Noticia

Comparte

10 septiembre, 2020

Ana Silvia y Tony Vizcaíno aportaron cuota de sacrificio en el judo

SANTO DOMINGO. Ana Silvia Peña Morel y Tony Vizcaíno también aportaron su cuota de sacrificio en una época, como en los años de 1980, donde el judo hacía esfuerzo por ganarse un espacio en tiempos de carencia y limitaciones.

Una suspensión por cinco años sacó a Tony Vizcaíno del judo en pleno desarrollo como atleta, mientras que Ana Silvia Peña Morel siente que aún tenía las condiciones para lograr más éxitos.

Tanto Peña Morel como Vizcaíno narraron sus experiencias en el X Foro con ex atletas de judo en Juegos Panamericanos y Centroamericanos, organizado por la Federación Dominicana de Judo (Fedojudo) a través de la plataforma virtual zoom.

Vizcaíno se alejó del judo en 1997, tras recibir una amonestación por el entonces presidente de Fedojudo, Jaime Casanova, luego de mostrar un acto de solidaridad con su entrenador Radamés Lora.

“Me suspendieron cuando comenzaba a crecer en el judo”, dijo Vizcaíno, quien venía de ganar medalla de plata en los Juegos Panamericanos celebrados en 1995 en Mar de Plata, Argentina.

El desencanto lo llevó a emigrar a Estados Unidos, donde se encuentra actualmente desde 1998. “El judo de antes era muy sacrificado. A este deporte le debo todo y le seguiré debiendo”, manifestó Vizcaíno, quien compitió en los 55 kilos y estudiaba administración de empresa hotelera en la UMPHU antes de emigrar.

Él comenzó la práctica del judo a los nueve años (1980). En el 1982 fue campeón nacional juvenil, monarca superior 88-89 y selección nacional superior.

Ganó bronce en México 1982 y plata en el 1993. También se adjudicó bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Ponce 93, y presea de plata en los Juegos Panamericanos de Mar de Plata, Argentina.

Ana Silvia Peña Morel, quien reside en Santiago, se inició en el deporte en la disciplina del baloncesto en el Club Luis Veras, y pasó al judo en 1984, deporte que, según confesó, la imprimió una dosis de disciplina.

Ella se retiró del judo en el 2000, después de 16 años en ese deporte. “Creo que todavía tenía las condiciones para seguir activa. No pude ir a unos juegos Panamericanos”, dijo Peña Morel, quien se definió como una atleta fajadora y de gran fortaleza física.

La ex atleta de alto rendimiento participó en los Juegos Nacionales de Moca 1985, donde ganó medalla de plata, y para 1986, fue llamada a la preselección nacional.

La hoy educadora también compitió como levantadora de pesas en los años 1988-89 en Santiago, obteniendo tres preseas doradas y fue premiada como atleta del año tanto en pesas como en judo.

A nivel internacional, fue medallista de plata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Ponce 1993, y plata en un invitacional de judo en Puerto Rico en 1986.

El X Foro con ex atletas en Juegos Panamericanos y Centroamericanos fue organizado por la Fedojudo, que preside el licenciado Gilberto García, con la coordinación de Leidi Germán, directora técnica de la entidad.