Noticia

Comparte

8 agosto, 2012

USA y España avanzan a semifinales basket

LONDRES. Estados Unidos necesitó un triple-doble de LeBron James y cuatro triples seguidos de Kobe Bryant para finiquitar en el último periodo a una imponente Australia (119-86) y conseguir así el pase a las semifinales de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

James acabó el duelo con 11 puntos, 14 rebotes y 11 asistencias, mientras que Bryant aportó 20 tantos, seis triples incluidos. Por Australia destacaron Patty Mills con 26 puntos y Joe Ingles con 19 tantos, ocho rebotes y seis asistencias.

El rival de Estados Unidos en semifinales será Argentina, equipo al que ya doblegó en la primera fase por 97-126.

El festival de triples con el que se abrió el choque, ejecutados principalmente entre Kevin Durant y Mills, dio paso a unos minutos de gran igualdad en los que sorprendió la intensidad y tenacidad de los oceánicos, a la altura en esos instantes de lo que exhibía su rival aunque sin la misma espectacularidad.

Tras firmar el 19-16 con una canasta de Aron Baynes, arreciaron las pérdidas de balón y los fallos en el tiro para el equipo que dirige Brett Brown (4/13 de dos, 5/12 desde la personal) y los estadounidenses acabaron el primer cuarto por delante (28-21) a pesar de los diez puntos de Mills.

La entrada en pista de Deron Williams dio nuevos bríos a los norteamericanos, cuya superioridad física comenzó a imponerse desde la avasalladora presencia de James y el acierto exterior de Carmelo Anthony (54-38) tras un parcial de 7-0.

Hasta entonces Australia se había aferrado al talento de David Andersen y al acierto de Ingles para seguir a flote, pero su energía parecía caer en picado poco antes de llegar al descanso mientras los de Mike Krzyzewski luchaban por cada balón suelto y dominaban el rebote (29-22).

James se acercaba al triple-doble (siete puntos, diez rebotes y seis asistencias), pero Australia no había dicho su última palabra.

Un parcial de 0-11 obra de Mills e Ingles redujo el déficit a tres puntos en el arranque de la segunda parte (56-53). Aunque nunca llegó a dar sensación de que el choque corría peligro para los hombres de “Coach K”, los australianos confirmaron que los vigentes campeones olímpicos son humanos y que se les puede jugar de tú a tú.

En cualquier caso, siempre empeñados en borrar cualquier indicio de flaqueza, los estadounidenses respondieron con dos triples seguidos de Kobe Bryant (70-58).

Su contrincante, en un ejemplar ejercicio de resistencia, siguió luchando hasta la extenuación (74-66, m.27) y sólo cayó fundido en la incendiaria profundidad de banquillo americana cuando Williams y Bryant se asociaron para continuar su tormenta particular desde el triple.

De hecho el cuarto lanzamiento exterior seguido de Bryant terminó por romper definitivamente el partido (105-80) a falta de cuatro minutos para el final.

ARGENTINA 82, BRASIL 77

LONDRES. La selección de Argentina, que el miércoles venció a Brasil por 77-82 en los cuartos de final del torneo olímpico de básquetbol, luchará por ocupar alguna posición en el podio de Londres 2012, al tiempo que acaba con las aspiraciones de su máximo rival en sudamérica.

La presencia de Pablo Prigioni en la pista, tras superar un cólico nefrítico hace apenas unos días, habla de la importancia del partido. Para brasileños y para argentinos. Dos viejos enemigos íntimos en busca de un puesto en semifinales.

La gloria de luchar por las medallas para el vencedor y el regreso a casa para el perdedor era lo que estaba en juego y ambos decidieron jugar al ataque, con gran preponderancia sobre las defensas rivales en los primeros veinte minutos.

El 26-23 del primer cuarto y el 40-46 del descanso hablan a las claras del potencial anotador de los dos equipos sudamericanos y su no excesiva implicación con los sistemas defensivos.

Brasil sobresalió en la dirección de Marcelino y en su poder anotador, 17 puntos en la primera parte, y Argentina por su tremenda efectividad, un 74 por ciento en tiros de dos (14 de 19) y un 38 en triples (5 de 13).

El paso por vestuarios enfrió la fiebre anotadora de los dos equipos, que tardaron casi dos minutos en hacer que el marcador cambiara de dígitos.

Fue Argentina quien rompió de nuevo las hostilidades y quien alcanzó la primera ventaja considerable, 44-54 (min. 23) con Scola, Delfino y Ginobili destacados.

Brasil intentó recomponerse, apretó en defensa y el luminoso sufrió un parón de dos minutos, algo casi insólito. Las rotaciones y los nervios comenzaron a tener un mayor protagonismo. El balón ya no circuló con tanta fluidez y los puntos comenzaron a escasear con un parcial de 2-3 en cuatro minutos.

Argentina siguió anotando y los ‘verde-amarelos’ atravesaron en estos momentos finales del tercer cuarto (46-61, min. 27.30) por su situación más crítica, sin ver aro con facilidad y con serias dificultades en defensa ante una selección de Argentina especialmente certera en el lanzamiento.

Ruben Magnano, argentino de nacionalidad pero entrenador de la selección brasileña, comenzó a mover el banco en busca de soluciones para frenar a los jugadores con los que se proclamó campeón olímpico en los Juegos de Atenas 2004. Al final del tercer cuarto, 54-64 y casi todo por decidir.

 

OTROS RESULTADOS

RUSIA 83, LITUANIA 74

ESPAÑA 66, FRANCIA 59

Noticias más leídas