Noticia

Comparte

10 noviembre, 2020

Tokio 2020 prevé el regreso de los eventos de prueba a principios de 2021

Tokio 2020 podría reanudar los eventos de prueba en marzo después de la exitosa puesta en escena de una competencia internacional de gimnasia en la capital japonesa el domingo (8 de noviembre).

Alrededor de 30 gimnastas de Japón, Rusia, China y Estados Unidos asistieron a la competencia Amistad y Solidaridad en el Gimnasio Nacional Yoyogi.

En el evento se implementaron estrictos protocolos de COVID-19 y hasta la fecha no se han informado pruebas positivas de los participantes.

Hidemasa Nakamura, el oficial de entrega de Tokio 2020, dijo que los organizadores ahora están trabajando para reanudar los eventos de prueba en marzo luego de la postergación de los Juegos para el próximo año.

“Estamos discutiendo cómo lidiar con COVID-19 junto con el gobierno japonés y el gobierno metropolitano de Tokio”, dijo, según Reuters .

“Desde principios del próximo año iniciaremos operaciones y procederemos a tener eventos de prueba en marzo”.

Los eventos de prueba para los Juegos se detuvieron en marzo debido a la pandemia de coronavirus.

El evento de prueba de escalada deportiva en el Aomi Urban Sports Park fue el último que se llevó a cabo, con miembros del personal de Tokio 2020 reemplazando a los atletas cuando la pandemia comenzó a afectar el deporte.

Entre los aplazados se encontraban pruebas de atletismo, deportes acuáticos, baloncesto, ciclismo, gimnasia, rugby, tiro, patineta y voleibol.

Los eventos de prueba paralímpicos de atletismo, natación y rugby en silla de ruedas también se vieron afectados.

Tokio 2020 dijo que el momento y la escala de los eventos de prueba se considerarían como parte de su planificación para los Juegos reprogramados.

El evento de gimnasia ha supuesto un impulso para los organizadores, tanto en su capacidad para acoger a deportistas internacionales como en la realización de competiciones con espectadores.

Un total de 2.000 espectadores pudieron asistir con máscaras faciales y se distanciaron socialmente alrededor del lugar.

A los asistentes, incluidos atletas y miembros de los medios de comunicación, se les revisó la temperatura corporal al llegar y se les roció con una niebla desinfectante.

Los aparatos en las salas de entrenamiento y en el campo de juego fueron limpiados y desinfectados al final de cada sesión.

Se requirió que cada gimnasta de los equipos visitantes se mantuviera en cuarentena durante dos semanas antes de partir hacia Japón, mientras que el movimiento en Tokio se restringió al lugar y al hotel oficial.

Los equipos llegaron a Japón en aviones chárter y los atletas se mantuvieron alejados de otros pasajeros después de aterrizar en el aeropuerto.

Cada equipo tenía su propio piso reservado en el hotel, que era monitoreado por guardias de seguridad.

El presidente de la Federación Internacional de Gimnasia, Morinari Watanabe, admitió a principios de esta semana que los ojos del mundo estarían puestos en el deporte durante el evento.

Después del evento, Watanabe elogió las contramedidas implementadas y a los atletas por seguir los protocolos.