Noticia

Comparte

2 diciembre, 2014

Unidad, gallardía y dignidad, claves para oro softbol femenino

SANTO DOMINGO.- El presidente de la Federación Dominicana de Softbol (Fedosa), ingeniero Garibaldy Bautista, atribuyó el triunfo en la rama femenina “a la unidad, gallardía y la dignidad”, con que nuestras atletas se presentaron en el terreno de juego.

La selección quisqueyana femenina de softbol venció a Cuba seis carreras a cinco en el partido final por la presea dorada, en un juego que se extendió a ocho entradas y fue decidido por un doble impulsador de dos vueltas conectado por Karina De los Santos, con dos compañeras en circulación. Es la primera medalla de oro del equipo dominicano en Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Bautista habló durante un agasajo que ofreció al conjunto en el local de la Fedosa luego de su arribo al país la mañana del lunes.

“Estamos orgullosos de nuestras atletas, ver como batallaron hasta conseguir la victoria, demostrando coraje y valentía, lo que nos estimula para continuar el proyecto fortalecer nuestra disciplina, creando los espacios, haciendo los torneos y retomando el plan de escuelas y academias a nivel nacional”.

Para Karina de los Santos la clave fue que “nunca nos dimos por vencidas, confiamos en que podíamos y lo demostramos, ya que el resultado final nos dio esta medalla, que aprovecho para dedicársela con orgullo, primero a Dios y luego a mi familia y a todos los softbolistas de República Dominicana”.

De los Santos conectó un doblete contra la barda del jardín central en el cierre de la octava entrada, para llevar al plato las dos carreras con las que República Dominicana logró un triunfo de 6-5 sobre Cuba, para proclamarse el nuevo campeón Centroamericano y del Caribe en softbol femenino, dejándolas en el terreno de juego.

De su parte Geovanny Núñez, la estelar lanzadora y cuarto bate del conjunto señaló que cuando aseguramos la plata, luego de vencer a Colombia, nació la apetencia por dar a República Dominicana la primera medalla de oro en el softbol femenino.

“Conocíamos el equipo de Cuba, debido a que sostuvimos con ellas varios fogueos, además de que jugamos en la vuelta regular y fuimos vencidas por ellas en la semi-final A, pero hicimos los ajustes, conciliamos un sistema de juego diferente y logramos el objetivo”, apuntó la capitana del conjunto.