Noticia

Comparte

3 octubre, 2014

Fedosa felicita elección de Polanco al Pabellón de la Fama

Santo Domingo El presidente de la Federación Dominicana de Softbol (Fedosa), ingeniero Garibaldy Bautista, felicitó la escogencia de Josué Polanco al Pabellón de la Fama del Deporte Dominicana y consideró que con él se reconoce el gran trabajo de la disciplina en la República Dominicana.

Polanco, quien por varios años defendió el país jugando en la tercera base, actualmente dirige la selección superior masculina, que se prepara para el torneo clasificatorio en Paraná-Argentina y luego va a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz-México.

“Todos los softbolistas nos sentimos representados en Josué Polanco”, afirmó Bautista al tiempo de considerar que su escogencia abre las puertas a decenas de atletas de su época, que merecen igual distinción.

Polanco fue escogido para formar parte de la clase de inmortales a ser exaltados el domingo 19 de este mes, durante el 48 Ceremonial, al hacer pública su elección en un encuentro celebrado este jueves 2 de Octubre en el salón de conferencias del Pabellón de la Fama.

El nativo de Luperón, provincia Puerto Plata, brilló como pocos durante 17 años como miembro de la selección nacional de softbol, sobresaliendo como uno de los más excelsos bateadores de todo el continente.

Al hablar en el acto Polanco dio las “gracias por tomar mi trabajo, mi trayectoria como atleta, en consideración. Hoy entiendo que valió la pena hacer el trabajo y representar dignamente a nuestro país. Valió la pena esforzarse y hasta vivir alejado de la familia, que es la gran sacrificada en la vida de un atleta. Agradezco al país que supo depositar en uno la confianza de representar a la patria”.

Su trayectoria como atleta

Al ponderar su trayectoria como atleta el presidente de la Fedosa recordó que Polanco jugó softbol con El Manicero, Superintendencia de Seguros, Honda, Colchón King y sería la clave para que la Fuerza Aérea Dominicana construyera una dinastía en los campeonatos de béisbol y softbol de los Juegos Deportivos militares.

Comenzó a representar al país en el Centroamericano y del Caribe de Softbol celebrado en las ciudades colombianas de Medellín y Cartagena de Indias, donde ayudó al equipo nacional a conquistar la medalla de oro.

Un año después asistió al Mundial de Michigan, Estados Unidos, donde la República Dominicana logró la quinta posición respaldada, entre otros, por sobresalientes actuaciones de Josué.

Polanco compitió asimismo en el Panamericano de Softbol de 1985 disputado en Medellín y en 1986 fue un miembro prominente del seleccionado dominicano que ganó la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Santiago 86.

Asistió a los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987, Estados Unidos, así como al Campeonato Centroamericano y del Caribe de Durango, México, donde el país logró un quinto lugar y la medalla de oro, respectivamente. En tierras aztecas fue escogido como parte del equipo “Todos Estrellas” y terminó entre los mejores bateadores del certamen.
En el 89 fue el tercera base titular del seleccionado que ocupó la sexta posición en el Panamericano de Paraná, Argentina, 1991; participó en el Centroamericano de Valencia, Venezuela; y los Panamericanos de La Habana, Cuba, en 1991.

En Valencia fue líder de cuadrangulares y carreras remolcadas, lo que le mereció el galardón de Jugador Más Valioso, además de ayudar al seleccionado tricolor a ganar la medalla de plata.

Estuvo en el Panamericano de Monterrey, México, en 1993 y ese mismo año ayudó a su selección a ganar la medalla de plata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Ponce, Puerto Rico.

Polanco, quien nació el 9 de abril de 1959, fue también a los Juegos Panamericanos de Mar del Plata 95, en Argentina, y en el 97 fue pieza clave en la plata lograda por el país en el Centroamericano y del Caribe de Cartagena de Indias.

Otros eventos de gran relevancia para Polanco fueron el Panamericano de Softbol de Valencia 98 (Venezuela) con un saldo de una medalla de bronce para República Dominicana, la primera ganada por el país en un evento continental propio de la disciplina.
En los Juegos Centroamericanos y del Caribe del mismo año en Maracaibo, Venezuela, donde los dominicanos perdieron la medalla de oro ante los locales en “muerte súbita”, Polanco terminó como líder en jonrones y vueltas remolcadas.

Se retiró como jugador de la selección nacional en los Juegos Panamericanos de Winnipeg, Canadá, en 1999. Desde entonces ha estado ligado a diferentes selecciones de mayores, principalmente como entrenador jefe, logrando resonantes victorias internacionales.