Noticia

Comparte

23 marzo, 2015

Brasil busca ser potencia olímpica a 500 días de Río 2016

Río de Janeiro. A 500 días del inicio de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016, marco que se conmemora este martes, Brasil decidió intensificar el proyecto con el que pretende aprovechar su condición de anfitrión para convertirse en una potencia olímpica y conquistar al menos 27 medallas.

“A 500 días de los Olímpicos entramos en la recta final de preparación y definición de los atletas y equipos que nos representarán en Río 2016, y por eso intensificaremos los trabajos”, afirmó hoy el presidente del Comité Olímpico Brasileño (COB), Carlos Arthur Nuzman.

El organismo informó en un comunicado de que necesita intensificar la preparación de sus atletas para alcanzar la meta que se propuso hace seis años de, con al menos 27 podios, estar entre los diez primeros en el medallero de Río 2016.

“El objetivo del COB en ese poco más de un año que falta para los Juegos es invertir en los detalles de la preparación de los atletas brasileños con potencial de integrar la delegación y de conquistar medallas”, según la nota.

Brasil ya garantizó la presencia de 297 atletas en los próximos Olímpicos, un número que ya es récord, pero aspira a tener una delegación de 450 deportistas, para lo que es importante aprovechar las numerosas oportunidades de clasificación de 2015.

“Brasil ya está clasificado o a camino de la clasificación en la mayoría de los deportes, pero la definición de los atletas aún está abierta y este año será muy importante para la formación de la delegación”, afirma Nuzman.

El director ejecutivo de Deportes del COB, Marcus Vinicius Freire, asegura que la entidad se propone apoyar a todos los atletas con posibilidad de clasificación y especialmente a los que pueden alcanzar una final olímpica o un resultado de destaque.

“Nuestro soporte no está centrado tan solo en los que pueden disputar medallas, sino en que todos los 450 tengan los mejores resultados de sus vidas en Juegos Olímpicos”, afirmó Freire.

La intensificación de las acciones de preparación técnica, física y mental de los atletas brasileños en los próximos 500 días comprende, según el COB, el uso de las ciencias deportivas para mejorar los rendimientos, la oferta de servicios médicos y fisioterapéuticos y la compra de equipos deportivos de última generación.

Los esfuerzos hasta ahora realizados en la campaña lanzada hace seis años para convertir a Brasil en potencia olímpica comenzaron a mostrar resultados en 2013, cuando los brasileños conquistaron 27 medallas en campeonatos mundiales, en el mejor año post-olímpico de su historia.

“En 2014 fueron 24 medallas. Eso muestra que estamos en el camino correcto pero no nos garantiza resultados en 2016”, admitió Freire.

El COB considera los Juegos Panamericanos de Toronto este año como una de las principales etapas en su preparación para Río 2016

“Son unos panamericanos diferentes para nosotros. Nuestro objetivo es estar entre los tres primeros en el medallero en la disputa de modalidades olímpicas pero sin olvidar que lo más importante comienza el 5 de agosto de 2016”, aseguró.

Además de la preparación de los atletas, el COB está preocupado con ofrecerles las mejores condiciones logísticas hasta 2016, que le permitan al país maximizar las ventajas de competir en casa.

Para ello firmó un acuerdo que permitirá que hasta 260 atletas se alojen y se entrenen en la Escuela de Educación Física del Ejército en Río de Janeiro, en donde montará aparatos nuevos y modernos para el entrenamiento de los atletas de 14 modalidades olímpicas, incluyendo atletismo, natación, voleibol y baloncesto.

Otro acuerdo convertirá la Escuela Naval en Río de Janeiro en cuartel exclusivo de preparación de varios equipos olímpicos.

Toda esa preparación, según el COB, busca garantizar un legado y que, tras convertirse en potencia olímpica en casa, Brasil pueda mantenerse entre los diez primeros del medallero en los Juegos de 2020 y de 2024. EFE