Noticia

Comparte

12 mayo, 2020

La valía de Joel Peralta en su estadía con los Gigantes de SFM

SAN FRANCISCO DE MACORÍS.- Cuando se revisan los números de lanzadores en la historia de la franquicia Gigantes del Cibao, es imposible no detenerse a mirar de Joel Peralta, quien vistió en 13 ocasiones la camiseta del equipo de esta ciudad.

Peralta, un lanzador derecho que debutó en el 2001 cuando llevaba el nombre de Pollos del Cibao y realizó su último lanzamiento para la temporada del 2016 como Gigantes del Cibao, dejó un legado dentro de la organización por su entrega, compromiso y dedicación.

El apodo del “Guapo de Bonao” fue algo que inició debido a su manera de lanzar, siempre agresivo, retando a los bateadores, por eso lo de guapo y como es nativo de Bonao, no fue difícil terminar la frase.

En sus 13 temporadas estuvo en el box en 187 partidos y trabajó durante 178.2 entradas donde enfrentó a 744 bateadores, siempre vistiendo el uniforme de los Gigantes del Cibao.

Peralta tuvo marca de 23 triunfos y 10 derrotas como relevista, donde accionó en una oportunidad como cerrador, consiguiendo 10 rescates, dejando su porcentaje de carreras limpias en 3.07

Con 173 ponches Peralta tuvo una buena frecuencia con relación a los 55 bases por bolas en 186.1 entradas de trabajo, dejando su WHIP en 1.14

Peralta tuvo varias temporadas muy destacadas en Lidom, pero fue en el 2004-05 cuando disfrutó de su mejor año tras presentar marca de 7-1 con efectividad en 2.14

Su trabajo en esa temporada fue durante 21.0 entradas donde ponchó a 25 bateadores y transfirió a ocho con su WHIP en 0.95

Muchas de las cosas que Joel hacía para el bien del equipo y sus jugadores no se vieron, solo se quedaban entre la confianza de algunos que teníamos acceso al club house, donde el “Guapo de Bonao” mostraba su liderazgo de manera positiva ayudando a los más jóvenes y motivando a los veteranos a salir a jugar fuerte en cada partido.

Durante la pasada temporada (2019-20) Joel recibió un justo homenaje en el Estadio Julián Javier, donde los fanáticos pudieron acompañarle al igual que sus familiares en el día que fue anunciado oficialmente que era una leyenda Gigante y se colocó su imagen en la instalación.