Noticia

Noticias de las Federaciones Nacionales - República Dominicana

Comparte

12 enero, 2019

Rudy Gobert ganaría un bono de un millón de dólares si es elegido al Juego de Estrellas

NBAMANIACS. Es de saber nacional que los contratos entre jugadores y franquicias, a menudo, son bastante más que ‘X’ años y una cifra. Además de sus añadidos habituales, años garantizados hay otras clausulas más específicas incrustadas explícitamente por la naturaleza del jugador.

Una de las más mediáticas y que más trajo de cabeza a los Knicks, fue la claúsula anti-traspaso de Carmelo Anthony, que exigía el visto bueno del jugador en cualquier movimiento que lo llevara lejos del Madison.

Pero como esas hay cientos, y la mayoría dirigidas a motivar al jugador. A empujar a éste a dar lo mejor de sí y obtener su mejor desempeño. Incentivos como el bonus de 100.000 dólares que se embolsaría Ricky Rubio la temporada pasada si conseguía superar el 40% en tiros de campo.

Pues precisamente su compañero de equipo, Rudy Gobert, tiene a tiro una de lo más sugerente. De un kilo, nada menos. Perfectamente proporcional el mérito a cosechar: jugar el All-Star Game.

Así lo ha recordado el Salt Lake City Tribune. Pero no solo está esta. El contrato del jugador francés está repleto de primas (500.000 dólares extra en caso de figurar en el Primer Quinteto Defensivo, otros 250.000 si los Jazz reciben menos de 100 puntos por 100 posesiones con Gobert en cancha, 250.000 si promedia ocho rebotes o más por cada 36 minutos…).

Sus números

Queda poco más de un mes para el Spectrum Center de Charlotte se vista de gala, y a día de hoy, los Jazz, uno de los favoritos para los puestos altos del Oeste, están fuera de playoffs. Mientras, su pívot estrella está en 14,7 puntos, 12,3 rebotes, 2 tapones y 2 asistencias en 31,2 minutos, con un 65,4% de efectividad en tiros de campo. Mejor marca personal tanto en anotación como en acierto de cara al aro de toda su carrera.

A ello hay añadimos que en el campo de las avanzadas destila un RPM (Real Plus-Minus) de 4,05 (13º de la Liga) y un Net Rating de +4,5 (a años luz del brutal +9,5 que acumuló el año pasado, con una segunda vuelta histórica de Utah tras el regreso de su lesión).

Sus posibilidades de ser parte de los titulares son prácticamente cero, así que dependerá de los entrenadores el honor y la suculenta propina de disputar a sus 26 años, y por primera vez en su vida, el duelo de las estrellas. ¿Lo merece?… Aunque la pregunta completa sería, ¿Lo merece más que tantas otras bestias interiores del Oeste?

Noticias relacionadas