de convertirse en grandes peloteros. Pero esa transición no ha impedido que los sueños que albergaban en el béisbol también estén presentes en la disciplina que se desenvuelven en la actualidad.

“Yo jugaba pelota en los jardines, pero no fue posible, ahora practico el remo y me gusta mucho. Mi meta es llegar lejos”, sostuvo Solís, quien estuvo tres años en la práctica del béisbol y que llegó al remo a través de la motivación de un hermano que hacía servicio cercano a la Presa Rincón.

Rodríguez, en cambio, era lanzador. “La tiraba a mil”, dijo de una forma jocosa. El nativo de Sabana del Puerto, de Bonao asegura que en la actualidad su pasión es el remo.

“Estoy trabajando y entrenando duro para ganar medalla en los Juegos Centroamericanos. Mi meta es poner mi país en alto”, sostuvo Rodríguez, de 18 años de edad.

La motivación de Esquea llegó a raíz de las medallas de bronce ganada por los atletas de remo en los Juegos Centroamericanos de Puerto Rico 2010. El atleta, de 19 años, dice que su pasión cambió de norte y que aspira llegar bien lejos. “Pienso seguir hacia delante, seguir entrenando fuerte para lograr mi objetivo”, indicó.

Embarcaciones dañadas y un proyecto escolar

Dos botes para jueces están fuera de servicio al tener los motores dañados, así como un catamarán por la misma causa, según dio a conocer el presidente de la Federación Dominicana de Remo y Canotaje, Samuel Melo. “Esto no nos detiene, nuestro propósito es trabajar con lo que tenemos”, aseguró Melo, quien señaló que la entidad que dirige lleva a cabo un programa escolar donde los lunes y martes de cada semana transportan a niños y jóvenes de las escuelas cercanas a la Presa Rincón para mostrarles cómo se practica la disciplina. “Aunque figuran siete técnicos nombrados por el Ministerio de Deportes, los cuales no conocemos porque no viene ninguno, a pesar de que se presentaron cuando Jaime David asumió y luego desaparecieron, continuamos trabajando”, dijo.