Noticia

Comparte

10 marzo, 2020

Profesionales del hipismo, acusados de dopar caballos ilegalmente

ESPN, NEW YORK. – Más de dos docenas de entrenadores de caballos, veterinarios y otros han sido acusados de lo que las autoridades describen como un esquema internacional generalizado para drogar a los caballos para que corran más rápido.

Los cargos se detallaron en cuatro acusaciones presentadas el lunes en la corte federal de Manhattan. Los cargos presentados contra 27 personas incluyen adulteración de drogas y conspiración para falsear marcas.

Entre los acusados se encontraba el entrenador Jason Servis, entrenador de Maximum Security, quien fue acusado de usar PED en “prácticamente todos los caballos de carreras bajo su control”, según la acusación. Maximum Security brevemente terminó primero en el Derby de Kentucky antes de ser descalificado por interferencia.

Maximum Security ganó el Florida Derby, Haskell Invitational, Bold Ruler Handicap y Cigar Mile. El mes pasado, Maximum Security obtuvo la mayor tajada en la Saudi Cup, la carrera más rica del mundo con $10 millones en premios.

El fiscal estadounidense Geoffrey S. Berman programó una conferencia de prensa para discutir los cargos, que supuestamente afectaron las carreras en New York, New Jersey, Florida, Ohio, Kentucky y Emiratos Árabes Unidos.

Las autoridades dijeron que los participantes en el fraude engañaron a las agencias gubernamentales, incluidos los reguladores federales y estatales, la Aduana y Protección Fronteriza de EE.UU., varios reguladores estatales de carreras de caballos y el público que apuesta.

Los fiscales señalaron en las acusaciones que las carreras de caballos profesionales son una industria de $100 mil millones seguida por millones de fanáticos en todo el mundo.

Según las acusaciones, los vendedores y distribuidores de drogas conocidas como “constructores de sangre” para estimular la resistencia de un caballo se han infiltrado en la industria de las carreras de caballos durante al menos la última década.

Las autoridades dicen que las drogas pueden causar que los caballos se esfuercen demasiado, provocando problemas cardíacos o la muerte.

Las acusaciones dicen que otras drogas, utilizadas para atenuar la sensibilidad al dolor de un caballo y mejorar su rendimiento, también podrían provocar fracturas en sus patas.

Noticias más leídas