Noticia

Comparte

11 junio, 2020

Rory McIlroy se siente “seguro” y “afilado” para regreso de la PGA

AFP.- El número uno del golf mundial, Rory McIlroy, dijo el miércoles que se siente “seguro” y “afilado” para la reanudación el jueves del circuito estadounidense de la PGA tras la suspensión por el coronavirus.

El norirlandés reaparecerá en el torneo de Fort Worth (Texas) en un ambiente muy distinto a cuando se decretó el parón tres meses atrás, comenzando porque no se permitirá el acceso de los aficionados al Colonial Country Club.

Los organizadores han tratado de crear un entorno de seguridad para los golfistas con la puesta en marcha de medidas de prevención como tests de coronavirus, tomas de temperatura y el uso de mascarillas y guantes.

“Realmente se siente seguro. Todo lo que se ha implementado para nosotros se ha sentido muy seguro”, declaró McIlroy.

“Hay desinfectante por donde quiera que mires. Me siento seguro y diría que básicamente todos los demás que están aquí sienten lo mismo”, afirmó.

McIlroy, ganador de cuatro torneos de Grand Slam, dijo que su juego está al mejor nivel posible después de tanto tiempo sin competir.

“Intenté jugar con golfistas de alto nivel y ver cómo me medía con ellos”, relató.

“Siento que mi juego está bastante afilado (…) El primer par de días aquí serán la verdadera prueba”, afirmó el norirlandés, de 31 años.

La expansión de la pandemia llevó a la PGA a interrumpir abruptamente el circuito en marzo tras la primera ronda del Players Championship.

Ahora que prácticamente el resto de los deportes siguen sin regresar, McIlroy siente que los focos estarán puestos en lo que ocurra a partir del jueves en Fort Worth.

“Esta semana es muy importante. El golf estará en el centro del mundo deportivo”, subrayó. “Será algo bueno para que la gente tenga algo que ver en la televisión donde no se sepa el resultado”.

El norirlandés asume que el recorrido tendrá una atmósfera extraña sin la presencia de los aficionados, que no podrán volver a los eventos de PGA hasta el Memorial Tournament en julio.

“Será un poco raro, no se recibirán aplausos ni respuestas a buenos golpes”, dijo. “Es con lo que tendremos que vivir en el futuro inmediato”.

Respecto a la Copa Ryder, programada para septiembre en Whistling Straits (Wisconsin), McIlroy reiteró que no ve posibilidades de que se dispute si los espectadores no pueden asistir.

“Estoy bastante seguro de que no seguirá adelante sin espectadores” afirmó “No creo que sea una opción a considerar (jugar un evento así), sin aficionados”.