Noticia

Comparte

11 agosto, 2020

Tatis III enamora la MLB con juego y apunta al MVP

DIARIO LIBRE, SANTO DOMINGO.- La Fernandomanía ha vuelto a California, cuatro décadas más tarde. No es en Los Ángeles, no es un mexicano el protagonista, ni hay que esperar seis días para ver su show. Es dominicano, nació con pedigrí de Grandes Ligas, a diario se supera a sí mismo y hoy nadie se atreve a ponerle techo, si bien solo tiene 21 años.

Fernando Tatis III se ha adueñado del Big Show, no importa que juegue cuando medio Estados Unidos y República Dominicana ya está en la cama, que a su lado tenga un compañero con contrato de US$300 millones, que juegue en uno de los estadios menos amigables para dar jonrones o que solo lo aplaudan sus compañeros con las tribunas vacías.

El poder de un madero que se va disciplinando (si bien los ponches son altos), combinado con velocidad, defensa por encima del promedio con el ingrediente de un carisma ausente en estrellas como Mike Trout o Bryce Harper lo colocan en la lista para convertirse en una de las caras del béisbol donde estos atributos escasean.

Tatis ha llegado a su partido 100 como líder de jonrones en la Liga Nacional y colíder en las Grandes Ligas. También es el que más carreras ha producido (18), anotado (15), el de mayor total de bases (51) y el OPS+ más elevado (243).

Tatis amaneció el lunes como líder en WAR (victorias sobre jugador reemplazo) con 1.7 en la versión de FanGraphs y 1.4 en la de Baseball-Reference.

Otro referente sabermétrico como las carreras ponderadas más (wRC+), que evalúa directamente la producción ofensiva del jugador, coloca a Tatis con 232, es decir, que su aporte ofensivo ha sido 132% por encima del promedio de la liga. Allí también va a la cabeza de todo el béisbol.

Su defensa, medido por las estadísticas tradicionales va impecable: cero error en 140 entradas con acierto en las 49 oportunidades (1.000 en porcentaje de fildeo), 30 asistencias. Las métricas defensivas lo mantienen en cero en carreras salvadas con la defensa, una mejora con relación a las -3 del curso pasado cuando disputó sus primeros 83 partidos.

Un paquete completo que cuando se ha jugado ya un cuarto de la recortada temporada dejan al Bebo como serio candidato al premio al Jugador Más Valioso, más si se toma en cuenta que sus aporte ha sido clave para que los Padres de San Diego (9-7) estén en la pelea por un puesto a los playoffs.