Noticia

Comparte

16 julio, 2020

Peloteros desertores podrían regresar a selección cubana

ESPN.- Los peloteros que desertaron de Cuba para jugar en las Grandes Ligas de Estados Unidos y otros circuitos del mundo podrían tener la oportunidad de volver a vestir la camiseta de la legendaria selección de su país, admitió públicamente por primera vez la mayor autoridad del béisbol de la mayor de las Antillas.

Durante una participación en el programa de televisión “La Jugada Perfecta”, que se transmite en varios canales de la Isla, el presidente de la Federación Cubana de Béisbol (FCB), Higinio Vélez, habló de la posibilidad de que Cuba tenga un equipo unificado para futuros eventos internacionales.

“En estos momentos es un tema que está en estudio, teniendo la experiencia de otros deportes y teniendo nuestra propia experiencia. Hay jugadores que han jugado en Grandes Ligas y hoy juegan en Cuba. Todos los jugadores que quieran, las puertas están abiertas”, dijo Vélez, respondiendo una pregunta del periodista Héctor Villar.

“Los brazos están abiertos, todos son cubanos, que quieran jugar o no. En aquel momento (en el pasado) se vetó solamente a aquellos atletas que habían abandonado delegaciones. Todo es un proyecto, todo está en estudio y esperamos que todo tenga un final muy feliz”, agregó el dirigente.

El término “unificado” para una selección que además de los peloteros que viven en el país incluyera a las estrellas cubanas que militan en las ligas mayores de Estados Unidos comenzó a tomar vigencia durante los preparativos para el cuarto Clásico Mundial de Béisbol, que tuvo lugar en marzo del 2017.

Antes que la pandemia del coronavirus congelara la organización del Clásico Mundial del 2021, diferentes peloteros cubanos de las ligas mayores habían expresado su interés en tener la oportunidad de volver a vestir la camiseta de la selección nacional. El inicialista José Abreu, de los Chicago White Sox; el cerrador Aroldis Chapman, de los New York Yankees, y el jardinero Yasiel Puig, de los Atlanta Braves, llevaron la voz cantante del tema.

Por décadas, el gobierno comunista de Cuba tildó de traidores a la patria a los jugadores que escaparon del país para jugar pelota profesional. Pero los tiempos han cambiado y Cuba recientemente ha flexibilizado su postura al respecto.

En diciembre del 2015, una delegación de jugadores de Grandes Ligas, que incluyó a Abreu y su entonces compañero Alexei Ramírez, al receptor Brayan Peña y a Puig, visitó Cuba para dar clínicas de béisbol a jóvenes cubanos.

Posteriormente, y como parte de las negociaciones para reestablecer las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba que condujeron los entonces presidentes Barack Obama y Raúl Castro, los Tampa Bay Rays jugaron un partido de exhibición contra una selección cubana en el legendario Estadio Latinoamericano de La Habana, en marzo del 2016.

En diciembre del 2018, las autoridades cubanas y la oficina del comisionado de las Grandes Ligas (MLB) firmaron un acuerdo que habría permitido a los peloteros cubanos jugar en la MLB sin verse obligados a desertar de la Isla y correr el riesgo de que se les prohibiera regresar.

El pacto, que fue cancelado por la administración del presidente Donald Trump en abril del 2019, permitía al gobierno cubano cobrar una tarifa a los equipos de la MLB que reclutaran jugadores cubanos.

El año pasado, varios peloteros cubanos que militaron por años en circuitos profesionales de Estados Unidos, incluido las Mayores, como el torpedero Erisbel Arruebarrena, regresaron a Cuba para jugar en la popular Serie Nacional. Arrebarruena finalmente se convirtió en el primer exligas mayores en volver a vestir el uniforme de la selección nacional.

“No hablaría de equipo unificado. Cubanos somos todos”, dijo Vélez.

“Estos atletas que están fuera hoy en día, por diferentes razones, las cuales todo el mundo conoce, y muchas de ellas fundamentalmente económicas, no por problemas ideológicos ni mucho menos, algunos fueron inducidos, otros fueron engañados, pero somos cubanos todos y nosotros siempre hemos hablado del equipo Cuba”, explicó Vélez.