Noticia

Comparte

8 enero, 2016

Bádminton hace recuento actuación pasado año

SANTO DOMINGO. La medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto,  las 59 medallas y el campeonato del Caribe, el oro en para bádminton,  la victoria frente a China Macau y el lugar 14 en el Mundial Juvenil marcaron un año de ensueño en el 2015 para el bádminton dominicano.

Así lo expresó Generoso Castillo, destacando que desde mayo no hubo un mes que no se ganara una medalla, el momento de presentar el resumen de logros y rendición de cuentas en la asamblea anual  de asociaciones.

“Este año ha sido histórico para nosotros. De ahora en adelante cuando se hable de los deportes de las B, el bádminton estará entre los primeros. Con estos logros hemos ascendido a la categoría B+ en el escalafón olímpico, y no hemos alcanzado el grado A, por no colocar atletas en las olimpiadas, pero después de ahí lo hemos hecho todo”, añadió Castillo.

Los pasos gigantes de la Federación Dominicana de Bádminton iniciaron cuando en enero declararon su año como el de la capacitación al iniciar la conformación de la Red Nacional de Entrenadores de Bádminton a través de una alianza estratégica con el Instituto Nacional de Educación Física y el Ministerio de Deportes.  Allí  comenzó con el INEFI la formación de 59 monitores especializados en bádminton escolar y con MIDEREC y la Universidad Pedro Henríquez Ureña, el diplomado que graduó a 28 entrenadores en habilitación docente.

Contra vientos  y marea

Mientras, en el área competitiva se acercaba el mayor compromiso deportivo del país en el año “Los Juegos Panamericanos, Toronto 2015” para lo cual  el bádminton dominicano debió primero de asegurar la clasificación con un presupuesto muy limitado.

Luego,  el equipo sufrió el abandono de dos de los principales miembros de la Selección Nacional en pleno proceso de preparación, sin embargo,  los atletas Nelson Javier, Willian  Cabrera sacaron la cara por el país, ayudados por Reimi Rosario, Therry Aquino, Miguel Mariñez, Daigenis Saturria, Licelot Sánchez, los juveniles Cesar Brito, Argenis Mariñez, Bermary Polanco, Nairobi Jimenez y los entrenadores Thobarich de la Mota, Miguel Feliz y Gregorio Figuereo.

Cabrera y Javier, comenzaron a llenar de esperanzas al cuerpo técnico de la federación cuando ganaron medalla de bronce en Trinidad y Tobago en el mes de mayo, a penas a dos meses de los juegos panamericanos.

La friolera  de logros  continuó un mes después como anfitriones en el Santo Domingo Open Internacional, cuando las féminas Licelot Sánchez y Nairobi Jimenez se llevaron la diadema de plata, mientras que  los propios Cabrera y Javier y Javier cerraron con otro bronce.

Ya  en el mes de Julio llegaron las medallas panamericanas, primero la histórica en Toronto, cuando Cabrera y Javier derrotaron convincentemente a los cubanos Leodannis Martínez  y Ernesto Reyescon pizarra de 21-15, 21-14,

Luego en agosto, el dueto de Bermary Polanco y Nairobi Jimenez sumaron otra de bronce en Tijuana, México al derrotar a las peruanas Paula Lucia De La Torre Regal y Valeria Carolina Wong Lam,  en corridos de 21-18, 21-18. En el mismo mes, los quisqueyanos ganaron el Campeonato del Caribe con 4 de 5 finales en categoría sub-19 años y 59 medallas más (19 de oro, 19  de plata y 21 bronce) en las demás categorías.

Seguido, en el mes de octubre le tocó al bádminton con discapacidad cuando el romanense Jhonatan Pusten se coronó campeón de la categoría SL3-SL4  junto al indú Anand Kumar Boregowda.

El broche de oro a este año de ensueño lo hizo el equipo juvenil al derrotar al combinado de China Macau y cerrar en el puesto 14 en el Campeonato Mundial Juvenil, celebrado en noviembre en Perú.