Noticia

Comparte

30 enero, 2019

¿Será Vladimir Guerrero Jr. el mejor prospecto en la historia?

MLB. Aunque no podemos olvidarnos de lo talentosos que son los dominicanos Fernando Tatis Jr. y Eloy Jiménez, no debe ser sorpresa para nadie que el también quisqueyano Vladimir Guerrero Jr. es calificado como el prospecto número 1 en la lista de los 100 Mejores Prospectos de MLB Pipeline. El toletero se llevó dicha distinción desde que Shohei Ohtani y el venezolano Ronald Acuña Jr. se graduaron de dicha lista la temporada pasada y ahora parece que puede tener un futuro más brillante que los Novatos del Año del 2018.

Lo único que Guerrero hizo la campaña pasada, a los 19 años, fue encabezar las Ligas Menores en promedio (.381), slugging (.636) y OPS (1.120), ascendiendo hasta Triple-A. Puede ser imposible encontrar a un escucha que piense que el infielder no esté listo para enfrentarse a lanzadores de Grandes Ligas como adolescente.

Debido a que no cabe duda de que Guerrero es el mejor prospecto en el béisbol, vale la pena resolver mayores interrogantes. ¿Será el mejor prospecto en la historia? Si no lo es, ¿será el mejor prospecto en la ofensiva?

Le hemos presentado esas preguntas a evaluadores veteranos desde la Liga Otoñal de Arizona, donde Guerrero otra vez bateó sin problemas. La opinión general: No tiene un talento muy completo para calificarlo como el mejor prospecto de todos los tiempos, pero es difícil encontrar a otro que haya demostrado mayor promesa en el plato a una edad similar.

Para la mayoría de los escuchas, Alex Rodríguez es visto como el mejor prospecto de al menos las últimas tres décadas y sería difícil superarlo. Rodríguez, elegido número uno en el draft amateur de 1993, debutó en las Grandes Ligas durante su primera temporada como profesional a los 18 años y se estableció en los Marineros a los 20 años. Con la misma edad que Guerrero tendrá esta campaña, Rodríguez tuvo una línea ofensiva de .358/.414/.631 con 36 jonrones y 15 estafadas y fue por mucho el mejor jugador en la Liga Americana.

Guerrero, quien firmó por US$3.9 millones como el mejor agente libre internacional del 2015, ha bateado .331/.414/.529 con 146 pasaportes negociados y 135 ponches como profesional. Esos números se pueden comparar con los de Rodríguez en liga menor a la misma edad: .328/.387/.603 con 60 boletos y 126 abanicados. Pero mientras que Guerrero no se destaca como corredor ni defensor, Rodríguez tuvo excelente velocidad y gran capacidad defensiva en el campo corto, que resultaron en 329 bases robadas y par de Guantes de Oro en su carrera en la Gran Carpa.

“A-Rod fue el mejor”, dijo un alto directivo de un club de la Liga Nacional. “No puedo colocar a Vlad por encima de él. A-Rod logró todo eso como campocorto, hacía todo con facilidad. Las herramientas de A-Rod estuvieron por el cielo.

“Con Guerrero, la gran atracción es su bate. Pero si me preguntan quién es el mejor toletero, creo que diría Guerrero. Estoy bastante impresionado”.

Ken Griffey Jr. y Mike Trout son otros dos prospectos que los escuchas colocarían sobre Guerrero como talentos completos. Griffey fue elegido número uno en el draft de 1987 y arrasó en las Ligas Menores con una línea ofensiva de .320/.428/.576 antes de convertirse en guardabosque titular de Seattle a los 19 años. Como un talento con cinco herramientas, ganó 10 Guantes de Oro en la pradera central antes de ingresar al Salón de la Fama en su primer año en la boleta.

“Los dos mejores jugadores amateur que he visto han sido Griffey y A-Rod”, expresó un asistente especial del Viejo Circuito. “Griffey era el mejor atleta. A-Rod salió más pulido de la escuela secundaria”.

Guerrero no tendrá las cinco herramientas al nivel de Rodríguez, Griffey ni Trout, pero su potencial en la ofensiva es infinito. Cuenta con cada atributo que un escucha busca en un cañonero: velocidad del bate, fuerza, un swing sin puntos débiles, buena coordinación, avanzado en el reconocimiento de pitcheos, dispuesto a batear hacia todas las bandas y la capacidad de volarse la cerca en cualquier estadio. Lo único que haría a Guerrero un bateador prospecto perfecto sería si fuera zurdo.

“No tiene el físico ni las herramientas de Trout, A-Rod o Griffey, pero tiene las mismas posibilidades de alcanzar promedio de .300 con 30 jonrones”, agregó un ejecutivo de un conjunto de la Liga Americana. “Tiene las capacidades físicas y los instintos innatos para batear. Puede castigar casi cada lanzamiento que ve”.

Tres nombres que surgen siempre entre los evaluadores que compararon a Guerrero son bateadores derechos: El venezolano Miguel Cabrera, el dominicano Manny Ramírez y Gary Sheffield. El quisqueyano Albert Pujols no es mencionado porque sorprendió a todos y jugó apenas una temporada en Clase-A antes de convertirse en una superestrella. Por eso no tuvo tanto tiempo para dejar una impresión en liga menor.

La comparación más cercana para Guerrero es Cabrera, quien se destacó en la ofensiva de igual manera, con algunos defectos a la defensa y surgiendo como agente libre internacional, aunque bateó apenas .286/.350/.431 con el doble de ponches que pasaportes negociados en las Ligas Menores. En el plato se acerca más a Sheffield, quien tuvo una línea ofensiva de .314/.396/.539 con 157 boletos y 125 ponches antes de ascender a las Grandes Ligas a los 19 años. Para los escuchas Ramírez aún es el mejor bate desde la escuela secundaria, bateando .316/.408/.595 antes de debutar a los 21 años.

Casi cada uno de los señalados aquí son miembros del Salón de la Fama o tienen estadísticas dignas de Cooperstown. Esas expectativas son bastante altas para fijarle a Guerrero, pero casi todos los que vieron al toletero jugar creen que el joven las puede cumplir.

Noticias más leídas