Noticia
Titulares

Gui Yuna, la ex atleta paralímpica que triunfa como culturista en China

Gui Yuna, la ex atleta paralímpica que triunfa como culturista en China
Gui Yuna, la ex atleta paralímpica que triunfa como culturista en China
viernes 08 enero, 2021 - 10:01 PM

Cuando tenía 7 años Gui Yuna fue atropellada por un camión y perdió su pierna derecha. Pasó una infancia complicada en la que tuvo que soportar las burlas y los abusos de sus compañeros de colegio, pero la personalidad y la determinación de esta joven china fueron más fuertes y acabó saliendo adelante gracias al deporte, llegando a participar en los Juegos Paralímpicos en atletismo y tiro con arco.

Ahora, a sus 36 años, se ha reciclado y se dedica al culturismo, habiendo conseguido varios trofeos en China.

Las imágenes de esta mujer con una sola pierna en traje de baño y tacones de aguja se han hecho virales en el país asiático, donde las personas con discapacidad son a menudo discriminadas.

Ella se ha convertido en todo un ejemplo. Más historias que te pueden interesar: Rene Campbell, la culturista que quiere cambiar la idea de cómo deberían ser las mujeresEl culturista más alto del mundo: mide 1,96 y consume 6.400 calorías diarias. La estrella de la UFC que gana 100.000 euros en una noche y sigue viviendo en una furgoneta.

Gui se ha convertido en todo un ejemplo en su país después de una vida muy complicada en la que ha tenido que superar infinidad de dificultades para salir adelante a base de personalidad y determinación.

Originaria de la ciudad de Nanning, al sur de China, se crio con su madre después de que su padre falleciera antes de su nacimiento. A los 7 años fue atropellada por un camión cuando regresaba del colegio a casa y perdió su pierna derecha.

En el colegio sufrió las burlas y los abusos de sus compañeros debido a su discapacidad. “Me decían inválida o gato de tres patas”, cuenta en una entrevista a AFP. “La mayoría de las veces sufría insultos y, a veces, incluso violencia física. La primera vez que me tiraron al suelo lloré, pero luego me acostumbré y dije: ‘Puedes tratarme como quieras, pero no pasará nada porque soy valiente’”.

El deporte le ayudó a salir adelante en los peores momentos. Practicó varias disciplinas y llegó a lo más alto representando a China en los Juegos Paralímpicos.

Terminó séptima en salto de longitud en Atenas 2004. En aquellos mismos Juegos también participó en salto de altura y en tiro con arco y en los Paralímpicos de Pekín 2008 fue una de las deportistas que portó la antorcha olímpica.

Abandonó la competición en 2017 y se tuvo que enfrentar de nuevo a más problemas: fue rechazada en muchos trabajos por su discapacidad. “Las empresas me daban a entender que perjudicaría a su imagen”, dice.

Se reinventó y decidió pasarse al culturismo, donde ya ha conseguido varias victorias ante rivales sin discapacidad física en China y ha logrado una gran popularidad.

“Es posible que esté en primera plana no por mi profesionalidad o por mis músculos, sino porque tengo confianza en mí misma y tengo la valentía de subirme al escenario y mostrarme ante todo el mundo como soy”, explica.

Entrena en un gimnasio de Shanghái, donde realiza todo tipo de ejercicios para mantener su increíble musculatura.

Asegura que ha aprendido a vivir sin su pierna derecha hasta el punto de que en ocasiones olvida que carece de ella.

Además de al culturismo, la joven también trabaja en una empresa de decoración de interiores.

“Mucha gente piensa que el destino no fue bueno conmigo, pero yo no lo creo así”, dice. “Estoy agradecida por el hecho de haberme enfrentado a estas dificultades porque gracias a ello crecí, me hice más fuerte y soy lo que soy hoy en día”.

Noticias
Noticias Federativas
Noticias Internacionales