Noticia

Comparte

28 agosto, 2019

Francisco Mejía podría ver más acción en el jardín izquierdo

SAN DIEGO — Francisco Mejía es receptor. Los Padres quieren que eso quede claro. Ahora mismo, el dominicano es el cátcher titular de San Diego, y luce probable que lo sea por mucho tiempo.

Pero Mejía no es un receptor perfecto. Hay cosas que hace muy bien, específicamente tirar a las bases y pedir los juegos. Pero hay mucho que los Padres quieren que mejore detrás del plato. Sus números a la hora de cuadrar los pitcheos no son buenos y da la impresión de llevarse mejor con algunos lanzadores que con otros.

Mejía tiene apenas 23 años y San Diego cree que tiene amplio tiempo para hacer los ajustes necesarios. Pero quieren dejar claro que Mejía es cátcher – porque no estará detrás del plato todos los días. En algunas ocasiones, como en el triunfo del domingo sobre los Medias Rojas, el oriundo de Baní patrullará el bosque izquierdo.

Desde que fue convocado al equipo grande a principios de la temporada, Mejía y el receptor suplente Austin Hedges han dividido la receptoría. Mejía ha sido titular en aproximadamente 60 por ciento de los partidos de los Padres. El equipo está satisfecho con la producción que han tenido de ambos receptores de esa manera.

Pero el bate de Mejía es demasiado bueno para dejarlo fuera de la alineación en ciertos días. El domingo, por ejemplo, los Padres querían que Hedges fuese el compañero de batería Joey Lucchesi, pero las destrezas de Mejía al bate lo hacían una buena opción para enfrentarse al zurdo de Boston Brian Johnson.

Por lo tanto, Mejía, que lleva promedio de .379 por porcentaje de embasarse de .429 y slugging de .655 en agosto, vio acción en el jardín izquierdo por cuarta vez este año y segunda vez en espacio de una semana. En el primer inning, el quisqueyano conectó un sencillo productor. Se fue de 3-1 antes de ser removido después de cinco entradas.

No será la última vez que los Padres utilicen esa estrategia. Pero no quieren ponerle a Mejía la etiqueta de guardabosque de medio juego porque quieren que el novato se concentre en mejorar detrás del plato.

Habrá días en que Mejía sea titular en el bosque derecho, pero el equipo considera que tiene suficiente habilidad atlético para poderlo hacer sin mucha práctica.

Mejía disputó 28 juegos en los jardines en la finca de los Indios la temporada pasada entes de ser canjeado a San Diego. Supuestamente no le encanta jugar como guardabosque, pero al parecer ha cedido un poco en ese sentido.

“Creo que siempre que puede estar en el terreno, es algo bueno”, dijo Mejía. “Si puedo ayudar al equipo, es bueno”.

Parte del entusiasmo de Mejía se debe sin duda a las circunstancias. Sigue siendo el cátcher titular de San Diego y ver acción en los jardines una vez a la semana le da más tiempo de juego.

Desde el punto de vista de Mejía, no es un jardinero, simplemente un careta que defiende otra posición de vez en cuando.

“No creo que eso fue precisamente lo que acordamos en un principio, en cuanto a cuál sería el rol”, dijo Mejía. “Pero cuando se presenta una emergencia o si tiene lógica en cierto momento, entonces claro que estoy dispuesto”.

Es posible que el rol de Mejía con los Padres evolucione con el tiempo. Si mejora defensivamente, quizás sea el cátcher titular para 70 por ciento de los juegos. De lo contrario, quizás vea más acción en los jardines. (Eso depende, por supuesto, de los demás bates que tengan los Padres en dichos puestos.)

Pero ahora mismo, Mejía es un receptor. Simplemente es tan productivo que se ha convertido en un guardabosque de medio tiempo también.

Noticias más leídas