Noticia

Comparte

10 mayo, 2019

Sixers y Blazers obligan a séptimo juego en sus respectivas series

FILADELFIA.- (AFP) Los Philadelphia 76ers pasaron por encima de los Toronto Raptors este jueves por 112-101 y forzaron el séptimo encuentro en su serie de semifinales de la Conferencia Este de la NBA.

El ganador de la eliminatoria chocará en la siguiente instancia con los Milwaukee Bucks, que se deshicieron en la víspera de los Boston Celtics por un global de 4-1.

Los Raptors visitaban Filadelfia con la intención de cerrar su pase pero no fueron rivales ante unos locales más activos y acertados y en el que todos sus jugadores contribuyeron a la victoria.

En juegos pasados, los Sixers habían basado su éxito en actuaciones estelares y solistas del alero Jimmy Butler pero, este viernes, su quinteto titular destruyó a los canadienses, donde solo el alero Kawhi Leonard y el ala-pívot camerunés Pascal Siakam dieron la talla.

Butler finalizó con 25 puntos y ocho asistencias, el armador australiano Ben Simmons con 21 tantos y seis rebotes y el poste camerunés Joel Embiid con 17 unidades y 12 capturas mientras que por los Raptors Kawhi firmó 29 y 12, Siakam 21 y 6 y el pívot español Marc Gasol pasó desapercibido de nuevo con 7 y 3.

En un duelo de parciales extremos durante los primeros 18 minutos, en el que un equipo contestaba a un 10-0 con otro intervalo similar, Butler se echó a los Sixers a la espalda y Simmons brilló al fin para sumar una ventaja de 15 unidades al descanso (58-43).

Toronto vivía una de sus veladas más erráticas desde el triple (3/17) y no lograba poner freno al motor de Simmons ni a las acciones de Butler, autor de 11 puntos en el segundo cuarto (19 al descanso), incluido un robo a Kawhi al final y una canasta sobre la chicharra para júbilo de los aficionados.

Mientras, el poste estrella de los locales, Embiid, duda hasta última por problemas físicos, marcaba diferencias en defensa, con los Sixers siendo 40 puntos mejores que sus oponentes con él sobre la pista.

Tras la reanudación, nada cambió. Philadelphia amplió su renta, contestada únicamente cuando Embiid descansaba y en los minutos de la basura ya con todos los suplentes en pista, y ahora ambos equipos se jugarán su boleto a las finales del Este en el último juego, en Toronto, el domingo.

PORTLAND OBLIGÓ A JUEGO DECISIVO

PORTLAND.- Denver no ha sobrevivido en su viaje a Portland y los Blazers han forzado el séptimo partido al empatar la serie 3 a 3. Un encuentro en el que vimos de nuevo la mejor versión de la pareja más demoledora de la liga como son Damian Lillard y CJ McCollum que lideraron juntos la remontada, asegurando desde la defensa las rentas conseguidas y con varias jugadas para el recuerdo por lo inverosímiles e imposibles que fueron.

Los Nuggets estuvieron de nuevo lejos de su mejor versión, otra vez el día y la noche fuera del Pepsi Center y sin ser capaces de encontrar baloncesto más allá de Nikola Jokic. Algo que tuvo que ver con el desacertado encuentro que completó Jamal Murray, con un 31% en tiros de campo, y Paul Millsap, con un 26%.

Lillard se fue hasta los 32 puntos en 11 de 23 lanzamientos incluyendo 6 de 13 en triples. Otra verdadera exhibición de la estrella de los Blazers que consiguió 17 puntos en el tercer tiempo, suficientes para darle la vuelta al encuentro y poner a los suyos por delante. Como decíamos, CJ McCollum fue su escudero de oro con 30 tantos en 12 de 24 en TC, manteniendo el nivel competitivo del partido cuando Dame no estaba en cancha.

Nikola Jokic se quedó a las puertas de un nuevo triple-doble en una noche condicionada por las faltas que obligaron al serbio a regular su defensa y minutos en pista. El Joker se fue hasta los 29 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias con un 66% en tiros de campo y triples, lo cual ratifica lo decisivo que es en esta serie. Jamal Murray fue el segundo máximo anotador de los Nuggets con 24 puntos, pero sin un acierto destacable.

 Denver necesitará de la mejor versión de sus titulares si quiere evitar un descalabro total en el séptimo partido, un tipo de partido en el que Lillard se mueve como pez en el agua. El domingo desde el Pepsi Center de Denver seremos testigos del tercer séptimo partido de estos Playoffs.

 

 

Noticias más leídas