Noticia

Comparte

29 mayo, 2021

Sexers se colocan 3-0; Blazers iguala serie; Bucks completa barrida

Washington. (EFE). Nada detuvo al pívot camerunés Joel Embiid que asaltó con su mejor juego a la capital de la nación después de establecer marca de playoffs y liderar a los Philadelphia Sixers al triunfo de 103-132 frente a los Washington Wizards en el tercer partido de la eliminatoria de primera ronda de la Conferencia Este.

La victoria colocó a los Sixers con ventaja de 3-0 y a una de la barrida, que podría darse el lunes, al disputarse el cuarto partido, y lograr el pase a las semifinales que disputaran frente al ganador de la serie que juegan los New York Knicks y Atlanta Hawks (1-2).

Embiid en medio de cánticos de ¡”M-V-P!” se erigió en la gran figura del partido al conseguir 36 puntos, su mejor marca de playoffs, después de haber anotado 25 en la primera mitad cuando los Sixers dejaron prácticamente sentenciado el partido con parcial de 58-72.

El pívot All-Star de los Sixers, que anotó 14 de 18 tiros de campo en 28 minutos de acción, descansó todo el cuarto periodo, también capturó ocho rebotes con dos asistencias y tres recuperaciones de balón.

Su momento característico de esta victoria llegó segundos después de que falló un mate espectacular, volviendo a la cancha y haciéndolo en su siguiente intento mientras cometía una falta.

Embiid luego se llevó las manos a los oídos para alentar a la asistencia de más de 10.000 aficionados que estaban en las gradas del campo, que fue la más grande en asistir a un evento deportivo bajo techo en la capital de la nación en 14 meses.

La reacción fue mixta en ese momento y durante todo el partido, ya que los 76ers mantuvieron a los Wizards a distancia antes de alejarse definitivamente en el marcador.

El base australiano Ben Simmons anotó 14 puntos y tuvo nueve asistencias, pero Filadelfia estuvo lejos de ser un espectáculo de dos hombres.

De nuevo el alero Tobias Harris destacó con un doble-doble de 20 puntos, 13 rebotes y cinco asistencias, y el escolta-alero Danny Green acertó cinco triples y acabó con otros 15 tantos anotados.

BLAZERS 115, NUGGETS 95

(EFE). Los Blazers propinaron una paliza a los Nuggets este sábado en el cuarto partido de la serie que enfrenta a los dos equipos al ganar por 115-95 en un partido en el que los de Portland llegaron a estar 33 puntos por delante del marcador y en el que brilló Norman Powell.

Powell fue el máximo anotador e hizo 29 puntos para los de Portland además de conseguir 2 rebotes, 1 asistencia y 2 tapones. Su compañero CJ McCollum anotó 21 puntos, 4 rebotes y 8 asistencias mientras que Damian Lillard consiguió un doble doble de 10 puntos, 10 asistencias, 8 rebotes y 1 robo.

El pívot bosnio Jusuf Nurcik, que realizó un gran marcaje sobre Jokic, anotó 17 puntos, 6 rebotes, 1 robo y 2 tapones.

En frente, el máximo anotador de los Nuggets fue su estrella, Nikola Jokic, que obtuvo 16 puntos, 9 rebotes y 1 asistencia. Sus cifras estuvieron muy lejos de lo que el pívot serbio había conseguido en los tres anteriores partidos contra los Blazers, cuando hizo una media de 36 puntos. Jokic anotó sólo 1 de los 4 triples intentados y 7 de los 18 tiros de campo.

El base argentino de los Nuggets, Facundo Campazzo, como el resto del equipo, tampoco tuvo un buen partido a pesar de hacer 12 puntos, 2 rebotes y 7 asistencias. Desde el banquillo, Monte Morris, con 12 puntos, y JaMychal Green, con 11, fueron los mejores jugadores de los Nuggets. Campazzo anotó 2 de 7 triples y 1 de 3 tiros de dos.

MALONE, DECEPCIONADO

Tras el partido, el entrenador de los Nuggets, Michael Malone, no se mordió la lengua y afirmó que “esta noche, los jugadores titulares han sido espantosos” y continuó que “algunos parecían asustados. Estoy realmente decepcionado”.

Malone añadió que espera que lo sucedido hoy sea una advertencia para que sus hombres se den cuenta que están jugando los playoff y que es necesario jugar con más intensidad.

Sin los puntos de Jokic, gran parte de la responsabilidad anotadora de los Nuggets debió recaer sobre Michael Porter Jr. Pero el alero sólo tiró tres veces, todas desde más allá de la línea de 3 puntos, y únicamente hizo una canasta durante sus 23 minutos en pista.

Tras perder dos partidos consecutivos, lo que dejó la serie en un 2-1 a favor de los Nuggets, los Blazers tenían que parar hoy la hemorragia. Y la única forma de hacerlo era anular al arma más potente de los de Denver, el pívot serbio Nikola Jokic, el principal candidato a MVP de la temporada.

Desde el inicio del partido, los Blazers establecieron el tono del partido. La intensidad defensiva de Nurkic sobre Jokic provocó que el serbio fallara sus cuatro primeros tiros. Al mismo tiempo, Powell dejó claro que estaba preparado para hacer un roto a los Nuggets en ataque.

A mitad del primer cuarto, cuando los de Portland habían colocado un 20-13 en el marcardor, el alero de los Blazers era responsable de la mitad de esos puntos, tras anotar 2 triples de 2 intentos y 2 canastas de 2, un 100 % de acierto.

El primer cuarto terminó con un 32-24 para los de Portland.

TITULARES, ESPANTOSOS

En el segundo cuarto, la aportación de Green y Markus Howard desde el banquillo permitió que el equipo de Denver se acercase en el marcador. A falta de 7.50 minutos para el descanso, los Nuggets empataron el partido 36-36 pero fue un espejismo.

Los titulares de los Nuggets volvieron a la cancha con un 40-36 en el marcador y cuando terminó el segundo cuarto, los Blazers habían recuperado el terreno con un 57-47 en el luminoso.

Los de Malone habrían deseado no volver del vestuario tras el descanso. Powell volvió a hacer de las suyas y castigó la defensa, casi inexistente, de los de Denver con entrada tras entrada mientras Carmelo Anthony anotaba desde la línea de 3 o la media distancia.

Sin respuesta, los de Denver prácticamente no ofrecieron resistencia y anotaron sólo 19 puntos en el tercer cuarto por 36 de Portland.

Al inicio del cuarto periodo el marcador mostraba un humillante 93-66. Con ese marcador, Malone decidió dejar en el banquillo durante los últimos 12 minutos a 4 de sus 5 titulares: Jokic, Austin Rivers, Aaron Gordon y Porter Jr. Sólo Campazzo disfrutó de casi 5 minutos en el último cuarto.

BUCKS 120, HEAT 103

Miami. (EFE). El ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo, con un triple-doble, lideró el juego arrollador de los Milwaukee Bucks, que vencieron a domicilio por 103-120 a los Miami Heat en el cuarto partido de la eliminatoria de primera ronda de la Conferencia Este de la NBA que barrieron 4-0 al mejor de siete y pasaron a las semifinales.

Además, se cobraron revancha de la eliminación que sufrieron el año pasado en las semifinales de la Conferencia Este en la Burbuja de Orlando, donde los Heat llegaron a las finales de la NBA.

Esta vez, Antetokounmpo, que jugó el partido más completo de la serie, acabó con 20 puntos, 15 asistencias y 12 rebotes defensivos, sin que ningún defensa de los Heat pudiese controlar su poder y dominio dentro y fuera de la pintura.

Además de Antetokounmpo, el pívot estadounidense cubano Brook López logró 25 puntos, líder de equipo, además de capturar ocho rebotes y eliminar por completo a Bam Adebayo, el gran derrotado de los Heat en el apartado individual.

El alero Khris Middleton también acabó con un doble-doble de 20 puntos, 11 rebotes y tres asistencias.

Mientras que el escolta-alero Bryn Forbes se erigió en el nuevo e indiscutible sexto jugador de los Bucks al hacer 22 puntos después de anotar 7 de 14 triples.

Otro reserva, el pívot Bobby Portis, llegó a los 13 puntos con tres triples de siete intentos, además de capturar tres rebotes.

Los Bucks se convirtieron en el primer equipo en avanzar en los playoffs de este año, y esperan al ganador de la eliminatoria que disputan los Brooklyn Nets contra los Boston Celtics (2-1) para conocer a su próximo rival en las semifinales.

Adebayo a pesar que acabó con un doble-doble de 20 puntos y 14 rebotes como líder de los Heat, que también tuvieron el apoyo del base Kendrick Nunn con 18 y del escolta Tyler Herro que llegó a los 14 tantos, en el cuarto periodo no pudieron aguantar el ritmo endiablado que los Bucks impusieron a su ataque.

El base esloveno Goran Dragic consiguió 13 puntos, mientras que el alero Jimmy Butler acabó con un triple-doble de 12 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias que tampoco pudo evitar la derrota.

Los Heat se convirtieron en el segundo equipo en este formato de playoffs en pasar de barrer en la primera ronda un año a ser barrido en la primera ronda el siguiente.

El único otro equipo que soportó eso fueron los entonces Nets de Nueva Jersey, que barrieron a los Knicks en 2004 y perdieron 4-0 ante Miami en 2005.

Una vez que Milwaukee tomó los primeros tres partidos, la historia dijo que el resultado era inevitable.

Los equipos de la NBA con ventaja de 3-0 en la serie ahora tienen un récord de 141-0 en esos enfrentamientos, y estos Bucks se convierten en el 88º de esos equipos en terminar la eliminatoria con una barrida.

Los Bucks no volverán a jugar hasta al menos el próximo sábado después de que se conozca el desenlace de la eliminatoria entre los Nets y los Celtics, que tras perder los dos primeros partidos de la eliminatoria en Nueva York ganaron el tercero en Boston gracias a los 50 puntos del ala-pívot Jayson Tatum.

Su serie de semifinales del Este contra Brooklyn, segundo preclasificado, o Boston, séptimo preclasificado, comenzará el 5 de junio si los Nets avanzan en cinco juegos; en cualquier otro escenario, los Bucks jugarán el próximo 7 de junio.

El triunfo dejó a los Bucks con marca de 6-1 esta temporada ante los Heat y se aseguraron ya 995.797 dólares del premio de los 20,8 millones de dólares que reparte la NBA en los playoffs.

Mientras que los Heat terminaron la temporada con marca de 40-36, la decimoquinta mejor marca en las 33 temporadas de la franquicia y se llevaron un premio de 592.385 dólares.

La barrida de los Heat es la tercera consecutiva que sufre un equipo que venía de una derrota en las finales de la NBA y luego no pudo ganar tampoco en los playoffs. Cleveland Cavaliers perdieron los playoffs de 2019 y Golden State Warriors en los de 2020.