Noticia

Comparte

2 agosto, 2020

Presidente del Licey afirma sin recorte salarial sería imposible jugar temporada 2020-21

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El doctor Domingo Pichardo, presidente de los Tigres del Licey, dijo que para la próxima temporada de béisbol otoño-invernal se debe aplicar obligatoriamente un tope salarial para todos los jugadores.

Pichardo aseguró que hay muchas dudas acerca del próximo torneo y que todos los equipos y sus jugadores deben unir esfuerzos para encontrar las alternativas que permitan jugar béisbol.

Los señalamientos de Pichardo fueron realizados en una entrevista para el programa Figuras del Deporte, conducido por el cronista deportivo Camilo de la Cruz

Próxima temporada en medio del COVID-19

El doctor Pichardo, indicó que para la próxima temporada, la liga y su propio equipo, los Tigres del Licey afrontarán muchos problemas económicos durante todo el trayecto, debido a que la comercialización está por el suelo.

Siendo el Licey, un club que depende únicamente de su comercialización, tener que vender para sostenerse es la única alternativa, y en medio de la pandemia del COVID-19, Pichardo entiende que los peloteros veteranos deben someterse a una reducción salarial para entrar al terreno de juego, porque de lo contrario será muy difícil para el conjunto tener estrellas en su roster.

“Nuestro béisbol es pobre. Todo lo que se comercializa en el Licey es para invertir en nuestro propio club. Los sueldos se están desproporcionando, si seguimos pagando sueldos tan elevados será imposible sostener el torneo”, manifestó el presidente del equipo azul.

Propuesta del tope salarial a Lidom

Monchincito, aseguró que en la próxima reunión con la plena de la liga, formalizará una propuesta que contemple un tope salarial para todos los equipos y que aquellos que no se acojan al límite sean sancionados con multas, que vayan en beneficio económico a los que si ajustan a las medidas.

“En esta temporada si queremos jugar béisbol de calidad, hay que tomar medidas muy duras, los peloteros deben ceder un poco en beneficio del béisbol, de la fanaticada y del deporte en nuestro país”, dijo Pichardo.

Con relación a los peloteros importados, Pichardo indicó que el trato monetario debe ser igual, por lo tanto también serán sometidos al recorte salarial en busca de un equilibrio con el pelotero dominicano, que es el principal activo del torneo.

“Nuestras ventas se han reducido a un 60%, por lo tanto en caso de que nuestros peloteros no acepten el recorte salarial y de seguir perdiendo patrocinio sería muy difícil jugar esta temporada”, concluyó.

La temporada de béisbol profesional está prevista para iniciar el próximo 30 de octubre del año en curso.