Noticia

Comparte

19 enero, 2020

Barcelona gana en debút de Setién con gol de Messi

MARCA.-Barcelona venció la tarde de este domingo a Granada 1 – 0 en el debút de su nuevo dirigente, Quique Setién, tras un gol de Leo Messi en el minuto 76.

El año 2020 ha empezado muy convulso en Can Barça y no mejora mucho pese a la victoria ante el Granada.

Tras perder un partido en el que no jugó mal, pero que implicaba un título, se lió parda. Adiós a Valverde y llega Quique Setién, un enamorado del club azulgrana.

Coge un equipo líder en Liga y en octavos de Champions por lo que la capacidad de mejora puede ser un arma de doble filo para él. El cántabro llega con el mensaje del juego bonito, pero debe saber que eso sólo no vale en un club como el Barcelona.

Los resultados mandan en el fútbol actual, no nos engañemos. Y a partir de ahora otra noche como las de Roma o Liverpool le pueden devolver de nuevo a esos paseos que tanto le gustan viendo las vacas en Liencres.

El fútbol no perdona si no se consiguen los objetivos. Pero bueno, dejemos a un lado las especulaciones. Como dijimos en la previa: empieza una nueva era. La de Setién.

Había mucha expectación por ver su debut: arropado por su público y ante un rival como el Granada, que ha perdido fuelle con respecto al que comenzó el curso de forma excepcional. En su primera semana se han notado cambios en la forma de trabajar. Participativo en las sesiones con el grupo, fue a ver al filial y hubo tiempo hasta para una cena de presentación menos formal. Pero lo importante era ver las novedades o no de su primer once y, sobre todo, la forma de jugar del equipo. El once no trajo muchas sorpresas: Arturo Vidal por el sancionado De Jong; en punta entró Ansu Fati por la derecha pasando Messi a ocupar la vacante del lesionado Luis Suárez y quizás lo más novedoso fue que en defensa puso a Umtiti como pareja de Piqué en lugar de Lenglet. Bastante continuista.

En cuanto al juego, la principal baza de Setién, ni fu ni fa. Mucho control, mucho pase (1.005 en total) pero sin llegada. Es pronto y tendrá tiempo para mejorar. Contra 11 no tuvo opciones y contra 10 todo fue coser y cantar pero no será siempre así en los próximos partidos. El Granada ha sido un aviso serio. Aguantó hasta el minuto 76 sin pasar muchos agobios y por ahí no van los tiros si este equipo quiere Liga, Copa y Champions.

Primera parte con una posesión bestial del 81%, hizo 508 pases, pero si hay que destacar un planteamiento fue el de un Granada que desactivó al Barça con una presión alta y, eso sí, muchas faltas tácticas cuando se ponía fea la cosa. Los de Setién sólo remataron a puerta dos veces, una de Ansu Fati y otra floja de Arturo Vidal. El juego azulgrana sigue pasando todo por Messi, eso no cambiará nunca. Triangulaciones rápidas buscando las bandas o al argentino y lo que invente éste. Un remate que se fue fuera por poco de Leo a pase de Alba fue lo mejor de una primera parte más bien plana de los de Setién.

 

——

Un partidazo que no deja premios

Punto por resistencia para unos y punto por empuje y por acoso para otros que no le valen ni a Athletic ni a Celta.

La victoria y los tres puntos hubieran dejado al conjunto local a tres puntos de la zona de Champions League y al visitante con los mismos puntos que el Mallorca que es el equipo que marca el descenso. Pero se tuvieron que conformar con un punto que les dejan en peor situación respecto al inicio de la jornada.

Y como sorpresa 0-0 al descanso. Y segunda parte que comenzaba con a misma dinámica. Pero Rafinha se encargó de alterar el final. Primera vez que pasaba del centro del campo el Celta y gol del Celta. Los de Óscar bailaban al ritmo del brasileño y sufría sin balón. Al Athletic le tocaba remontar y lo haría desde el punto de penalti, desde donde es infalible Raúl García.

1-1 en el minuto 76 y partido a 14 minutos que se le hizo largo al Celta y que recurrió a sus centrales, Murillo y Araujo para achicar balones, y al Athletic para volcar todo su juego sobre Rubén sin el premio del gol ni de los tres puntos que le dejan fuera de la zona de puestos europeos, y al Celta anclado en los puestos de descenso, pero con la conciencia de haberlo intentado por todos los medios.

—–

Merecida victoria con uno menos y con dos balones al palo del Villarreal

El Espanyol logró una victoria importantísima en su visita a La Cerámica en un partido en el que se adelantó 0-2 gracias un gran planteamiento y a la capcidad para aguantar la ventaja con un jugador menos por expulsión de Javi López. El Villarreal, que se vio sorprendido al principio, reaccionó desde el banquillo y desde el césped. Pudo empatar pero se estrelló en los palos y en Diego López.

El Espanyol ya no parece el equipo torturado por su infortunio. Abelardo ha contagiado a los jugadores blanquiazules el espíritu guerrero necesario para que el talento pueda asomarse a un terreno de juego. Si a eso se le añaden 20 millones en un delantero como Raúl de Tomás (RDT) con una eficacia ya probada, el paisaje mejora aunque estén cayendo chuzos de punta sobre el césped. También contó el equipo catalán con un aliado necesario en su visita a La Cerámica: 3.000 aficionados que desafiaron al temporal Gloria para hacerse notar a la llegada del equipo y durante el partido. Sobre todo, cuando Javi López se adelantó en el marcador con una gran jugada de estrategia en el minuto 6 de partido.

El Villarreal no reaccionaba a la ofensiva propuesta del rival. Su aparente superioridad en el centro del campo -con Iborra, Trigueros y Anguissa- no se traducía en ocasiones claras. Sin Gerard Moreno ni Ekambi, el equipo perdía capacidad para intimidar en el área con Bacca. Naldo, que había asistido en el primer gol visitante, estuvo providencial al corte para evitar que el delantero colombiano alojara el balón en la portería al final de la primera parte. Antes, Cazorla había puesto a prueba al meta Diego López con UN balón al área al que no alcanzó el portero.

El submarino recibió un mazazo al principio de la segunda parte con el 0-2 de RDT del que parecía que ya no se iba a levantar. Pero en el minuto 60′ el partido dio la vuelta con un penalti y expulsión de Javi López, por manos dentro del área. Cazorla transformó la pena máxima y el equipo amarillo sometió al rival. Abelardo amuralló a su equipo con tres centrales y Calleja buscó alternativas en ataque con Moi Gómez y Ontiveros. Fue todo un sufrimiento para el equipo visitante: Cazorla estrelló un balón en el palo y Diego López despejó -con ayuda del travesaño, un libre directo de Ontiveros. Al final el equipo catalán celebró la victoria en La Cerámica.

——

El Betis más sólido no tiene piedad de la Real

El Betis, encomendado de nuevo al eterno Joaquín Sánchez, completó un gran partido ante una triste Real Sociedad. Los de Rubi han logrado un triunfo muy solvente, basado en un gran planteamiento defensivo y en la enorme calidad de su plantilla de mediocampo hacia arriba.

Borja Iglesias abrió la lata con un potente cabezado y Joaquín, tras otra asistencia de Emerson, puso la puntilla a los donostiarras al filo del descanso. Toda la segunda mitad sobró porque la Real jamás fue de verdad en busca del empate. De ello se aprovechó Canales para firmar el tercero.
Los jugadores del Betis celebran el triunfo.

Mientras Odegaard y Oyarzábal no encontraron su sitio durante los primeros 45 minutos, en un flojo ejercicio realista, la presencia de Canales y Aleñá sí se hizo notar en el Betis. Dueño del centro del campo y del balón, miró continuamente hacia la portería de Remiro con más o menos precisión.

Joaquín, con gran movilidad por la izquierda, generó muchos espacios. Suyo fue el primer acercamiento peligroso, al que los visitantes respondieron con la única aparición del tandem ofensivo de los de Imanol. Oyarzábal filtró un balón que, en el punto de penalti y de puntera, Odegaard mandó fuera por poco.

Antes del gran cabezazo de Borja Iglesias, Canales a punto estuvo de superar a Remiro tras un buen pase de Emerson. El brasileño, nuevamente, fue un puñal por su banda. Precisamente en la derecha nació el 1-0. Canales, omnipresente, ejecutó a la perfección un córner que el ‘Panda’ colocó con la testa, con violencia, en el interior de la meta visitante.

La fiesta total llegó al Villamarín gracias al de casi siempre. Joaquín, tras un error grave de Oyarzábal en un pase, colocó junto al palo una gran asistencia de Emerson, la quinta del curso. El Betis borró por completo en el primer periodo a su rival, al que el colegiado anuló un tanto (a Portu) por fuera de juego.

Los de Rubi, inconformistas, salieron tras el descanso buscando el tercero. Álex Moreno, Joaquín y Emerson lo tuvieron a su alcance, mientras los ‘txuri-urdin’ continuaban sesteando. Hasta que pasaron 20 minutos no despertaron, con una clara ocasión que otra vez Portu mandó muy alto.

—–

Mallorca superó de principio a fin al Valencia, que jugó la segunda parte con un hombre menos

Se avisaba de la llegada de una profunda borrasca en la zona del Mediterráneo para este domingo y las previsiones se cumplieron. El Mallorca fue un vendaval que desarboló por completo al Valencia en un partido importante para los visitantes, ya que tenían la opción de ponerse a un punto de los puestos de Champions. No pudo ser.

El Mallorca firmó el mejor partido de la temporada ofreciendo una imagen que nada tiene que ver con lo que muestra la clasificación. Marcó cuatro goles, pero pudieron ser incluso más. Si mantiene este nivel no tendrá problemas en mantener la categoría.

Siete minutos tardó el Mallorca en ponerse por delante en el marcador. Salva Sevilla lazaba una falta lateral desde la derecha para que Raíllo, libre de marca, cabeceara a la red. En esa jugada el conjunto de Albert Celades comenzaba a despedirse de los tres puntos y perdía además a Dani Parejo para el próximo partido ante el Barcelona por acumulación de amarillas.

El gol no fue un espejismo, sino una evidencia de lo que estaba por venir. El Mallorca fue infinitamente superior a su rival al que el agua de Yeda no le ha sentado nada bien. Sin profundidad, sin juego, con despistes defensivos groseros. Nada funcionaba en el equipo de Albert Celades.

El Mallorca en cambio era todo lo contrario. Dirigido con un inconmensurable Salva Sevilla desarboló al Valencia.

A los 22 minutos Budimir reclamaba su cuota de protagonismo haciendo el segundo al desviar un centro chut de Dani Rodríguez. El Mallorca volvía a hacer sangre tras otro error defensivo del Valencia. Si en el primer tanto fue Wass el que se tropezó y dejó libre a Raíllo, en esta ocasión un mal despeje de Coquelin costaba el segundo.

Budimir volvió golpear poco antes del descanso culminando una gran triangulación entre Baba y Salva Sevilla. El croata batía nuevamente a Jaume Doménech. Otro gol que alimenta el debate abierto en la portería del conjunto valencianista.

Noticias más leídas