Noticia

Comparte

20 junio, 2012

Londres contará con nuevas reglas en gimnasia

Nastia Liukin tendría otra medalla de oro en su palmarés si los procedimientos de desempate aprobados para los Juegos Olímpicos de Londres 2012 hubieran estado vigentes cuatro años atrás.

La Federación Internacional de Gimnasia anunció el martes fórmulas simplificadas de desempate que volverán a abrir la posibilidad de que se compartan medallas. Por ejemplo, en las finales, la nota dada a la ejecución será el primer criterio de desempate, seguida por el grado de dificultad.

De prevalecer el empate entre los gimnastas, compartirán la medalla.

Las probabilidades de que ello ocurra son escasas, pues la nota sobre la ejecución suele bastar para que se rompa el desempate entre dos gimnastas. Pero en Beijing 2008, la estadounidense Liukin y la china He Kexin empataron en 16.725 puntos en la final de las barras asimétricas y terminaron con las mismas calificaciones de dificultad y ejecución 7,7 y 9,025. Mediante una complicada fórmula basada en los puntos descontados de la nota de ejecución, se entregó el oro a He y la plata a Liukin.

“No es correcto. Creo que lo correcto es tener dos medallas de oro”, dijo en aquella ocasión el presidente de la Federación Internacional de Gimnasia, Bruno Grandi. “Pero ésta es mi humilde opinión. El COI (Comité Olímpico Internacional) es algo distinto”.

La gimnasia solía entregar medallas del mismo metal a quienes empataban en los Juegos Olímpicos. En una curiosidad del destino, el padre de Liukin, Valeri, recibió una de sus medallas de oro en los Juegos de 1988, luego de que igualó con su compañero del equipo soviético Vladimir Artemov en la barra fija.

Pero el COI pidió que la federación de gimnasia dejara de decretar empates después de Atlanta 1996, y se implementó un sistema de desempate un año después.

En caso de que haya empates en las finales por equipo en Londres, la calificación más baja de un aparato se retirará, y se sumarán las notas restantes. Si ello no rompe el empate, se retirarán las calificaciones adicionales de cada aparato, una a la vez, hasta que haya un ganador. De no haberlo, se decretará la igualdad.

Habrá una fórmula similar para la final del concurso completo. Pero si no hay un triunfador después de retirar las notas por aparato, el total de ejecución de cada gimnasta servirá como el criterio de desempate, seguido por su valor total de dificultad. Si ello no determina un vencedor, prevalecerá el empate.