Noticia

Comparte

7 octubre, 2020

Solidaridad Olímpica, programa global al servicio de la universalidad del deporte

Imaginado en la década de 1960 por un atleta y oficial deportivo francés, el conde Jean de Beaumont, el concepto de solidaridad olímpica es aún más esencial hoy en día, ya que ayuda a los Comités Olímpicos Nacionales (CON) de todo el mundo a ante las repercusiones de la pandemia COVID-19, al tiempo que permite a los deportistas continuar su entrenamiento, incluidos los deportistas refugiados con beca de Solidaridad Olímpica (SO) que se integrarán al equipo olímpico de refugiados formado por el Comité. International Olympic (COI) para los Juegos de Tokio 2020 el próximo año.

EL NACIMIENTO DE LA SOLIDARIDAD OLÍMPICA
¿Es el terrible terremoto ocurrido en Chile en mayo de 1960, drama que cobró miles de víctimas y ante el cual se puso en marcha una cadena de solidaridad olímpica, con el Comité Nacional Olímpico y Deportivo de Francia que sufrió los costos? de viajes de atletas chilenos a los Juegos de Roma y el CON italiano que financia su estancia allí? ¿Es también el nacimiento de decenas de nuevos CON en África y Asia de países que acaban de obtener su independencia? El conde Jean de Beaumont, sensibilizado por estos acontecimientos, tuvo por tanto la idea de crear una organización que ayudara a los CON necesitados, idea que fue el origen de la “Solidaridad Olímpica”.

Durante la 58ª Sesión del COI en Atenas en 1961, Jean de Beaumont habló con los miembros del COI: según él, era necesario ofrecer ayuda financiera a estos países y propuso la creación de una comisión. Al año siguiente, durante la Sesión organizada en Moscú, creó el “Comité Olímpico Internacional de Ayuda”.

La gestación es lenta y la falta de recursos dificulta la implementación de los programas. A principios de 1969, durante la Asamblea General Permanente de los CON, los representantes lanzaron el proyecto de crear “un programa de asistencia técnica y deportiva” en beneficio de los CON, con el fin de contribuir al desarrollo de quienes lo tenían. más necesario. Giulio Onesti, presidente del AGP-CNO, Raymond Gafner, presidente del CON suizo, y Raoul Mollet, presidente del CON belga, fundaron el 26 de abril de 1969 el Instituto Internacional para el Desarrollo de los CONs. Dos años más tarde, el Comité de Ayuda y el Instituto Internacional se fusionaron para crear un organismo conjunto COI / CON que se convirtió en el “Comité de Solidaridad Olímpica”.

Durante la década de 1970, el sentimiento de solidaridad se desarrolló dentro del Movimiento Olímpico, pero la falta de medios impidió un progreso real. Sin embargo, en 1976, ya había 371 proyectos que beneficiaban a 85 países, con la colaboración de 98 CON, algunos de los cuales son donantes.

LOS DERECHOS TELEVISIVOS, UN PASO DECISIVO PARA SO
Un primer paso decisivo se dio en 1979 en Puerto Rico, donde se llevó a cabo la Asamblea Constituyente de ACNO, la asociación que agrupa a todos los CON. Un grupo de trabajo formado por Peter Ritter (Liechtenstein), Günther Heinze (República Democrática de Alemania), Raymond Gafner y Raoul Mollet tiene la tarea de elaborar una propuesta para solicitar al COI que devuelva a ACNO el 20% de los derechos de televisión. . El presidente de ACNO, Mario Vázquez Raña, presenta esta propuesta al presidente del COI, Lord Killanin. Un segundo nivel se alcanzó con la llegada de Juan Antonio Samaranch como presidente de la institución internacional en 1980. Su visión, su sensibilidad y su afán por encontrar una solución para satisfacer las necesidades de los CONs se corresponden perfectamente con la posición de los CON. ACNO.

Así, mientras se celebraba el Congreso Olímpico en Baden-Baden (Alemania) en septiembre de 1981, el COI pagó una primera gran subvención a ACNO para su funcionamiento, mientras que Juan Antonio Samaranch y Mario Vázquez Raña crearon la “Comisión de la Solidaridad Olímpica “cuya misión es servir a los intereses de los CON y satisfacer sus necesidades. En 1983, Anselmo López fue el primer director a tiempo completo de Solidaridad Olímpica; establecerá una estructura administrativa destinada a ayudar a los CON. El incremento de recursos por derechos televisivos, y más en general por la comercialización de los Juegos después de Los Ángeles 1984, permite pasar de una forma de subvención general a una estructura de gestión de ingresos de acuerdo con los criterios establecidos por el COI.

LAS PRIMERAS BECAS PARA DEPORTISTAS
Entonces puede comenzar la consolidación y el desarrollo real de Solidaridad Olímpica. Un paso más se dio en 2001 cuando se lanzó el proceso de descentralización de fondos a las asociaciones continentales, con el objetivo de hacerlas participar en las decisiones de asignación de recursos, prestando especial atención a las necesidades específicas de los CON. Presidente durante mucho tiempo de los Comités Olímpicos Europeos (COE) y activo desde 1990 en la Comisión de Solidaridad Olímpica, Jacques Rogge sucedió a Juan Antonio Samaranch el mismo año como presidente del COI. Fortalece el trabajo de la Comisión de Solidaridad Olímpica, persigue la descentralización, nombra a Mario Vázquez Raña presidente de la comisión, la reestructura,

Las primeras becas para deportistas se otorgaron desde 1992. Entre los numerosos deportistas de todos los continentes que se beneficiarán de una beca olímpica, podemos mencionar a la croata Janica Kostelić, seis veces medallista olímpica en esquí alpino con tres títulos en Salt Lake City en 2002 y otro en Turín en 2006, o el tenista chipriota Marcos Baghdatis que participó en dos ediciones de los Juegos de Verano y fue octavo del mundo en 2006. Pero estos son sólo viejos ejemplos. De hecho, hoy, con vistas a los Juegos de Tokio, 1.600 atletas de 185 CON se benefician del apoyo de Solidaridad Olímpica.

Actualmente, el presupuesto de desarrollo y la ayuda aprobada por la Comisión de Solidaridad Olímpica para el plan 2017-2020 asciende a 509.285 millones de dólares estadounidenses y es la parte de los derechos de transmisión olímpica (Rio 2016 y PyeongChang 2018) para los CON. Solidaridad Olímpica redistribuye estos fondos a través de tres tipos de programas ofrecidos a todos los CON reconocidos por el COI: programas mundiales que cubren y fortalecen todas las áreas del desarrollo deportivo; programas continentales que responden parcialmente a las particularidades de cada continente; y las subvenciones pagadas por el COI a los CON por su participación en los Juegos .

SOLIDARIDAD OLÍMPICA ESTÁ TRABAJANDO PARA ABORDAR LOS PROBLEMAS PLANTEADOS POR LA PANDEMIA COVID-19
En 2020, la pandemia de COVID-19 fortalece aún más el papel de Solidaridad Olímpica con los CON. Los programas y métodos de trabajo se adaptan a la situación, sin exceder los presupuestos asignados. Tras consultar con la Comisión de Solidaridad Olímpica, se han tomado varias medidas para que los programas vinculados a la preparación y participación en los Juegos Olímpicos se prolonguen hasta 2021, en particular las becas olímpicas para deportistas “Tokio 2020”, las subvenciones para deportes de equipo y subvenciones del COI para la participación en los Juegos Olímpicos. Como declaró el presidente del COI, Thomas Bach: “El Movimiento Olímpico se enfrenta actualmente a un desafío sin precedentes. El COI debe organizar por primera vez el aplazamiento de una edición de los Juegos Olímpicos y ayudar a sus socios a superar esta crisis mundial. Esta situación sin precedentes requerirá que demostremos solidaridad, creatividad, determinación y flexibilidad. Todos tendremos que hacer sacrificios y compromisos. Circunstancias extraordinarias requieren medidas extraordinarias. Esta situación exige que cada uno de nosotros haga su parte y eso se aplica a todos, incluido el COI. Estamos felices de poder brindar apoyo a través de nuestros programas de ayuda “. entre nosotros está haciendo nuestra parte y eso se aplica a todos, incluido el COI. Estamos felices de poder brindar apoyo a través de nuestros programas de ayuda “. entre nosotros está haciendo nuestra parte y eso se aplica a todos, incluido el COI. Estamos felices de poder brindar apoyo a través de nuestros programas de ayuda “.

EL EQUIPO OLÍMPICO DE REFUGIADOS FORMADO POR EL COI
Como parte del compromiso del COI de ayudar a los atletas de élite afectados por la crisis mundial de refugiados, se pidió a los CON que identificaran a cualquier atleta refugiado que pudiera calificar para los Juegos Olímpicos de Río 2016. Estos candidatos luego recibieron ayuda financiera de Olympic Solidarity para sus preparativos para su eventual clasificación.

Se seleccionaron diez atletas refugiados para formar el primer equipo olímpico de refugiados. Verdadero símbolo de esperanza para todos los refugiados, los atletas, que marcharon y compitieron bajo la bandera olímpica, llamaron la atención de todo el planeta sobre la magnitud de la crisis de refugiados.

El Equipo Olímpico de Refugiados de Tokio 2020 está en línea con el equipo olímpico de Río 2016, lo que llevó a la creación del Programa de Apoyo a los Atletas Refugiados de Solidaridad Olímpica. A través de estas becas, las SO y los CON de los países que acogen a los atletas refugiados ayudan a estos atletas no solo a entrenar con el objetivo de clasificar para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, sino también a seguir su carrera deportiva y desarrollar sus habilidades. construir un futuro. Solidaridad Olímpica otorgó becas a 50 atletas refugiados de 18 países anfitriones, desde Australia a Kenia, a través de países europeos y Estados Unidos, y que representan 11 deportes: atletismo, lucha libre, judo, taekwondo, ciclismo. , natación, bádminton, boxeo, tiro, karate y halterofilia.