Noticia

Comparte

28 abril, 2013

Los frutos dorados del tenis de mesa

Diez años después, la Federación Dominicana de Tenis de Mesa se ríe sola al evaluar su controversial decisión de nacionalizar a tres jugadores chinos con vistas a los Juegos Panamericanos del 2003.

Los frutos arrojados por “Luis” Lin Ju, “Nieve” Wu Xue y “Jennifer” Lian Quian han sido muchos desde entonces y están a ojos vista. En sentido figurado no sería exagerado decir que con todas las medallas de oro, plata y bronce que han acumulado se pudiera poner una joyería.

Lin Ju, el que mayores logros ha cosechado de los tres, debutó conquistando la medalla de oro en la modalidad individual, presea que reeditó cuatro años después en los Panam de Rio de Janeiro y bronce en los de Guadalajara 2011.

Nieve, a su vez, obtuvo la presea de plata en esas tres ediciones de la justa continental. En Juegos Centroamericanos vasta decir que en los de Mayaguez (2010) condujeron a la República Dominicana a coronarse campeón en el llamado ping pong.

Él terminó con cuatro preseas, tres de ellas doradas en las modalidades dobles masculino, dobles mixtos y por equipo masculino. Ella acaparó oro junto a Lin Ju en dobles mixtos, plata en dobles femeninos, acompañada por Johenny Valdez y bronce por equipo femenino.

Lian Qian, también de origen asiático, tuvo una destacada actuación en el Campeonato Latinoamericano del 2008, que tuvo lugar en el país. La dupla que integró con Wu Xue consiguió plata y clasificó para los Juegos de Beijing.

Juan Vila satisfecho
“Ha sido un ganar ganar porque nosotros hemos absorbido los valores positivos de los chinos como el respeto, la solidaridad, la hermandad y la disciplina”, resalta Juan Vila, presidente de la Federación Dominicana de Tenis de Mesa.

“Después viene el aspecto técnico. Ellos tienen un nivel técnico está muy por encima del nuestro y eso ha contribuido notablemente”, expresa Vila, un inmortal de ese deporte que en la década del 80 junto a Mario Álvarez Soto, Raymundo Fermín y Roberto Brito formó parte de un grupo que por el dominio establecido en el continente fue denominado “Los Chinos del Caribe”.

“Con ellos hemos adquirido un posicionamiento en el cuadro medallistico a nivel centroamericano, panamericano y mundial muy importante”. manifiesta Vila para luego agregar que Dominicana, en hechos sin precedentes, se coronó campeón en esa disciplina en dos de las tres eventos más importantes que tiene el ciclo olímpico (Panam de Rio y los Juegos de Mayaguez).

“La vida no es eterna y la federación está consciente de que a ellos le queda este ciclo olímpico”, apunta dejando abierta la posibilidad de contratar nuevos chinos en el futuro.

Ellos se benefician
Para Nieves Xue y para Lin Ju ha sido de gran provecho también el haberse decidido jugar con la camiseta tricolor. Además de que están protegidos por el PARNI, por cada medallas alcanzadas en los Juegos Panamericanos y Centroamericanos el gobierno los ha premiado con apartamentos y dinero en efectivo.

“Este país nos ha dado muchas oportunidades de jugar en los principales eventos internacionales”, declara Nieve en un claro español. “Estamos muy contentos con eso porque con China no hubiera sido posible”.

Destaca que ello le abrió la posibilidad de competir en los Juegos Olímpicos de Beijing, de donde es oriunda, en el año 2008.

“Jugar ante mi gente en unas olimpíadas y llegar a los cuartos de finales ha sido el momento más feliz de mi carrera”, enfatiza la dócil chinita, quien como sus compañeros está en su último ciclo olímpico. “El tiempo ha pasado muy rápido”, apunta Lin Ju. Las huellas que le ha dejado se notan en el pelo. Cuando vino por vez primera en mayo del 2003 tenía una cabellera negra y abundante.

Hoy la misma se ha encanecido y prefiere un corte casi al ras.

“Aquí me he sentido muy cómodo, todos son como mi familia”, puntualiza “Luis”, quien reside en Francia y como Nieve suele venir al país cuando tiene competencias internacionales.

Contrario a como ocurre con la mayoría de los chinos que residen aquí, a ellos dos le gusta el arroz con habichuela, la carne de res, la yuca y frutas como el guineo, la piña y el mango. “Me gusta mucho el arroz con habichuela, la yuca y otras cosas más porque es que yo soy dominicana”, subraya Nieve, quien ha tenido una gran influencia en la hoy estelar jugadora santiagués Eva Brito.

“Nosotros hemos tratado de verlos como parte de la familia, no simplemente como unos jugadores que se han nacionalizado”, manifiesta la ex-tenimesista Olga Vila, ganadora junto a Nieve de la chapa de bronce en pareja en los Panam del 2003.

“Yo pienso que ellos se han dado cuenta de que los queremos”, agrega Olga, ganadora junto a Nieve de la chapa de bronce en pareja en los Panam del 2003.