Noticia

Comparte

13 junio, 2020

MLB y sindicato permanecen divididos sobre los salarios prorrateados completos

ESPN. La última propuesta económica de las Grandes Ligas a los jugadores cierra ligeramente la brecha financiera entre los bandos, pero aún se muestra tímida ante el deseo del sindicato de salarios prorrateados, dejando a los bandos en una coyuntura crítica mientras trabajan para lograr un acuerdo de regreso al juego.

La oferta de la liga, entregada al sindicato el viernes por la tarde, requiere una temporada de 72 juegos y que los jugadores recibieran el 80% de sus salarios prorrateados. La compensación total sería de $1.27 mil millones garantizados y puede llegar a un máximo de $1.5 mil millones, además de $50 millones adicionales que se destinarían a los equipos de playoffs, lo que hace que el porcentaje general aumente a un 83%. Los playoffs se ampliarían de 10 a 16 equipos y los jugadores tendrían la opción de implementar o anular la oferta calificada, que ha sofocado a los agentes libres en el pasado.

La oferta anterior había alcanzado los $1.432 mil millones en compensación total. MLB dio a los jugadores hasta el domingo para aceptar la oferta.

La oferta también incluye un roster de 30 jugadores en las primeras dos semanas de la temporada, 28 para las próximas dos semanas y 26 después de eso. Los rosters ya se habían ampliado a 26 jugadores esta temporada.

La contraoferta llega justo después de la propuesta del sindicato hecha el martes para una temporada de 89 juegos que pagaría sus salarios prorrateados completos. El deseo de la liga de lograr un recorte de esos números ha sido un punto de conflicto constante en las negociaciones, con los jugadores cavando en medio de la capacidad de la liga de ordenar un calendario con la duración deseada.

Si las partes no pueden llegar a un acuerdo, el comisionado Rob Manfred implementará un calendario más corto en el rango de 48 a 55 juegos, según las fuentes. El acuerdo de marzo entre la liga y los jugadores le permite a la liga establecer un calendario.

Si bien los jugadores están atrincherados en su posición de lograr un pago prorrateado completo, la liga está igualmente firme en que la temporada termine el 27 de septiembre, por lo que la duración de la temporada en esta propuesta no llega al calendario de 76 juegos que propuso el lunes por la mañana. Al igual que el plan original de la liga, se ofrecía a los jugadores el 50% de su pago prorrateado completo con un bono de reserva si se juegan los playoffs. La preocupación de MLB por cuestiones relacionadas con el coronavirus, así como el deseo de las cadenas de televisión de mantener la postemporada en octubre, ha llevado a sus ofertas para tener temporadas más cortas.

Sin embargo, Manfred dijo el miércoles que “inequívocamente vamos a jugar béisbol de Grandes Ligas este año”, poniendo la probabilidad en un “100%”.

La disposición de la liga para satisfacer la solicitud de los jugadores de salarios prorrateados completos sigue siendo el mayor abismo entre las partes. Aunque ambos reconocen que una temporada corta sería aún más perjudicial para el deporte de lo que ya han sido sus peleas, un acuerdo sigue siendo inexistente.

Ambas partes esperaban estar ya en los entrenamientos primaverales versión 2.0 para el miércoles. Lo más temprano que los equipos podrían comenzar a reunirse en este punto sería el 22 de junio, y con un período de tres semanas para prepararse para una temporada, un comienzo a mediados de julio es el resultado más probable para una temporada más larga. Con cada día que pasa también disminuye la duración potencial de una temporada, lo que probablemente provocará un enfrentamiento final en los próximos días, según las fuentes.

Va a haber un acuerdo, o habrá una temporada corta, y en ese momento se espera que el sindicato presente una queja contra la liga por no programar una temporada tan completa como podría, como se estableció de forma obligatoria en el acuerdo de marzo. El contrato también estipula que la liga tenga en cuenta las consideraciones financieras y otros determinantes al tomar esa decisión.

La discordia entre las partes sigue siendo alta a medida que MLB se dirige a un crítico año 2021, durante el cual expirará su actual acuerdo de relaciones laborales. Sus problemas podrían convertirse en problemas aún mayores, particularmente en ausencia de un acuerdo para reiniciar la temporada ahora.