Noticia

Comparte

23 octubre, 2020

Sojo se define como manager agresivo y comunicativo

SANTO DOMINGO.- El venezolano Luis Sojo se identificó como un dirigente con estilo agresivo, que da una enorme importancia a la comunicación y dar confianza a sus jugadores y se mostró muy contento de contar con el talento que ha encontrado al incorporarse a los entrenamientos de los Tigres del Licey para la temporada 2020-2021.

En su primera declaración pública en el país en una conferencia virtual, vía Zoom, luego de dirigir dos jornadas de prácticas, afirmó que dentro del dogout le gusta sentirse como un pelotero más para interactuar con todos y dijo pensar que un manager es más bien un psicólogo que busca enterarse de situaciones que lleva el jugador al terreno, con la intención de que se siente motivado.

Se manifestó muy contento por la cantidad de jugadores talentosos que encontró a su arribo, a los que irá conociendo sobre la marcha. “Cuando llegas a un campo de entrenamientos y ve a un Hansel Hobles, un Ervin Santana, un Emilio Bonifacio ya integrados hace sentir a uno muy contento”, expuso.

“Tener a estos caballeros ya incorporados habla mucho de la mentalidad que tienen los Tigres del Licey para este año y eso me tiene muy contento”, acotó Sojo, quien afirmó que no espera a determinado jugador, porque los espera a todos, puesto es muy motivador no solo se depende de determinado pelotero.

Explicó que no le gustan los individualismos, sobre quién impresiona o no, ya que dirigir es un trabajo de evaluación general de un equipo y los jugadores se van integrando y van impresionando con su bateo, defensa o los lanzadores con sus pitcheos.

Adujo que el Licey cuenta con muchos peloteros con grandes condiciones y muy buen nivel de juego, que se va familiarizando con ellos y evaluándolos para ver cómo se sienten en lo físico y lo mental.

“Seguiremos tocando temas importantes en relación a cada uno de ellos. Mi rol es identificarme con cada uno, dándome a conocer, que me conozcan. Hasta ahora todo va muy bien”, manifestó Sojo, quien se convertirá en el primer venezolano en dirigir al más tradicional y glorioso conjunto de la pelota invernal quisqueyana y el más exitoso del béisbol latinoamericano.

Sobre el proceso de ir conociendo a cada uno de los jugadores, enfatizó que tiene un grupo de técnicos que lo están ayudando muchísimo, y eso se va notando diariamente, a medida que van tratando con los peloteros.

“Solo tengo dos días, vamos a seguir trabajando al frente del equipo. Los que me han visto en los entrenamiento se dieron cuenta que ando dando vueltas por todos los lados, conociendo la dinámica de cada uno de los peloteros”, confesó.

Respecto a los lanzadores, dijo que la referencia que tiene de cada es muy positiva, que les gusta la competencia, les gusta estar en la loma,”y por supuesto, que tenemos uno de los mejores line up en toda la Liga”.

“Esto me tiene muy contento, pero a medida que comiencen los juegos y empecemos  a ver cada uno de ellos y ver cómo se sienten, como están, eso es también parte de nuestras evaluación y vienen cosas que vamos a ir observando todas las semanas”, siguió.

Cuestionado sobre su estilo de dirigir, apuntó: “Son un manager que el juego me va llevando a situaciones; mi características es que por tradición he sido un manager agresivo, siempre me gusta correr, pero sabiendo que tengo las piezas, porque si tengo un equipo que no corre muy bien o un line up ofensivo, más no con velocidad, uno se va adaptando a esa serie de situaciones”.

Insistió en que le gusta dar confianza a sus peloteros, que quiere sentirse como si fuera uno más dentro del dogout, “que ellos se sientan cómodos a la hora de conversar conmigo y que interactuemos sobre la situación del juego”.

“La confianza y la determinación en el juego todos los días es fundamental para mí. Eso es lo que quiero, transmitirle confianza en el juego, no solo del manager, sino también de los entrenadores”.

Sobre el torneo dijo que será muy corto, pero muy fuerte por la gran cantidad de buenos jugadores que esperan todos los equipos.

En cuanto a la falta de aficionados, dijo que no dirige pensando en los fanáticos que están en las gradas, sino en el juego y en eso es que se enfoca.

Agregó que el manager es como un fanático más, que está sentado observando el juego, pero con la responsabilidad de motivar a los jugadores dentro del clubhouse y el dogout.