Noticia

Comparte

31 marzo, 2020

Agenda de las “Reinas del Caribe” cambió de manera radical por coronavirus

ESPN, SANTO DOMINGO.- La selección femenina de voleibol de la República Dominicana, es uno de los conjuntos que más ha sufrido los embates de la pandemia del COVID-19 en el país caribeño.

Dicho equipo se preparaba para participar en múltiples compromisos deportivos durante el año, muchos de los cuales han tenido que ser suspendidos para celebrarse posteriormente, entre ellos la cita deportiva más importante del mundo, las Olimpiadas de Tokio.

Con la rápida expansión del coronavirus por todo el planeta, once jugadoras quedaron varadas en distintos países donde participaban reforzando múltiples conjuntos deportivos. Algunas en lugares tan lejanos como Indonesia, Rusia, Turquía, mientras que otras se encontraban un poco más cerca de su país, en Perú y Brasil.

Así lo confirmó Cristóbal Marte, Presidente de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Voleibol (NORCECA) y principal figura en la conformación del conjunto quisqueyano.

Marte confirmó la cifra de jugadoras que se encontraban fuera del país, cuando se decretó el cierre de sus aeropuertos, puertos marítimos y fronteras, indicando que, “Teníamos once jugadoras fuera del país reforzando ligas profesionales”. Agregó que varias jugadoras han podido regresar a la República Dominicana a través de una complicada logística que han organizado con figuras del gobierno dominicano y miembros del cuerpo consular de los países donde se encuentran y de otros países que han servido como puerto de escala.

“Hemos logrado traer desde Rusia a Bethania de la Cruz, también logramos traer desde Brasil a Brayelin Martinez y Yonkaira Peña Isabel y pudimos lograr que regresaran al país Lisvel Eve Mejía, Natalia Martínez y Erasma Moreno, desde Perú”. Continuó explicando que, aunque las jugadoras han dado negativo en la prueba del COVID-19, todas se encuentran bajo la correspondiente vigilancia médica y período de aislamiento, a los fines de que en los próximos días regresen a sus hogares.

”El miércoles, primero de abril, llegarán las jugadoras que estaban en Turquía, quienes en estos momentos se encuentran en México, ya que conseguimos un vuelo desde Estambul. A estos fines, la Federación Mexicana de Voleibol nos ha dado toda la asistencia posible, tramitándonos incluso, espacio para nuestras jugadoras en un avión que fue alquilado por la Iglesia de los Santos de los Últimos Días, que traerá al país a un grupo de misioneros dominicanos que se encuentran en México”. El directivo explicó que solamente se encuentra alejada una jugadora, Gina Mambrú, quien en este momento está en Indonesia, pero que todos los trámites para su viaje de regreso al país se han realizado y en este momento solo esperan que el Aeropuerto Internacional de Haneda, en Japón, reinicie su funcionamiento para trasladar a la atleta a México y finalmente, a República Dominicana.

En cuanto a los compromisos pendientes de la selección femenina de voleibol de la República Dominicana, el Presidente de NORCECA comentó que las atletas participarían en once eventos, los cuales en su mayoría han sido suspendidos y serán celebrados, por orden de prioridad, durante el 2021, siendo el único compromiso que tienen pendiente para el resto del año, la Copa Panamericana que se encuentra pautada para septiembre de este año.

Sin embargo, resulta importante destacar que la participación en dicho compromiso dependerá directamente de la condición física en que se encuentren las jugadoras y si reciben tiempo suficiente para prepararse de cara a la Copa Panamericana.

KWIEK OPINA

El dirigente de la selección, Marcos Kwiek, también conversó con ESPN y señaló que las atletas seguirán con un régimen de entrenamientos a pesar de la paralización de los torneos.

“Nuestras muchachas tienen rutinas de trabajo personalizadas, las cuales se encuentran siendo monitoreadas por nuestro preparador físico”. Ellas se encuentran en el albergue olímpico, realizando su rutina de preparación física mientras pasan los días de su cuarentena. Allá están preparados a los fines de que se mantengan por la primera etapa de observación médica, mientras que tienen todo lo necesario para poder entrenar”. Explicó además que los entrenamientos se hacen a través de videos en tiempo real y que en todo momento se mantienen hablando con el preparador físico.

Tanto Cristóbal Marte como Marcos Kwiek fueron enfáticos al indicar que la comunicación con las jugadoras es constante. Las atletas se mantienen de forma continua informando sobre su estado físico y emocional, además de que actualizan sobre el avance en sus entrenamientos y cualquier necesidad que pudiese surgir mientras se encuentran aisladas.