Noticia

Comparte

27 marzo, 2012

Comisión del COI visita a Londres por última vez

La Comisión de Coordinación del Comité Olímpico Internacional llegó a Londres para visitar las instalaciones olímpicas de la capital británica por última vez antes de los Juegos que darán comienzo en cuatro meses.

La comitiva, liderada por el presidente de la Comisión, el suizo Denis Oswald, empleará los próximos tres días en reunirse con miembros del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos (LOCOG, en sus siglas en inglés) y autoridades locales, así como en visitar las instalaciones, que están construyéndose en el plazo previsto.

En las diferentes reuniones, los miembros de la Comisión de Coordinación debatirán la evolución de los últimos preparativos previos a los Juegos Olímpicos, que se celebrarán en Londres del 27 de julio al 12 de agosto.

La Comisión ha trabajando mano a mano con el LOCOG durante los últimos siete años con vistas a que los próximos Juegos Olímpicos y Paraolímpicos sean un éxito.

En la que será su décima y última visita a Londres, la comitiva del COI inspeccionará las sedes donde se disputarán los 26 deportes olímpicos, las operaciones en el Parque Olímpico y los últimos preparativos para los relevos de la antorcha.

Además de la Comisión de Coordinación, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el belga Jacques Rogge, también visitará Londres esta semana.

Rogge se entrevistará el próximo miércoles con el primer ministro británico, el conservador David Cameron, para analizar los últimos preparativos previos a los Juegos.

El COI ha mantenido hasta la fecha que el LOCOG “está realizando un trabajo excelente en los preparativos”.

El público también ha respondido adecuadamente y la venta de entradas está rozando un volumen sin precedentes, según el COI.

Craig Reedie, miembro británico del Comité, aseguró que “la Comisión de Coordinación no tendrá nada de que preocuparse” en su visita a las instalaciones del Parque Olímpico.

“La experiencia del COI en Londres 2012 será mucho más fácil que la que tuvo en Pekín 2008, donde la burocracia fue más complicada, aunque las instalaciones se completaron mucho antes de lo previsto”, concluyó Reedie.

Noticias más leídas