Noticia

Comparte

2 abril, 2020

Futbolistas de liga bielorrusa preocupados por continuación de calendario

AP, GINEBRA. — Los futbolistas en Bielorrusia han expresado su preocupación por jugar en el único país europeo cuya primera división sigue en actividad durante la pandemia de coronavirus, dijo el martes el líder del gremio global de estos deportistas.

“Francamente, no es comprensible cómo esto puede continuar”, manifestó Jonas Baer-Hoffmann, secretario general del sindicato de futbolistas FIFPro, quien ofreció una conferencia telefónica de prensa. “Sí, hay jugadores preocupados que se nos han acercado”.

Baer-Hoffman destacó que hay algunos miembros del sindicato en Bielorrusia, pese a que la red de FIFPro no cuenta con una filial en ese país, otrora parte de la Unión Soviética.

Los problemas laborales en el fútbol se multiplican, a medida que una parálisis casi total en el deporte más popular del mundo continúa sin un final a la vista.

FIFPro destacó que ha surgido información sobre lo que sería el primer caso de un club que opta por declararse en quiebra. El Zilina, siete veces campeón de Eslovaquia, tomó esa medida luego de instar a los jugadores a aceptar una rebaja del 80% en su paga, bajo la premisa de “tómenla o déjenla”.

La ayuda estaría en camino por parte de la FIFA, que trabaja en la conformación de un fondo de emergencia por cientos de millones de dólares. Baer-Hoffmann considera que ese fondo debe ayudar a los más vulnerables dentro de una industria que genera miles de millones de dólares.

“Necesitamos salvaguardar a las partes más débiles de esta pirámide”, enfatizó Baer-Hoffman. “Veremos a muchos individuos cuyas vidas dependen de estos clubes más pequeños… Una vez que estos clubes se vayan, no los recuperaremos”.

Aseguró que la FIFA ha estado en la misma página que el sindicato en varias conversaciones.

La liga bielorrusa figura entre las más pobres entre los 55 miembros de la UEFA. Se firmaron nuevos acuerdos de televisión desde el 19 de marzo, cuando comenzó la temporada de liga.

Y la situación ha causado azoro, por la manera en que la nación desdeña las restricciones de distanciamiento social que han estado vigentes en buena parte del mundo.

Los aficionados que ingresaron en los estadios en Bielorrusia el fin de semana recibieron simplemente gel antiséptico, pero pocos utilizaban siquiera mascarillas.

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko se ha mostrado desafiante ante las restricciones al tránsito de la gente.

“Es mejor morir de pie que vivir de rodillas”, ha sentenciado.