Noticia

Comparte

15 mayo, 2020

Marileidy Paulino sintió frustración al saber sueño olímpico seguiría en espera

David A. Hernández, SANTO DOMINGO.- Tras prepararse por alrededor de un año para alcanzar el sueño de llegar a unos Juegos Olímpicos, sin saber que serían pospuestos, la velocista Marileidy Paulino manifestó que se sintió frustrada al pensar que su ilusión debía prolongarse un tiempo más a causa del Covid-19.

La especialista en 100 y 200 metros (mts) planos, la cual se preparaba en Cuba para participar en el preolímpico de atletismo, afirmó que derramó lágrimas de impotencia al saber que se esforzaba para una competición que sería movida de fecha.

“Lloré porque sabía lo que tenía en mis pies. Me afectó porque durante la preparación ya estaba empezando a mejorar”, indicó la medallista de plata en 200 mts planos de los pasados  Juegos Mundiales  Militares 2019 al ser entrevistada para las plataformas digitales del Comité Olímpico Dominicano (Colimdo).

Paulino, quien trabajaba fuertemente antes del parón mundial junto al entrenador Yassen Pérez para incursionar a tiempo completo en los 400 mts, señaló que cada vez que habla del tema se le “engrifan los pelos” pero que mentalmente ha ido superando la situación.

Dijo sentirse con “más ganas, ansias, deseos y fuerzas” de poder dar un buen resultado, asegurando que se preparará “mejor que nunca” para cumplir el sueño de llegar a unos Juegos Olímpicos y congraciarse con una medalla.

“Siempre he pensado en lo grande que quiero ser. Soy una persona que se esfuerza mucho en lo que quiere lograr”, confesó la atleta de 23 años de edad.

La nativa de Don Gregorio, Nizao, rompió la marca nacional de los 400 mts en febrero al registrar un tiempo de 51 segundos con 88 décimas (51.88).

Con apenas tres años y medio en el atletismo, además de la medalla obtenida en los Juegos Mundiales Militares,  ha tenido la oportunidad de participar en eventos internacionales como el Mundial de Atletismo celebrado en Doha el año pasado donde quedó en el puesto 17 de 57 competidoras en los 200 mts.

“El Mundial en Doha y los Juegos Mundiales  Militares han sido experiencias magnificas para mi crecimiento. Los resultados que obtuve me hacen sentir más cerca de entrar a los Juegos Olímpicos”, resaltó la también integrante de la cuarteta 4×100, ganadora de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla (2018).

Recordó que antes de llegar al atletismo era una apasionada del balonmano e intentó formar parte de la selección nacional de ese deporte, no obstante indica que las carencias económicas le hicieron hacer el cambio.

Relata que luego de sobresalir en una prueba de salto en la escuela, el señor Heriberto García la llevó donde Ramón Valdez para que viera sus condiciones atléticas y quien luego hizo las gestiones para que se convirtiera en militar.

“No me gustaba para nada el atletismo. Hice el cambio por necesidad, me iba a ganar cinco mil pesos por correr como militar. No me arrepiento porque en el nivel que me encuentro, ni balonmano, ni nadie me saca de atletismo”, aseguró.

Destaca que en sus inicios fueron varias las ocasiones donde estuvo a punto de abandonar, sin embargo siempre escuchaba una voz que le decía “vamos que tú puedes”.

Aprovechó la oportunidad para agradecer al entrenador de la selección nacional Yassen Pérez, a quien considera como un padre.

Como buena banileja admitió que gastronómicamente es débil con el mango y que le gusta comer pescado.

A causa de la pandemia, resalta que madruga todos los días para irse a las 6:30 de la mañana a entrenar al estadio de béisbol de su natal Don Gregorio.

Noticias más leídas